POR QUÉ LA BIBLIA NO APOYA LA TRINIDAD

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Creían en la Trinidad los primeros cristianos?

Mensaje  Maranatha16 el Dom Jun 17, 2012 7:36 pm



La Trinidad en el Siglo I d.C.
Lamentablemente existen pocos manuscritos cristianos del Siglo I, además del Nuevo Testamento.
Uno de los pocos libros cristianos extra-bíblico del primer siglo es la Didache (“La Enseñanza”). Esta obra es un manuscrito judeocristiano con una serie de instrucciones y enseñanzas escrito para los miembros de la naciente iglesia cristiana.
En este libro no aparece ninguna doctrina acerca de Dios, pero si se menciona en forma explicita como debe realizarse el bautismo:
“Acerca del bautismo, bautizad de esta manera: Dichas con anterioridad todas estas cosas, bautizad en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo en agua viva” (Didaché, VII,1)
El bautismo trinitario puede considerarse como una aceptación implícita de la Trinidad.

En la Epístola a los Corintios, escrita por Clemente, un obispo de Roma, aparecen varias declaraciones que apoyan la Trinidad. Para Clemente, el Espíritu Santo era una persona, y así lo demostró llamándolo por un pronombre personal (“el”) y diciendo que puede hablar.
“Nuestro Señor Jesucristo… no vino en pompa de orgullo y arrogancia, aunque pudo haberlo hecho, sino en una baja condición, como el Santo Espíritu ha declarado con respecto a El. Porque El dice: ‘Señor, quien ha creído nuestro anuncio, y sobre quien se ha revelado el brazo del Señor” (Clemente de Roma, Epístola a los Corintios XVI [95 d.C.])

En la misma epístola, Clemente de Roma menciona a las tres personas divinas:
“¿No tenemos todos nosotros un Dios y un Cristo? ¿No hay un Espíritu de Gracia derramado sobre nosotros?” (Clemente de Roma, Epístola a los Corintios XLVI [95 d.C.])

“Porque vive Dios y vive el Señor Jesucristo y el Espíritu Santo...” (Clemente de Roma, Epístola a los Corintios LVIII [95 d.C.])

La Trinidad en el Siglo II
Ya en el siglo II aparecen muchos otros escritos cristianos, que reafirman la Trinidad.
El bautismo trinitario continúo siendo realizado por la Iglesia cristiana, eso es verificado por Ireneo de Lyon y Justino Mártir:

En primer lugar la fe nos invita insistentemente a rememorar que hemos recibido el bautismo para el perdón de los pecados en el nombre de Dios Padre y en el nombre de Jesucristo, Hijo de Dios encarnado, muerto y resucitado, y en el Espíritu Santo de Dios;” (Ireneo de Lyon, Epideixis, II [190 d.C.])

“‘reciben de nosotros el bautismo en agua, en el Nombre del Padre, Señor de todo el universo, y de nuestro Salvador Jesucristo, y del Espíritu Santo’.” (Justino Mártir, Primera Apología, LXI [155 d.C.])

“en el nombre de Dios, el Padre y Señor del Universo, y de nuestro Salvados Jesucristo y del Espíritu Santo, ellos reciben el bautismo” (Justino Mártir, Dialogo con Trifón, LXI [155 d.C.])

También la divinidad de Jesús esta bien establecida en esta época. Ignacio, obispo de Antioquia y alumno del Apóstol Juan, escribió alrededor del año 110 d.C.:
“Ignacio, llamado también Teóforo, a la (iglesia) que ha sido bendecida en abundancia por la plenitud de Dios el Padre, que había sido preordenada para los siglos futuros para una gloria permanente e inmutable, unida y elegida en una verdadera pasión, por la voluntad del Padre y de Jesucristo nuestro Dios;” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Efesios, I)

“El que posee la palabra de Jesús es capaz de prestar atención a su silencio, para que pueda ser hecho perfecto; para que por medio de su palabra pueda actuar y por medio de su silencio pueda ser conocido. No hay nada escondido del Señor, sino que incluso nuestros secretos están cerca de Él. Hagamos todas las cosas considerando que El vive en nosotros, para que podamos ser sus templos, y Él mismo pueda estar en nosotros como nuestro Dios.” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Efesios XV )

“Porque nuestro Dios, Jesús el Cristo, fue concebido en la matriz de María según una dispensación de la simiente de David, pero también del Espíritu Santo; y nació y fue bautizado para que por su pasión pudiera purificar el agua” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Efesios XVIII)

“Ignacio, que es llamado también Teóforo, a aquella que ha hallado misericordia en la benevolencia del Padre Altísimo y de Jesucristo su único Hijo; a la iglesia que es amada e iluminada por medio de la voluntad de Aquel que quiso todas las cosas que son, por la fe y el amor a Jesucristo nuestro Dios… salutaciones abundantes en Jesucristo nuestro Dios en su intachabilidad.” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Romanos I)

“Porque nuestro Dios Jesucristo, estando en el Padre, es el que es más fácilmente manifestado” (Ignacio, Epístola a los Romanos, III)

“Mis mejores deseos siempre en nuestro Dios Jesucristo, en quien permanecéis en la unidad…” (Ignacio, Epístola a Policarpo, VIII)

También Justino Mártir, quien es considerado como el primer apologista (defensor) de la Fe cristiana escribió:
“… el Padre del universo tiene un Hijo; quien también, siendo el Primogénito Verbo de Dios, es Dios” (Justino Mártir, Dialogo con Trifón, LXIII)

“…para probar que Cristo es llamado Dios y Señor de los Ejércitos” (Justino Mártir, Dialogo con Trifón, XXXVI)

“… Cristo existió como Dios antes de las edades” (Justino Mártir, Dialogo con Trifón, XLVIII)

Existen también otros testimonios históricos del siglo II que confirman la divinidad de Cristo como una doctrina cristiana universalmente aceptada:

“…porque nosotros estamos bajo los ojos de nuestro Señor y Dios, y ‘todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo y dar cuenta de nosotros mismos’” (Policarpo, Epístola a los filipenses VI)

“Nosotros (los cristianos) no actuamos como tontos… cuando anunciamos que Dios nació en la forma de un hombre” (Taciano el Sirio, Dirigido a los griegos XXI)

“Pero nuestro Instructor es el santo Dios Jesus, el Verbo, quien es la guía de toda la humanidad. El amante Dios mismo es nuestro Instructor” (Clemente de Alejandría, El Instructor, Libro I, Cap. VII)

Los escritores cristianos también han dejado constancia de la existencia de Tres Personas Divinas en sus escritos:

“A Él [Jesucristo] sea la gloria con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén” (Martirio de Policarpo, XXII)

“Yo te he demostrado ampliamente, que el Verbo, llamado el Hijo, estuvo siempre con el Padre; y que la Sabiduría, que es el Espíritu, estuvo presente con El ante de toda creación” (Ireneo de Lyon, Contra los herejes, Libro IV, Cap. II)

“… tu puedes saber que el Señor es llamado El Cristo por el Santo Espíritu de Profecía, y que el Padre de todo… lo trajo a la tierra” (Justino Mártir, Dialogo con Trifon XXXII)

“…hay solo un no engendrado Ser, Dios, llamado el Padre; y un único primogénito Hijo, Dios, el Verbo y hombre; y un Consolador, el Espíritu de Verdad" (Ignacio de Antioquia, Epístola a Filadelfia IV)

“…en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo” “… y los apóstoles [se sometieron] a Cristo, al Padre y al Espíritu” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Magnesios XIII)

“...como piedras que sois del templo del Padre, elevadas a lo alto por la máquina de Jesucristo y ayudados por el Espíritu Santo, que es la cuerda” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Efesios, IX)

“…de Dios el Padre, y de Dios el Hijo y del Espíritu Santo” (Atenágoras, Una suplica por los cristianos, capitulo X)

“Nosotros conocemos un Dios y un Hijo –su Verbo- y un Espíritu Santo, unidos en esencia, el Padre, el Hijo y el Espíritu,…” (Atenágoras, Una suplica por los cristianos, capitulo XXIV)

Este ultimo escritor habla de “la distinción y la unidad” que hay “estos tres: el Espíritu, el Hijo y el Padre” (Una Suplica por los cristianos, XII).

Aunque es poco nombrado, el Espíritu Santo es presentado con características personales, por ejemplo, hablando y siendo llamado con un pronombre personal:

“El, siendo el Espíritu de Dios, Principio Gobernante, Sabiduría y Poder de lo Alto, bajo sobre los profetas y a través de ellos habla de la creación del mundo y de todas las otras cosas” (Teofilo de Antioquia, Ad autolycum, Libro II, Capitulo X)

“El Espíritu me lo anunció diciendo...” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Filipenses VII)


Conclusión
Como podemos ver, tanto en el Nuevo Testamento, como en los primeros 200 años del cristianismo, la idea de un Dios Trino no era desconocida, ni mucho menos rechazada.
La divinidad de Jesucristo esta bien establecida y el Espíritu Santo recibe las características de una persona. Sin ninguna duda podemos decir que los cristianos primitivos creían en la Trinidad.


avatar
Maranatha16

Cantidad de envíos : 146
Edad : 30
Localización : Panamá
Fecha de inscripción : 04/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POR QUÉ LA BIBLIA NO APOYA LA TRINIDAD

Mensaje  Damián el Lun Jun 18, 2012 12:14 pm

FELICITACIONES MARANATHA...

Veo que has leido a los Padres Latinos y Padres Griegos...


Lástimosamente, las enseñanzas de los Testigos de Jehova sobre la DIVINIDAD DE JESUCRISTO y la negación de la SANTÍSIMA TRINIDAD, provienen de escritos de Miller, un falso Profeta del siglo XIX, con el cual se mezcraron antiguas herejías como el Arrianismmo...

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 53
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POR QUÉ LA BIBLIA NO APOYA LA TRINIDAD

Mensaje  Cabezon el Miér Ene 09, 2013 10:57 am

“En el principio ya existía el *Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.” NVI

El VERBO estaba con DIOS (DOS Personas) y el VERBO era DIOS (Un solo DIOS). TRES Personas en el Ser de DIOS.

el Nuevo Testamento contiene bastantes fórmulas trinitarias, y haré hincapié particularmente en dos de ellas:

Mateo 28,19: "Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo".

2 Corintios 13,13: "La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros."

Cada una de las tres personas de la trinidad se deleita en glorificar a las otras. El Hijo quiere ser glorificado por el Padre para poder traer más gloria al Padre (Juan. 17:1).

El Espíritu Santo vino con el solo y específico propósito de glorificar al Hijo (Juan. 16:14).

El Padre exalta a Jesús delante del mundo y le da un nombre que es sobre todo nombre
(Fil. 2: 9-11), y esto a su vez trae gloria al Padre [para gloria de Dios Padre]. No hay competencia por gloria entre las personas de la Trinidad. Por el contrario, están trabajando siempre arduamente a fin de darse gloria entre ellos.
_______________________________________

(Aqui te va una jovita)☻Colosenses 1.15 Cristo es la imagen visible de Dios, que es invisible

☻Comentario En Colosenses 1:15 Pablo lo llama "la imagen del Dios invisible, el Primogénito de toda creación", y explica que esto es porque por él, por medio de él y para él han sido creadas todas las cosas, y que él es antes que todo, y en él subsiste todo. Aquí Primogénito señala la PRECEDENCIA y la AUTORIDAD de Jesucristo sobre el orden creado.

De manera semejante habla el autor de Hebreos al subrayar el papel creador y sustentador de Cristo, y subrayar que al introducirlo al mundo, al orden creado, manda que le adoren los ángeles (1:6).
_________

Además, al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice: "Que lo adoren todos los ángeles de Dios." (Heb 1:6-NVI)
_________

Ademas ☻Padre e Hijo Honrados por igual - para que todos honren al Hijo como lo honran a él. El que se niega a honrar al Hijo no honra al Padre que lo envió. (Jn 5:23)
Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor... (1Pe 3:15)

1. El Hijo puede PERDONAR pecados, mucho antes de haber ido a la Cruz del Calvario, algo que los propios Judíos entendían que SOLAMENTE DIOS puede hacer (Mateo 9:1-7).

2. El Hijo puede RECIBIR ORACIONES porque es DIOS (Hechos 7:60).


►Quien no acepta la trinidad objetivamente no es cristiano

___________________________

CONCLUSION

☻Sepan, pues, todos ustedes y todo el pueblo de Israel que este hombre está aquí delante de ustedes, sano gracias al nombre de Jesucristo de Nazaret, crucificado por ustedes pero resucitado por Dios. 11Jesucristo es 'la piedra que desecharon ustedes los constructores, y que ha llegado a ser piedra angular'. 12De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos. (Hch 4:10-12)
avatar
Cabezon

Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 04/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POR QUÉ LA BIBLIA NO APOYA LA TRINIDAD

Mensaje  Oscar Antezana el Mar Feb 05, 2013 4:05 pm

Mabefitoju escribió:Las Escrituras se interpretan solas amigo, Saludos!!!
Very Happy
Las Escrituras "nos interpretan" por medio de La Palabra de Dios.
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 425
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POR QUÉ LA BIBLIA NO APOYA LA TRINIDAD

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.