Sentido del cuerpo

Ir abajo

Sentido del cuerpo

Mensaje  julian403 el Lun Dic 31, 2012 2:20 am

¿Los seres humanos tienen cuerpo debido a que hay más de un ser que tiene la misma forma, esencia, que es "humanidad"?, es decir, que el cuerpo es la distinción entre seres de una misma naturaleza. Cosa que no sucede en los ángeles, es decir, estos no tienen cuerpo debido a que hay un solo ser por cada forma espiritual. Los ángeles tienen conocimiento y voluntad al ser seres intelectuales puros, si hubiera dos ángeles que tengan exactamente el mismo conocimiento entonces estos tendrían cuerpo, de manera de distinguir a esos seres de la misma forma. ¿esto es así?

saludos y bendiciones.

julian403

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 31/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentido del cuerpo

Mensaje  Oscar Antezana el Miér Ene 02, 2013 9:16 am

Los seres humanos tienen cuerpo porque viven en un mundo material. La materia está atrapada en espacio y tiempo y otras variables físicas como temperatura, etc. son susceptibles de ser medidos, aunque estas variables no son absolutas, sino relativas. Por otro lado, la esencia del ser hace la diferencia del nivel espiritual en el que estamos inmersos, por ejemplo, no es lo mismo la existencia de una planta que la de una persona, aunque ambos tengan vida y tengan un cuerpo.
No hay un solo ser por cada forma espiritual y por eso también existen categorías de ángeles. Las nueve categorías de ángeles o los 9 coros angélicos, agrupados en tres jerarquías son según algunas antiguas tradiciones las siguientes:
• Serafines - del griego "séraph", abrazar, quemar, consumir. Asisten ante el trono de Dios y es su privilegio estar unidos a Dios de manera más íntima, en los ardores de la caridad.
• Querubines - del hebreo "chérub", que San Jerónimo y San Agustín interpretan como "plenitud de sabiduría y ciencia". Asisten también ante el trono de Dios, y es su privilegio ver la verdad de un modo superior a todos los otros Ángeles que están bajo ellos.
• Tronos - algunas veces son llamados "Sedes Dei", (Sedes de Dios). También asisten ante el trono de Dios, y es su misión asistir a los Ángeles inferiores en la proporción necesaria.
• Dominaciones - Son así llamados porque dominan sobre todas las órdenes angélicas encargadas de ejecutar la voluntad de Dios. Distribuyen a los Ángeles inferiores sus funciones y sus ministerios.
• Potestades - O "conductores del orden sagrado", ejecutan las grandes acciones que tocan en el gobierno universal del mundo y de la Iglesia, operando para eso prodigios y milagros extraordinarios.
• Virtudes - cuyo nombre significa "fuerza", son encargados de eliminar los obstáculos que se oponen al cumplimento de las órdenes de Dios, apartando a los Ángeles malos que asedian a las naciones para desviarlas de su fin, y manteniendo así las criaturas y el orden de la Divina Providencia.
• Principados - Como su nombre indica, están revestidos de una autoridad especial: son los que presiden los reinos, las provincias, y las diócesis; son así denominados por el hecho de que su acción es más extensa y universal.
• Arcángeles - son enviados por Dios en misiones de mayor importancia junto a los hombres.
• Ángeles - los que tienen la guarda de cada hombre en particular, para desviarlo del mal y encaminarlo al bien, defenderlo contra sus enemigos visibles e invisibles, y conducirlo al camino de la salvación. Velan por su vida espiritual y corporal y, a cada instante, le comunican las luces, fuerzas y gracias que necesitan.
Los hombres, tienen cuerpo y alma (la carne) y espíritu. El llamado de todo hombre es ser santo. Los santos o la iglesia triunfante tendrán una jerarquía aún mayor aún que la de los ángeles y su lugar es estar más cerca de Dios, hay quienes ya gozan de esa santa presencia, como por ejemplo, la Madre de Jesús, quien ha alcanzado ese nivel de santidad que ha sido llevada en cuerpo ante la gloria de Dios.
Para tener forma hay que estar atrapado en el mundo de abajo o el mundo material. Los ángeles lo que tienen son misiones y su nombre significa (de hecho la palabra ángel, significa mensajero), o está relacionado con la misión que Dios les da.
El conocimiento que tienen es el que Dios les da. No puedes habar con un ángel ni preguntarle su nombre porque sólo a Dios obedecen, acercarte a n ángel sería como tentarle.
Repito que nuestra vocación es ser santos. Lo que está en el cielo está escondido para nosotros hasta el día en que vayamos a la presencia de Dios y lo poco que sabemos es debido a alunas revelaciones y tradiciones muy antiguas. Te pregunto ¿para qué querer saber cómo es el más allá y la eternidad, cuando nos toca vivir aquí y ahora? ¿conocemos lo suficiente esta vida y este mundo como para estar preparados para entender la vida futura?
¡Viva Jesús en nuestros corazones, Por siempre!
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 429
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentido del cuerpo

Mensaje  julian403 el Miér Ene 02, 2013 9:58 pm

Los seres humanos tienen cuerpo porque viven en un mundo material

¿Y cuál es el motivo de que vivan en un mundo material a diferencia de los espíritus puros? Porque el motivo de que la materia esté sujeta a leyes, es decir, tenga masa, ocupe un lugar en el espacio, etc. tiene esa condición por el pecado original. Porque el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo después de la resurrección no ocupa un lugar en el espacio ni está limitado por las leyes físicas. Ese cuerpo no vive en un mundo material, tomando material como la condición de la materia de que sea divisible, ocupe lugar en el espacio, etc. Así que el sentido del cuerpo tiene que ser diferente.

No hay un solo ser por cada forma espiritual y por eso también existen categorías de ángeles. Las nueve categorías de ángeles o los 9 coros angélicos, agrupados en tres jerarquías son según algunas antiguas tradiciones las siguientes

A lo que me refería con forma, es que los ángeles al ser espíritus puros solo están compuestos por conocimiento y del conocimiento tienen voluntad (según la suma teológica de santo tomás). Por lo tanto lo que difiere en los ángeles es el conocimiento que tienen (que es dado en el momento de la creación por Dios.) a mayor perfección más contemplan.

Los hombres, tienen cuerpo y alma (la carne) y espíritu. El llamado de todo hombre es ser santo. Los santos o la iglesia triunfante tendrán una jerarquía aún mayor aún que la de los ángeles y su lugar es estar más cerca de Dios, hay quienes ya gozan de esa santa presencia, como por ejemplo, la Madre de Jesús, quien ha alcanzado ese nivel de santidad que ha sido llevada en cuerpo ante la gloria de Dios.

por favor ruego que me respondas la siguiente pregunta. Porque este tema lo he preguntado a mucha gente y no me han sabido responder ¿es verdad que el hombre estará más cerca de Dios que los ángeles? y cuando dices ángeles ¿te refieres solamente a ese coro o a todos los espíritus puros? ¿en que parte de la escritura se menciona esto?

desde ya gracias y bendiciones.

julian403

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 31/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentido del cuerpo

Mensaje  Oscar Antezana el Miér Ene 09, 2013 10:01 am

Los santos comienzan su vida en la tierra, cuando se habla de los santos se refiere a la iglesia, en la tierra (iglesia militante) y en el cielo (iglesia triunfante), para llegar a esta gloria para ser espíritus puros, vamos a pasar por una purificación (iglesia en el purgatorio).
veamos lo que dice el catesismo:
II EL CIELO
1023 Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, viven para siempre con Cristo. Son para siempre semejantes a Dios, porque lo ven "tal cual es" (1 Jn 3, 2), cara a cara (Cf. 1 Co 13, 12; Ap 22, 4):

Definimos con la autoridad apostólica: que, según la disposición general de Dios, las almas de todos los santos... y de todos los demás fieles muertos después de recibir el bautismo de Cristo en los que no había nada que purificar cuando murieron;... o en caso de que tuvieran o tengan algo que purificar, una vez que estén purificadas después de la muerte... aun antes de la reasunción de sus cuerpos y del juicio final, después de la Ascensión al cielo del Salvador, Jesucristo Nuestro Señor, estuvieron, están y estarán en el cielo, en el reino de los cielos y paraíso celestial con Cristo, admitidos en la compañía de los ángeles. Y después de la muerte y pasión de nuestro Señor Jesucristo vieron y ven la divina esencia con una visión intuitiva y cara a cara, sin mediación de ninguna criatura (Benedicto XII: DS 1000; Cf. LG 49).

1024 Esta vida perfecta con la Santísima Trinidad, esta comunión de vida y de amor con Ella, con la Virgen María, los ángeles y todos los bienaventurados se llama "el cielo". El cielo es el fin último y la realización de las aspiraciones más profundas del hombre, el estado supremo y definitivo de dicha.
1025 Vivir en el cielo es "estar con Cristo" (Cf. Jn 14, 3; Flp 1, 23; 1 Ts 4,17). Los elegidos viven "en Él", aún más, tienen allí, o mejor, encuentran allí su verdadera identidad, su propio nombre (Cf. Ap 2, 17):
Pues la vida es estar con Cristo; donde está Cristo, allí está la vida, allí está el reino (San Ambrosio, Luc. 10,121).
1026 Por su muerte y su Resurrección Jesucristo nos ha "abierto" el cielo. La vida de los bienaventurados consiste en la plena posesión de los frutos de la redención realizada por Cristo quien asocia a su glorificación celestial a aquellos que han creído en Él y que han permanecido fieles a su voluntad. El cielo es la comunidad bienaventurada de todos los que están perfectamente incorporados a Él.
1027 Este misterio de comunión bienaventurada con Dios y con todos los que están en Cristo sobrepasa toda comprensión y toda representación. La Escritura nos habla de ella en imágenes: vida, luz, paz, banquete de bodas, vino del reino, casa del Padre, Jerusalén celeste, paraíso: "Lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, lo que Dios preparó para los que le aman" (1 Co 2, 9).
1028 A causa de su trascendencia, Dios no puede ser visto tal cual es más que cuando El mismo abre su Misterio a la contemplación inmediata del hombre y le da la capacidad para ello. Esta contemplación de Dios en su gloria celestial es llamada por la Iglesia "la visión beatífica":
¡Cuál no será tu gloria y tu dicha!: Ser admitido a ver a Dios, tener el honor de participar en las alegrías de la salvación y de la luz eterna en compañía de Cristo, el Señor tu Dios..., gozar en el Reino de los cielos en compañía de los justos y de los amigos de Dios, las alegrías de la inmortalidad alcanzada (San Cipriano, ep. 56, 10, 1).
1029 En la gloria del cielo, los bienaventurados continúan cumpliendo con alegría la voluntad de Dios con relación a los demás hombres y a la creación entera. Ya reinan con Cristo; con Él "ellos reinarán por los siglos de los siglos” (Ap 22, 5; Cf. Mt 25, 21.23).

Los santos seremos más que los ángeles por vocación. Porque nuestro destino es estar de frente a Dios, y seremos para siempre semejantes a Dios.

Con respecto a los ángeles el catesismo dice:

I LOS ÁNGELES

La existencia de los ángeles, una verdad de fe

328 La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.

Quiénes son los ángeles
329 S. Agustín dice respecto a ellos: "Angelus officii nomen est, non naturae. Quaeris numen huins naturae, spiritus est; quaeris officium, ángelus est: ex eo quad est, spiritus est, ex eo quod agit, ángelus" ("El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel") (Psal. 103, 1, 15). Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan "constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos" (Mt 18, 10), son "agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra" (Sal 103, 20).
330 En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales (Cf. Pío XII: DS 3891) e inmortales (Cf. Lc 20, 36). Superan en perfección a todas las criaturas visibles. El resplandor de su gloria da testimonio de ello (Cf. Dn 10, 9-12).

Cristo "con todos sus ángeles"
331 Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles..." (Mt 25, 31). Le pertenecen porque fueron creados por y para El: "Porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: todo fue creado por él y para él" (Col 1, 16). Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: "¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?" (Hb 1, 14).
332 Desde la creación (Cf. Jb 38, 7, donde los ángeles son llamados "hijos de Dios") y a lo largo de toda la historia de la salvación, los encontramos, anunciando de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino de su realización: cierran el paraíso terrenal (Cf. Gn 3, 24), protegen a Lot (Cf. Gn 19), salvan a Agar y a su hijo (Cf. Gn 21, 17), detienen la mano de Abraham (Cf. Gn 22, 11), la ley es comunicada por su ministerio (Cf. Hch 7,53), conducen el pueblo de Dios (Cf. Ex 23, 20-23), anuncian nacimientos (Cf. Jc 13) y vocaciones (Cf. Jc 6, 11-24; Is 6, 6), asisten a los profetas (Cf. 1 R 19, 5), por no citar más que algunos ejemplos. Finalmente, el ángel Gabriel anuncia el nacimiento del Precursor y el de Jesús (Cf. Lc 1, 11.26).
333 De la Encarnación a la Ascensión, la vida del Verbo encarnado está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cuando Dios introduce "a su Primogénito en el mundo, dice: “adórenle todos los ángeles de Dios"“ (Hb 1, 6). Su cántico de alabanza en el nacimiento de Cristo no ha cesado de resonar en la alabanza de la Iglesia: "Gloria a Dios..." (Lc 2, 14). Protegen la infancia de Jesús (Cf. Mt 1, 20; 2, 13.19), sirven a Jesús en el desierto (Cf. Mc 1, 12; Mt 4, 11), lo reconfortan en la agonía (Cf. Lc 22, 43), cuando Él habría podido ser salvado por ellos de la mano de sus enemigos (Cf. Mt 26, 53) como en otro tiempo Israel (Cf. 2 M 10, 29-30; 11,Cool. Son también los ángeles quienes "evangelizan" (Lc 2, 10) anunciando la Buena Nueva de la Encarnación (Cf. Lc 2, 8-14), y de la Resurrección (Cf. Mc 16, 5-7) de Cristo. Con ocasión de la segunda venida de Cristo, anunciada por los ángeles (Cf. Hb 1, 10-11), éstos estarán presentes al servicio del juicio del Señor (Cf. Mt 13, 41; 25, 31; Lc 12, 8-9).

Los ángeles en la vida de la Iglesia
334 De aquí que toda la vida de la Iglesia se beneficie de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles (Cf. Hch 5, 18-20; 8, 26-29; 10, 3-8; 12, 6-11; 27, 23-25).
335 En su liturgia, la Iglesia se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo (Cf. MR, "Sanctus"); invoca su asistencia (así en el "In Paradisum deducant te angeli..." ("Al Paraíso te lleven los ángeles...") de la liturgia de difuntos, o también en el "Himno querubínico" de la liturgia bizantina) y celebra más particularmente la memoria de ciertos ángeles (S. Miguel, S. Gabriel, S. Rafael, los ángeles custodios).
336 Desde su comienzo (Cf. Mt 18, 10) a la muerte (Cf. Lc 16, 22), la vida humana está rodeada de su custodia (Cf. Sal 34, 8; 91, 1013) y de su intercesión (Cf. Jb 33, 23-24; Za 1,12; Tb 12, 12). "Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida" (S. Basilio, Eun. 3, 1). Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios.

¡Viva Jesús en nuestros corazones! ¡Por siempre!
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 429
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentido del cuerpo

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.