Linaje Cristiano.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Linaje Cristiano.

Mensaje  Damián el Jue Mayo 10, 2012 6:52 pm

El Apostol Pablo, en su segunda Carta a Timoteo, le da la siguiente recomendación:

<Pero tú permanece fiel a la doctrina que aprendiste y de la que estás plenamente convencido: tú sabes de quiénes la has recibido.>

En esta recomendacioin, Pablo le pide a Timoteo que permanezca fiel a la Doctrina aprendida; le confirma que está plenamente convencido sobre dicha doctrina aprendida y le indica su seguridad sobre la FUENTE DE DICHA DOCTRINA.

Y esto nos lleva al título de este tema: LINAJE CRISTIANO.

¿Que es LINAJE?
Un linaje es la línea de ascendencia o descendencia de una familia o clan. En términos genealógicos, es la serie de ascendientes y/o descendientes, en cualquier familia, de una persona considerada como el primero de un tronco o rama común.

Entonces LINAJE CRISTIANO:

Es la línea de ascendencia o descendencia de todo aquel que se llame CRISTIANO, durante los 2000 años de existencia que tiene, valga la redundancia EL CRISTIANISMO.

En el Evangelio de San Juan, leemos:
<Yo soy la verdadera vidy mi Padre es el viñador. Él corta todos mis sarmientos que no dan fruto; al que da fruto, lo poda para que dé más todavía. Ustedes ya están limpios por la palabra que yo les anuncié. Permanezcan en mí, como yo permanezco en ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer.>

¿Cual es el tronco del Cristianismo?

JESUCRISTO: que es la VID. ÉL edificó su Iglesia:

<Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas". "Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo". Entonces ordenó severamente a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.>

E indicó a sus APOSTOLES:

<Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: "¡La paz esté con ustedes!". Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor. Jesús les dijo de nuevo: "¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes". Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: "Reciban el Espíritu Santo. Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan".>

Y después de su Gloriosa Acension a los Cielos, vino el PARACLITO, sobre los APÓSTOLES (EL COLEGIO APOSTÓLICO) y se fue edificando la Iglesia; la edificación crecia a una velocidad de cientos y miles.

Y se extendio por Jerusalen, y por los pueblos circunvecinos, luego por los distintos sitios que estaban bajo el poder del Imperio Romano, en cada Población se establecía 1 comunidad; y cada comunidad crecía tanto física como espiritualmente...

Sin embargo, no todos estaban de acuerdo con las DOCTRINAS ENSEÑADAS, comenzaron a existir distintas opiniones e interpretaciones, y en varias Cartas de los Apostoles, se puede entre ver la separación y predicaciones distintas. Unos ejemplos:

A los Corintios <Estos son falsos apóstoles, que proceden engañosamente, haciéndose pasar por apóstoles de Cristo. Su táctica no debe sorprendernos, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. No es de extrañar, entonces, que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Pero su fin será digno de sus obras.>
y... <Pero temo que, así como la serpiente, con su astucia, sedujo a Eva, también ustedes se dejen corromper interiormente, apartándose de la sinceridad debida a Cristo. Si alguien viniera a predicarles otro Jesucristo, diferente del que nosotros hemos predicado, o si recibieran un Espíritu distinto del que han recibido, u otro Evangelio diverso del que han aceptado, ¡ciertamente lo tolerarían! Yo pienso, sin embargo, que no soy inferior a esos que se consideran "apóstoles por excelencia". Porque, aunque no soy más que un profano en cuanto a la elocuencia, no lo soy en cuanto al conocimiento; y esto lo he demostrado en todo y delante de todos.>

A los Gálatas <Pero ni siquiera Tito, que estaba conmigo y era de origen pagano, fue obligado a circuncidarse, a pesar de los falsos hermanos que se habían infiltrado para coartar la libertad que tenemos en Cristo Jesús y reducirnos a la esclavitud. Con todo, ni por un momento les hicimos concesiones, a fin de salvaguardar para ustedes la verdad del Evangelio.>

A los filipenses <Mientras tanto, hermanos míos, alégrense en el Señor. A mí no me cuesta nada escribir las mismas cosas, y para ustedes es una seguridad. ¡Cuídense de los perros, de los malos obreros y de los falsos circuncisos! Porque los verdaderos circuncisos somos nosotros, los que ofrecemos un culto inspirado en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, en lugar de poner nuestra confianza en la carne, aunque yo también tengo motivos para poner mi confianza en ella.>

a los Tesalonicenses <Acerca de la Venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él, les rogamos, hermanos, que no se dejen perturbar fácilmente ni se alarmen, sea por anuncios proféticos, o por palabras o cartas atribuidas a nosotros, que hacen creer que el Día del Señor ya ha llegado. Que nadie los engañe de ninguna manera.>
y <La venida del Impío será provocada por la acción de Satanás y estará acompañada de toda clase de demostraciones de poder, de signos y falsos milagros, y de toda clase de engaños perversos, destinados a los que se pierden por no haber amado la verdad que los podía salvar.>

A Timoteo <Al partir para Macedonia, te pedí que permanecieras en Éfeso, para impedir que cierta gente enseñara doctrinas extrañas y prestara atención a mitos y genealogías interminables. Estas cosas no hacen más que provocar discusiones inútiles, en lugar de servir al designio de Dios fundado sobre la fe. Te hice este pedido con el fin de suscitar el amor que brota de un corazón puro, de una buena conciencia y de una fe sincera. Por haberse apartado de esto, algunos terminaron en pura palabrería y, pretendiendo ser maestros de la Ley, en realidad no saben lo que dicen ni lo que afirman con tanta seguridad.>
y <No dejes de enseñar estas cosas, ni de exhortar delante de Dios a que se eviten las discusiones inútiles, que sólo sirven para perdición de quienes las escuchan. Esfuérzate en ser digno de la aprobación de Dios, presentándote ante él como un obrero que no tiene de qué avergonzarse y como un fiel dispensador de la Palabra de verdad. Evita los discursos huecos y profanos, que no hacen más que acrecentar la impiedad y se extienden como la gangrena. Así sucede con Himeneo y Fileto, que se apartaron de la verdad, afirmando que la resurrección ya se ha realizado, y así han pervertido la fe de algunos. Pero el sólido fundamento que Dios ha establecido permanece inconmovible, y la inscripción que le sirve de sello dice: El Señor conoce a los suyos, y: El que invoca el nombre del Señor, que se aparte de la iniquidad. En una casa grande, no todos los recipientes son de oro o de plata, sino que también hay recipientes de madera y de barro. Unos se destinan a usos nobles, y otros, a usos comunes. Si alguien se mantiene libre de esos errores será como un recipiente noble y santificado, que presta utilidad a su dueño para toda clase de obras buenas.>

A Tito<Son muchos, en efecto, los espíritus rebeldes, los charlatanes y seductores, sobre todo, entre los circuncisos. A esos es necesario taparles la boca, porque trastornan a familias enteras, enseñando lo que no se debe por una vil ganancia. Uno de ellos, su propio profeta, ha dicho: "Cretenses, eternos mentirosos, animales perversos, glotones y perezosos". Y esta afirmación es verdadera. Por eso, repréndelos severamente para que permanezcan íntegros en la fe, en lugar de dar crédito a las fábulas judías y a los preceptos de personas que dan la espalda a la verdad. Todo es puro para los puros. En cambio, para los que están contaminados y para los incrédulos, nada es puro. Su espíritu y su conciencia están manchados. Ellos hacen profesión de conocer a Dios, pero con sus actos, lo niegan: son personas abominables, rebeldes, incapaces de cualquier obra buena.>

De Santiago <El que se tenga por sabio y prudente, demuestre con su buena conducta que sus actos tienen la sencillez propia de la sabiduría. Pero si ustedes están dominados por la rivalidad y por el espíritu de discordia, no se vanagloríen ni falten a la verdad. Semejante sabiduría no desciende de lo alto sino que es terrena, sensual y demoníaca. Porque donde hay rivalidad y discordia, hay también desorden y toda clase de maldad. En cambio, la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura; y además, pacífica, benévola y conciliadora; está llena de misericordia y dispuesta a hacer el bien; es imparcial y sincera. Un fruto de justicia se siembra pacíficamente para los que trabajan por la paz.>

De San Pedro <En el pueblo de Israel hubo también falsos profetas. De la misma manera, habrá entre ustedes falsos maestros que introducirán solapadamente desviaciones perniciosas, y renegarán del Señor que los redimió, atrayendo sobre sí mismos una inminente perdición. Muchos imitarán su desenfreno, y por causa de ellos, el camino de la verdad será objeto de blasfemias. Llevados por la ambición, y valiéndose de palabras engañosas, ellos se aprovecharán de ustedes. Pero hace mucho que el juicio los amenaza y la perdición los acecha.>

Y Juan en su primera carta <Queridos míos,no crean a cualquiera que se considere inspirado: pongan a prueba su inspiración, para ver si procede de Dios, porque han aparecido en el mundo muchos falsos profetas. En esto reconocerán al que está inspirado por Dios: todo el que confiesa a Jesucristo manifestado en la carne, procede de Dios. Y todo el que niega a Jesús, no procede de Dios, sino que está inspirado por el Anticristo, por el que ustedes oyeron decir que vendría y ya está en el mundo.>
y <Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran sido, habrían permanecido con nosotros. Pero debía ponerse de manifiesto que no todos son de los nuestros>

O Judas en su carta <Lo mismo pasa con estos impíos: en su delirio profanan la carne, desprecian la Soberanía e injurian a los ángeles gloriosos. Ahora bien, el mismo arcángel Miguel, cuando se enfrentaba con el demonio y discutía con él, respecto del cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir contra él ningún juicio injurioso, sino que dijo solamente: "Que el Señor te reprima". Estos impíos, en cambio, hablan injuriosamente de lo que ignoran; y lo que conocen por instinto natural, como animales irracionales, sólo sirve para su ruina.>

Pero ¿Todo esto a que nos lleva?, es muy simple, nos ayuda a entender como se fueron desarrollando los distintos grupos que se llaman Cristianos. Uno diría, existiendo más de 33,000 nuevas sectas, "Es imposible", y no, no creo que podamos desarrollar todas, asi que procederemos con las ramas principales.

Y la base de nuestra partida es:

IGLESIA PRIMITIVA, que a partir del silgo I se comenzó a llamar "CATÓLICA".

Concilio de Éfeso (431), de aquí partieron los Nestorianos.

Concilio de Calcedonia (445), de aquí partieron los Monofisitas.

Gran cisma (siglo IV), de aquí partieron los Ortodoxos.

La Reforma (Siglo XVI), de donde surgio el Protestantismo y el Anglicalismo.

El Restauracionismo (Siglo XIX), de donde han surigdo millares de sectas distintas fundamentalistas.

Cada uno de estos grandes grupos se ha ido separando desde su creación, asi mismo, dentro de la Iglesia Católica, tambien han surgido movimientos relaionadas por alguna antigua herejía.

Asi que, mis estimados amigos, he creado este debate, para poder visualizar como se ha desarollado el CRISTIANISMO a traves de la historia Y que ustedes mismos colaboren posteando sus conocimientos. Mientras tanto pido a Dios iluminacion y vida para poder ir desarrollando más sobre este amplio tema.

Saludos,

avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Damián el Vie Mayo 11, 2012 3:16 pm

Si observamos bien, el LINAJE CRISTIANO, no es más que la segregación en grupos por las siguientes razones básicas:

1. CISMA
2. HEREJÍA
3. APOSTASÍA

Conceptos:

CISMA: se considera cisma a la separación y rompimiento entre Autoridades dentro de una Religión, o desconocimiento de la autoridad, El Cisma no implica cambio de doctrinas, únicamente separación.

HEREJÍA: Es una doctrina que se opone inmediata, directa y contradictoriamente a la verdad revelada por Dios y propuesta auténticamente como tal por la Iglesia. Es decir, que es un concepto controversial o novedoso en un sistema de creencias, especialmente religiosas, que entra en conflicto con la Doctrina establecida. Se diferencia de la apostasía, que es la renuncia formal o abandono de una religión, y la blasfemia, que es la injuria o irreverencia hacia la religión.

APOSTASÍA: (del latín apostasĭa, y éste del griego ἀπoστασία) es la negación, renuncia o abjuración a la fe en una religión. La misma palabra tiene otros significados: es también la salida o abandono irregular de una orden religiosa o instituto; el acto del clérigo que prescinde usualmente de su condición, incumpliendo sus obligaciones clericales; o, de modo más general, el abandono de un partido para entrar en otro, o el cambio de opinión o doctrina. La palabra apostasía tiene su origen en dos términos griegos: απο (apo), que significa "fuera de", y στασις (stasis), que significa "colocarse". En idioma griego moderno el término equivalente Αποστασία (apostasía) no siempre implica connotaciones religiosas, como puede verse en el caso de la apostasía de 1965 (en griego: Αποστασία του 1965), en un uso no religioso.

Concluyendo, tanto un Cisma como una Herejía, conlleva a una Apostasia.

Ahora bien, ¿como actua esto en el LINAJE CRISTIANO?, muy simple, El Linaje Cristiano se forma por la relación o unión anterior que ha existido, llevandose parte de las doctrinas que la Rama original contiene.

Como se puede observar, los Primeros Cristianos estuvieron siendo "evangelizados" por corrientes a los cuales los Apóstoles se oponían, generalmente por herejías y provocando la apostasía de quienes la predicaban y los seguían ¿Cuales son estas corrientes que fueron advertidas por "carta"?.

Bueno, hasta donde tengo entendido fueron 2 corrientes:

Los circuncisionistas (siglo I).

Esta corriente fue muy fuerte al inicio del Cristianismo, siendo un ejemplo claro contenido en la Biblia (Héchos 15).

Este ejemplo en la Biblia, nos proporciona cierto modelo muy claro en la Enseñanza:

con base en las Escrituras, establecían que para ser Cristiano (pertenecer al Pueblo de Dios y alcanzar la Salvación establecida por el Nuevo pacto) se tenían que Circuncidar, según se indicaba en las Escrituras (Génesis 17.1-14).

La herejía circuncisionista puede ser resumida en las palabras de Hechos 15, 1 "Algunas personas venidas de Judea enseñaban a los hermanos que si no se hacían circuncidar según el rito establecido por Moisés, no podían salvarse."

Muchos de los cristianos primitivos eran judíos que trajeron a la fe muchas de sus anteriores prácticas. Reconocían en Jesús al Mesías anunciado por los profetas y en cumplimiento del Antiguo Testamento. Como la circuncisión se requería en el Antiguo Testamento para ser miembro de la Alianza de Dios, muchos pensaron que también se requeriría para ser miembro de la Nueva Alianza que Cristo había venido a inaugurar. Creían que uno debía ser circuncidado y debía guardar la Ley Mosaica para venir a Cristo. En otras palabras, que uno debía ser judío para poder ser cristiano.

Sin embargo Dios le hizo claro a Pedro en Hechos capítulo 10 que los gentiles eran aceptables a Dios y que podían ser bautizados y ser cristianos sin circuncisión. La misma enseñanza fue vigorosamente defendida por Pablo en sus epístolas a los romanos y a los gálatas—dos lugares en los que la herejía circuncisionista se había extendido.

Por lo tanto, en el Primer CONCILIO que se llevó a cabo en JERUSALÉN, se realizó la desición de que no era necesaria la circucición (hechos 15). Para esta decisión el COLEGIO APOSTÓLICO, invocó al ESPIRITU SANTO (Hechos 15.7-12, 28).

Ahora bien, ¿Antes del concilio se consideraba necesario)?... NO, esto puede verse en Hechos 10.9-23.

Gnosticismo (Siglos I y II)

Con relación a esta herejía, existen dos corrientes: el gnosticismo pagano y el gnosticismo Cristiano; El primero tiene su origen mucho antes de la era Cristiana, el segundo, fue un sincretismo con la religión Cristiana en sus origenes (siglo I). El gnosticismo es un conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas que llegaron a mimetizarse con el cristianismo en los tres primeros siglos de nuestra era, convirtiéndose finalmente en un pensamiento declarado herético después de una etapa de cierto prestigio entre los intelectuales cristianos.

"¡La materia es mala!" fue el grito de los gnósticos. Esta idea la tomaron prestada de ciertos filósofos griegos. Es contraria a la enseñanza católica, no solamente porque contradice Génesis 1, 31 ("Y Dios vió todo lo que había hecho y vió que era muy bueno") y otras escrituras, sino porque niega la Encarnación. Si la materia es mala, entonces Jesucristo no pudo haber sido verdadero Dios y verdadero hombre, porque Cristo no es malo de ninguna manera. Así fue que muchos gnósticos negaron la Encarnación, declarando que Cristo solo aparentó ser un hombre, pero que su humanidad era solo una ilusión. Algunos gnósticos, reconociendo que el Antiguo Testamento enseñaba que Dios había creado la materia, afirmaron que el Dios de los judíos era una deidad mala distinta del Dios del Nuevo Testamento, el Dios de Jesucristo. Además propusieron la creencia en muchos seres divinos, conocidos como "eones", que mediaban entre el hombre el Dios final e inalcanzable. El más bajo de estos eones, el que había tenido contacto con los hombres, era supuestamente Jesucristo.

Como pueden darse cuenta, el gnosticismo es el origen de algunas corrientes heréticas posteriores, de las cuales vamos a ir hablando en otros posteos.

Esperando su participacion, les envío un saludo,


avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Nestorianismo

Mensaje  Damián el Mar Mayo 15, 2012 2:01 pm

Siguiendo con nuestro tema, Una de las divisiones surgidas fue el Nestorianismo:

Enmarcado dentro de las disputas cristológicas que sacudieron al cristianismo en los siglos III, IV y V, el nestorianismo fue propuesto por el monje Nestorio, oriundo de Alejandría, una vez entronizado como obispo de Constantinopla. Esto le llevó a enfrentarse con Cirilo de Alejandría, obispo de dicha ciudad, que defendía la tesis de la unicidad entre la persona humana y la divina de Cristo. Principalmente Nestorio sostenía que Cristo era un hombre en el que había ido a habitar Dios, escindiendo la persona divina de la persona humana.

Tanto los nestorianos como los partidarios de Cirilo fueron llamados al concilio de Éfeso, en el año 431. La disputa se centró fundamentalmente en torno al título con el cual debía tratarse a María, si sólo Christotokos (madre de Cristo, es decir, de Jesús humano y mortal) como defendían los nestorianos, o además el de Theotokos (madre de Dios, o sea, también del Logos divino), como defendían los partidarios de Cirilo. Finalmente se adoptó como verdad de doctrina la propuesta por Cirilo, y se le concedió a María el título de Madre de Dios, y los nestorianos, o difisitas, fueron condenados como herejes.

A fines de siglo XIX e inicios de siglo XX las comunidades cristianas difisitas o "nestorianas" que mantenían más fuerte su doxología eran las ubicadas en el norte de Iraq (principalmente en torno a Mosul) y el Kurdistán (los montes Hakkâri, Yulamerk o "Çölemerik") y, principalmente el valle del Gran Zab (zonas curdas actualmente dentro del control turco), en el valle del Gran Zab se ubicaba el núcleo religioso de los Asirios (Suryoyo): la ciudad monástica de Kodshanes; también otro núcleo de "asirios" (Suryoyo) cristiano nestorianos se ubicaba en Urmiah (Azerbaiyán Persa).

Durante la Primera Guerra Mundial y en tiempos de la Revolución rusa las fuerzas turcas llevaron a cabo una política de exterminio y "limpieza étnica" (la cual sufrieron asimismo los cristianos armenios y griegos) que padecieron los "nestorianos", el patriarca o Shimun debió refugiarse en Francia y luego Estados Unidos mientras gran parte de la población cristiana "nestoriana" era exterminada.

Todavía en algunas apartadas regiones del Próximo Oriente es posible encontrar nestorianos. Por su parte, los nestorianos se propagaron por Asia Central, llegaron hasta China, y durante un tiempo influyeron en los mongoles, aunque finalmente éstos se decantaron por el lamaísmo y abandonaron el nestorianismo, lo que llevó a su extinción final en dichas regiones. Actualmente subsisten las iglesias nestorianas en la India, en Irak,[1] Irán, China y en Estados Unidos y otros lugares donde han migrado comunidades cristianas de los países citados.

En la actualidad hay dos patriarcas (desde 1976), uno de la Iglesia Asiria de Oriente reside en Morton Grove, Illinois, en Estados Unidos; y el otro de la Antigua Iglesia del Oriente, reside en Bagdad, Irak. Hay otras iglesias que tiene las mismas tradiciones, pero no están en comunión, como la Iglesia Católica del Oriente y la Metropolia Sirio-Caldeana de las Americas.

La mayoría de los nestorianos, cuyo número asciende a unas 500.000 personas, vive en Iraq, Siria e Irán, donde se les conoce por regla general como asirios, soliendo autodenominarse nasranim (nazarenos), este nombre es mantenido también en la India por la Iglesia Siria Malabar Nasrani.

La Iglesia nestoriana tuvo un papel fundamental en la conservación de antiguos textos griegos que fueron traducidos al siríaco (una rama del arameo). Más tarde serían traducidos al árabe y (ya desde el siglo XIII) al latín.

Conozcamos la raices para descubrir la Verdadera Vid a donde estamos unidos como Sarmientos.

Saludos,






Última edición por Damián el Vie Mayo 18, 2012 1:54 pm, editado 1 vez
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Monofisitas

Mensaje  Damián el Miér Mayo 16, 2012 2:56 pm

Siguiendo con el tema, después de los Nestorianos, surgieron los Monofisitas.

El monofisismo comenzó como una reacción al nestorianismo. Los monofisistas (liderados por un hombre llamado Eutiques) estaban horrorizados por lo que implicaban las declaraciones de Nestorius, que Cristo era dos personas con dos diferentes naturalezas (humana y divina). Se pasaron al otro extremo, afirmando que Cristo era una persona con una sola naturaleza que fusionaba lo divino y lo humano. Por afirmar que Cristo tenía una sola naturaleza (griego mono, uno y phisis, naturaleza) se los conoció como monofisistas.

Los teólogos católicos ortodoxos reconocieron que el monofisismo era tan malo como el nestorianismo porque negaba la plena humanidad de Cristo y su plena divinidad. Si Cristo no hubiera tenido una plena naturaleza humana, no hubiera sido humano, y si no hubiera tenido una plena naturaleza divina no hubiera sido totalmente divino. Es decir JESUCRISTO ES 100% HOMBRE Y 100% DIOS.

El Monofisismo fue condenado en el Concilio de Caldedonia, convocado por el emperador romano de oriente Marciano, y presidido por el Patriarca de Constantinopla Anatolio. El Papa, mandó como su representante personal al Obispo Pascanio. Proclamó a Jesús Cristo como totalmente divino y totalmente humano, dos naturalezas en una persona. Al rechazó de la doctrina del monofisismo, se originó la escición de las Iglesias que sí lo aceptan: las antiguas iglesias orientales, como la Iglesia Ortodoxa Copta, la Iglesia Apostólica Armenia, la Iglesia Ortodoxa Siríaca y la Iglesia Ortodoxa Malankara, de la India.

Actualmente el Monofisismo está compuesto por 3 iglesias o comunidades:

la Iglesia armenia: oficialmente Iglesia gregoriana apostólica armenia (en armenio: Հայ Առաքելական Եկեղեցի), es la iglesia nacional más antigua del mundo; no debe confundirse con la Iglesia católica armenia, que está en comunión con la Iglesia católica romana. Según la tradición, dos apóstoles de Jesús, San Judas Tadeo y San Bartolomé, fueron los primeros evangelizadores en Armenia. Después de las primeras predicaciones y a causa de las persecuciones, el cristianismo se difundió por Armenia de forma secreta. Los cristianos armenios tuvieron entre sus primeros patriarcas a Zemendós, Atrnerséh, Mushé, Shavarsh, Levondios, y Meruyán. En 301, como resultado de la predicación de San Gregorio el Iluminador, el rey Tirídates adoptó el cristianismo como religión oficial. Hacia 435 se realizó la versión definitiva de la Biblia, del original griego, en idioma armenio usando el alfabeto creado por Mesrob Mashtots en 406. Tras el Concilio de Calcedonia, (el cuarto de los primeros siete concilios ecuménicos de la Cristiandad) en el 451, la Iglesia apostólica armenia, junto con el Patriarcado de Alejandría y la Iglesia Jacobita, consideraron que se rompía con lo acordado en el anterior Concilio de Éfeso (425) y se producía una recaida en el Nestorianismo. Por tanto formalmente rompieron la comunión con el Papa y los demás patriarcas, siendo los escindidos considerados Monofisitas.

la Iglesia copta o Iglesia copta ortodoxa (en árabe, al-Kinisa al-Qubtiyya al-Urthudhuksiyya الكنيسة القبطية الأرثوذكسية), más comúnmente conocida como Iglesia copta, fue fundada en Egipto en el siglo I. Su nombre deriva de la palabra griega aigyptios (egipcio), trasformado en gipt y después en qibt, de donde derivó la correspondiente voz árabe. Así pues, la palabra copto significa "egipcio". La palabra "ortodoxa" (del griego, 'creencia correcta') solo implica una seguridad en relación con la fe apostólica, esta Iglesia no reconoce la primacía del Patriarca de Constantinopla ni tampoco pertenece a la Iglesia ortodoxa. Los feligreses de esta Iglesia son conocidos comúnmente con el nombre de coptos, para diferenciarlos de los coptos ortodoxos que forman parte de la Iglesia ortodoxa de Alejandría. Según la tradición, la Iglesia Copta tiene su origen en las prédicas de San Marcos, autor del Segundo Evangelio en el siglo I, que llevó el cristianismo a Egipto en la época del emperador Nerón. Se la engloba en el conjunto de las antiguas iglesias orientales, que se separaron de la Iglesia primitiva por causa del Concilio de Calcedonia, del año 451 sin embargo la gran diferencia con ellas, es que mientras las otras salieron como resultado de grupos disidentes dentro de los otros patriarcados, la Iglesia Copta fue el resultado de un cisma, tal como el cisma de oriente, en que el Patriarca de Alejandría, Timoteo Eluro en 457 excomulgó al resto de los patriarcas; esto fue motivado según su tradición para conservar la sana doctrina, siendo la Iglesia copta el verdadero patriarcado de Alejandría que una vez separado del resto de los patriarcados ha preservado minuciosamente la creencia y doctrina cristiana en su forma más antigua y pura, entregándola de generación en generación, sin cambios, conforme a la doctrina y los ritos apostólicos. El canon Biblico de la iglesia Copta es más amplio que los de otros grupos cristianos. El canon copto del Antiguo Testamento contiene todos los textos de la Biblia de los Setenta aceptados por la Iglesia Católica, incluyendo también los libros aceptados por el canon más amplio de la Iglesia Ortodoxa (es decir incluye también el Salmo 151, la Oración de Manasés, el Libro III de Esdras y el Libro III de los Macabeos). A diferencia de la iglesia ortodoxa etíope, con la que está en comunión, la iglesia copta no incluye en la Biblia el Libro de Enoc y el Libro de los Jubileos. Este canon más amplio se justifica debido a que la iglesia copta, mantiene íntegramente la Biblia de los Setenta o Septuaginta como su antiguo testamento, sin extraer ningún libro de ella, al contrario que el resto de confesiones cristianas, que han establecido el canon bajo otros criterios.

la Iglesia jacobita: Tambien denominada Iglesia Ortodoxa Siriana de Antioquía, Siro-Ortodoxa, o Siríaca, es una iglesia autocéfala perteneciente al género de las llamadas antiguas iglesias ortodoxas orientales, es decir, las que no aceptaron las conclusiones del Concilio de Calcedonia. El origen de la comunidad cristiana antioquena, según se nos narra en el libro bíblico neotestamentario de los Hechos de los Apóstoles (c. 11, vv. 19-25), se remonta al siglo I, a la era apostólica. Varios creyentes, huidos de Palestina debido a la persecución desencadenada tras la lapidación de San Esteban, se dispersaron por la región siro-fenicia y llegaron a Antioquía, capital de la provincia romana de Siria, donde comenzaron a predicar a los judíos allí residentes, y después también a los paganos. También se nos dice que fue en esta ciudad donde por primera vez se llamó cristianos a los creyentes en Jesús. Poco después se integrarían en la comunidad antioquena los apóstoles Bernabé y Pablo; la ciudad fue el punto de partida y de regreso de los famosos viajes misioneros de éste último. La consideración de Simón Pedro como fundador de la iglesia y su primer obispo se debe a la tradición de que este apóstol, después de abandonar la comunidad de Jerusalén y antes de llegar a Roma, vivió un tiempo en Antioquía y estructuró definitivamente la comunidad local. Esta tradición vendría avalada por el testimonio del propio Pablo en su carta a los Gálatas (c. 2, v. 11), donde nos cuenta que, efectivamente, Pedro se trasladó a vivir a aquella comunidad no antes del año 50. El caso es que Antioquía fue la primera iglesia cristiana fuerte establecida fuera de Palestina, y que se mantuvo como uno de los grandes centros de la cristiandad de los primeros siglos. Actualmente tiene aproximadamente dos millones de miembros; existen comunidades sirianas en Líbano, Siria, Irak, en la provincia turca de Mardin, entre los emigrantes en Europa y Estados Unidos y en la India, una parte de la Iglesia Ortodoxa Malankara está en comunión con el Patriarcado Siriano. El seminario ortodoxo siriano de San Efrén es el mayor instituto teológico del Patriarcado. El líder de la Iglesia Siria es el Patriarca H.H. Moran Mor Ignatius Zakka I Iwas, que reside en Damasco.

He aquí la primera separación de comunidaes Ortodoxas de la que posteriormente se convirtio en la PENTARQUIA.

Saludos,










Última edición por Damián el Vie Mayo 18, 2012 1:57 pm, editado 1 vez
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El Gran Cisma

Mensaje  Damián el Jue Mayo 17, 2012 4:11 pm

Bueno, aunque no han posteado, ya con 18 visitas, que supongo que me han leido, me doy por bien servido.

Prosigamos con el Linage Cristiano, En los anteriores posteos, se establecio la separación de los Nestorianos y los Monofisitas, ahora platiquemos del Gran Cisma del Siglo XI.

A partir de la separación de los Monofisitas, la Iglesia Católica estuvo dividida en dos grandes regiones: la Iglesia de Occidente y la Iglesia de Oriente, esto obedeciendo a la división del Imperio Romano.

la Iglesia de Oriente, estaba dividida en 4 Comunidades o Iglesias: La Iglesia de Constantinopla, La Iglesia de Alejandría, La Iglesia de Antioquía y La Iglesia de Jerusalén; mientras que la Iglesia de Occidente estaba formada por la Iglesia de Roma.

Este grupo de 5 Comunidades (4 de Oriente y 1 de Occidente), formó lo que se conoce como LA PENTARQUÍA (del griego "pentarchía", gobierno en conjunto de cinco personas, en este caso 5 PATRIARCAS).

Estas cinco Iglesias, de orígenes apostólicos, tomaron parte en los siete primeros concilios ecuménicos. A pesar de los conflictos y rivalidades entre ellas, consiguieron guardar relaciones a nivel de igualdad de primacía aunque reconociendo a la Iglesia de de Roma un puesto de honor. Por ejemplo, en el Concilio de Constantinopla IV aunque fue muy discutido el Papa aceptó de alguna manera la concepción pentárquica. Al publicar las actas de ese concilio, Anastasio Bibliotecario compara a los cinco patriarcados como a los cinco sentidos de la Iglesia donde Roma sería la vista (cf. MANSI, Sacrorum conciliorum nova et amplissima collectio XVI col. 7).

El Gran Cisma de Oriente y Occidente en 1054 marcó la ruptura de la unión y el final de la Pentarquía original.

Historicamente, Luego de las conquistas árabes del siglo VII y la pérdida por Bizancio del corredor Roma-Ravena, sólo quedó el patriarcado de Constantinopla asegurado en la capital del Imperio Romano; el Papa de Roma era independiente, Jerusalén y Alejandría estaban bajo el dominio musulmán y Antioquía estaba en la línea de frontera disputada durante siglos entre Bizancio y los califas musulmanes. Durante la Edad Media el centro de gravedad de la cristiandad se había trasladado hacia el norte y la mayoría de los cristianos de Egipto y Siria, países gobernados por los musulmanes, eran cristianos no calcedónicos que no reconocían la autoridad de Roma ni la de Constantinopla. Todos estos cambios históricos y políticos hicieron que la idea original de cinco grandes centros que cooperaran para administrar toda la Iglesia cristiana se fuera alejando de las posibilidades reales.

Sin embargo, el detonante de la separacion fue la Cláusula Filioque, esta controversia consistio en que las Iglesias de Oriente, con Constantinopla a la cabeza, difirieron de la Occidental en lo que expone el Credo Niceno acerca del Espíritu Santo. En la forma Oriental se dice: el Espíritu Santo «procede del Padre». En la forma Occidental se añaden las palabras: «y del Hijo» (escrito en latín: filioque). La Iglesia Occidental confiesa una doble procesión del Espíritu Santo: «del Padre y del Hijo». La Iglesia Oriental considera que esto es una herejía.

Actualmente, las 5 Iglesias de la Pentarquia se encuentran así:

Iglesia de Occidente o Iglesia de Roma: conocida cpomo Iglesia católica, Iglesia Católica Apostólica Romana o como Iglesia Católica Romana. Católica es término originario del idioma griego que significa universal. Se hace esta distinción en relación a otras iglesias Ortodoxas, las cuales se refieren a sí mismas dentro de la única "Iglesia, una, santa, católica y apostólica" del Credo y que también serían católicas (tanto en sentido etimológico como en todo el contenido del término dado que se dirigen a prosélitos de todo el mundo). La diferencia de esas iglesias ortodoxas respecto de la Iglesia católica romana consiste en situarse fuera de la autoridad del Papa, o bien se trata de personas procedentes de países en los que el habla ha adoptado esta expresión debido al uso intenso por parte de comunidades relevantes de anglicanos y otros protestantes y de ortodoxos.

Iglesias de Orriente:

Iglesia de Constantinopla: La Iglesia ortodoxa de Constantinopla, o Patriarcado Ecuménico de Constantinopla (en griego: Oικουμενικό Πατριαρχείο Kωνσταντινουπόλεωςo y en turco: Rum Ortodoks Patrikhanesi) es una de las quince Iglesias ortodoxas autocéfalas. Está encabezada por el patriarca de Constantinopla, que es también el patriarca ecuménico de la Iglesia ortodoxa. El título de ecuménico es solo honorífico, ya que no tiene jurisdicción en los asuntos de las otras Iglesias ortodoxas. El patriarca de Constantinopla tiene primacía de honor (primus inter pares) entre los jerarcas de las Iglesias ortodoxas. Actualmente tiene jurisdicción sobre unos 3,5 millones de fieles dispersos por la diáspora, así como a los ortodoxos de Turquía y de la islas del mar Egeo.

Iglesia de Alejanddría: Según la tradición, el patriarcado lo fundó el apóstol Marcos el Evangelista en el año 42, el Patriarca de Alejandría es el título que ostenta el obispo de Alejandría en Egipto. El título de papa que usa el patriarca copto de Alejandría no es exclusivo de la Iglesia de Roma, pues era utilizado antiguamente por los principales patriarcas, hasta que fue cayendo en desuso, conservándolo sólo el patriarca de Occidente y el patriarca de Alejandría de los coptos. Actualmente hay cuatro patriarcas que ostentan este título:

El Patriarca copto de Alejandría, líder de la Iglesia copta, y responsable del gobierno de la Iglesia copta de Alejandría. Ostenta el título oficial de «Su Santidad Papa de Alejandría y de todo Egipto, de Nubia, de Etiopía y de la Pentápolis y Patriarca de todo el país evangelizado por san Marcos». Actualmente el título se encuentra vacante tras el fallecimiento de Shenouda III, su sede se encuentra en El Cairo.

El Patriarca ortodoxo de Alejandría, líder de la Iglesia ortodoxa de Alejandría, Egipto y toda África. Actualmente el patriarca es Teodoro II, con sede en Alejandría.

El Patriarca copto católico de Alejandría, líder de la Iglesia católica copta. Antonio Naguib es el actual patriarca, con sede en El Cairo.

El Patriarca melquita de Antioquía, en comunión con Roma, de la Iglesia greco-católica melquita, también lleva este título.

También existió desde 1215 a 1964 el Patriarca latino de Alejandría como representante de la Iglesia católica; finalizó cuando dejó de ser otorgado por la Santa Sede. Su origen se remonta a la época de las Cruzadas.

Iglesia de Antioquía: El título de patriarca de Antioquía corresponde tradicionalmente al obispo de la ciudad de Antioquía, en la actual Turquía, una de las diócesis más antiguas del mundo. Debido a los múltiples cismas habidos en el seno de la iglesia, seis jefes eclesiásticos han llevado tradicionalmente el título de patriarca de Antioquía, de los cuales cinco lo llevan aún:

El patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, cabeza de la Iglesia Siria-Ortodoxa, con sede en Damasco (Siria). En la actualidad es Ignacio Zakka I Iwas de Antioquía. El tratamiento que utiliza es "Su Santidad".

El patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, jefe de la Iglesia ortodoxa de Antioquía, con sede en Damasco (Siria). En la actualidad es Ignacio IV Hazim. El tratamiento que utiliza es "Su Beatitud", como todos los restantes.

El patriarca de Antioquía y de todo el Oriente de los Sirios, jefe de la Iglesia católica siria, con sede en Beirut (Líbano). En la actualidad es Ignacio José III Younan.[1]

El patriarca de Antioquía y de todo el Oriente de los Maronitas, jefe de la Iglesia maronita, con sede en Bkerké (Líbano). En la actualidad es Béchara Boutros Raï.

El patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, de Alejandría y de Jerusalén de los Melkitas, jefe de la Iglesia greco-católica melquita, con sede en Damasco (Siria). En la actualidad es Gregorio III Laham.

El patriarca latino de Antioquía, representante de la iglesia católica romana, cargo instaurado por los cruzados con la creación del Principado de Antioquía. Tuvo su sede en la propia ciudad hasta la expulsión de los cruzados en 1268 y desde entonces en la basílica de Santa Maria Maggiore en Roma. El último patriarca latino de Antioquía fue Roberto Vincentini, muerto en 1953. El patriarcado fue abolido en 1964.

Iglesia de Jerusalen: El patriarcado es una de las sedes más prestigiosas de la Cristiandad, debido al hecho de Ciudad Santa. Jerusalén es actualmente la sede de diversos patriarcados:

Iglesia ortodoxa de Jerusalén, fundada en el 451, antes del cisma en que se dividió la Iglesia. Por lo tanto, fue el Patriarca de todos los cristianos. El actual titular es su beatitud Teófilo III, líder de la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén y que ostenta los títulos de Patriarca de la Santa Ciudad de Jerusalén y toda Palestina. Su jurisdicción se extiende a todos los cristianos ortodoxos de Israel, los Territorios Palestinos y Jordania.

Patriarcado latino de Jerusalén, fundado en 451 por el concilio de Calcedonia (es la misma jurisdicción del párrafo anterior), a partir de la diócesis erigida en el año 30; fue restaurado después del cisma por la primera cruzada (1099). Tras la pérdida de la ciudad, se convirtió en un título puramente honorífico en la Iglesia católica (1374), pero volvió a ser una jurisdicción sobre los católicos de Oriente el 4 de octubre de 1847, en cumplimiento de la carta apostólica de Pío IX Nulla celebrior (23 de julio). El actual titular es Su Beatitud Monseñor Fouad Twal desde el 21 de junio de 2008, siendo sus obispos auxiliares Mons. Salim Sayegh y Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo (ver: Patriarcado Latino de Jerusalén).

Patriarca Armenio de Jerusalén es un obispo de la Iglesia Apostólica Armenia, establecido en esta ciudad al frente de feligresía de rito armenio desde el año 638.

Por último el Patriarca Melquita de Antioquía en comunión con Roma, también lleva el título de Patriarca de Jerusalén.

Como puede advertirse, varias de las iglesias Ortodoxas mantienen comunicación con la IGLESIA CATÓLICA ROMANA, de quí que exista una división en las Iglesias Ortodoxas: Las Iglesias Ortodoxas del Este y las Iglesias Ortodoxas con Comunión con Roma, esta "reunión", denominada "UNIA", ha provocadola existencia de dos Ritos: los RITOS ORIENTALES (ORTODOXOS) y los RITOS OCCIDENTALES (ROMANOS).

También se puede observar, que internamente cada una de las 4 Iglesias Orientales, se han dividido, no por doctrina sino por CISMA. Y es lo que traté de explicarle una vez a un Católico Ortodoxo de la Iglesia de Contantinopla: no existe una CABEZA CENTRAL en la tierra para las Iglesias Ortodoxas, si esta existiera si podrian llamarse IGLESIA ORTODOXA (en singular), pero una vez eso no exista, son IGLESIAS ORTODOXAS, separadas por un Cisma (desconocimiento de una unica Autoridad).

En próximos posteos comenzaremos a "desmenusar" el resultado de la reforma (¿la lamentable?)...

Saludos,
















avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Lamentable Reforma

Mensaje  Damián el Vie Mayo 18, 2012 3:19 pm

La Reforma del siglo XVI, surgio originalmente como un Cisma; y claro, existía corrupción entre los miembros de la Iglesia Católica (Siglos XII-XVI), lo único es que NO TODOS, y DIOS nunca ABANDONO A SU IGLESIA.

DIOS NO ABANDONÓ A SU PUEBLO:

Jesucristo mantiene su Promesa de estar hasta el final con su Iglesia, y prueba de esto es que aún existiendo "judas" dentro de su Iglesia, la misma se MANTUVO FIRME, y hobo hombres enviados por DIOS, para mantenerla, cuidarla y nutrirla.

<pero donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia>

Prueba de lo anterior, son los HOMBRES Y MUJERES SANTOS que surgieron en dicha epoca; figuras como Santo Domingo de Guzman, fundador de los Dominicos y San Francisco de Asis, fundador de 3 órdenes; destacaron en la epoca, Santos como San Buena Ventura, San Antonio de Padua, San Alberto Magno, Santa Clara de Asis, Santa Eduvigis, San Fernando III, Santa Isabel de Hungría, San Pedro Celestino, San Pedro Nolasco, San Raimundo de Peñafort, San Silvestre Gozzolini, San Simón Stock, Santo Tomás de Aquino, Santa Zita, Santa Brígida de Suecia, Santa Catalina de Siena, Santa Catalina de Suecia, Santa Isabel de Portugal, San Nicolás de Tolentino, San Pedro Armengol, San Roque, San Bernardino de Siena, San Casimiro, Santa Catalina de Bolonia, San Diego de Alcalá, San Juan de Capistrano, San Juan de Kety, Santa Juana de Arco, Santa Lidia de Schiedam, San Nicolás de Flüe, San Pedro de Regalado, Santa Rita de Casia, San Vicente Ferrer, Santa Ángela de Mérici, San Carlos Borromeo, San Cayetano de Thiene, San Felipe de Jesús, San Felipe Neri, San Francisco de Borja, San Francisco de Paula, San Francisco Javier, San Ignacio de Loyola, San Jerónimo Emiliani, San Juan de Dios, San Juan de la Cruz, San Juan Diego, Santa Juana de Valois, San Luis Gonzaga, San Pascual Bailón, San Pedro Canisio, San Pedro de Alcántara, San Pío V, Santa Teresa de Ávila, Santo Tomás de Villanueva, Santo Tomás Moro, etc., etc., etc.; solo para citar los nombres de algunos SANTOS Y SANTAS de esa epoca "negra"; cuyo "trabajo" por la Santa Madre Iglesia subsiste hasta la fecha.

A uno de estos Santos, JESUCRISTO le habló por medio de una imagen, oyó una voz que parecía venir del Crucifijo y que decía: "Repara mi Iglesia, ¿no ves que se derrumba?", Creyendo que ésta era la orden que se le había anunciado en Espoleto y tomándola al pie de la letra. Fue con el tiempo que comprendio el significado de aquellas palabras. Y fundó 3 ordenes: una para hombres, una para mujeres y una tercera para seglares (hombres y mujeres), de las cuales hoy en día, han surgido tanto SANTOS y SANTAS, como otras órdenes adicionales.

¿Pero cuales fueron estas desviaciones dentro de la Iglesia Católica?

La inquisición: Fue institucionalizada para erradicar la herejía, la cual en la epoca estaba siendo promovida por los Cátaros y los albigenses; dicha institucionalización fue erroneamente utilizada como arma politica contra los enemigos de los gobiernos de la epoca. Es decir, la Inquisición tenia como propósito la DEFENSA DE LA FE. Sin embargo, esto no fue el motivo de la Reforma.

Las Indulgencias: A principios de el Siglo VIII los obispos comenzaron a reducir la duración o la gravedad de las penas impuestas, siempre a personas determinadas, a cambio de la realización de acciones concretas, tales como la visita a un lugar santo o medidas autopunitivas como ayuno o dormir en lechos sembrados de ortigas.

En el Siglo XI aparecen por primera vez las indulgencias generales por la remisión de penas temporales otorgadas por el papa o los obispos para cualquier persona que realizase una obra meritoria, tales como la visita de un monasterio recientemente consagrado o dádivas a los pobres.

En el Siglo XII, la práctica recibe una primera definición jurídica por medio de los decretos pontificales donde se establece una clara distinción entre la absolución (reservada a Dios) y la indulgencia, que permite la reconciliación con la Iglesia. La indulgencia se obtiene en contrapartida de un acto de piedad, como peregrinajes, oraciones o mortificaciones llevadas a cabo con fines de arrepentimiento. Se aplicaba sólo a las personas, que según la fórmula utilizada, eran "vere penitentibus et confessis".

Paralelamente se desarrolló la doctrina de la "Comunidad de los santos" y del "Tesoro de méritos" en virtud de las cuales, todos los hombres están ligados entre sí de manera sobrenatural y tanto la santidad como los pecados de cualquiera de ellos tienen influencia, positiva y nefasta respectivamente, sobre toda la comunidad. De la expiación de los santos, surge así un tesoro de méritos, que aprovecha a todos y que puede ser administrado por la Iglesia bajo ciertas condiciones, por ejemplo como penitencia general.

Se reputa que la indulgencia toma su fundamento de la comunidad de los santos. En teoría, no existe ninguna necesidad de "proporcionalidad" entre la falta cometida y el acto de piedad. Pero en la práctica surgieron diferencias, sobre todo en razón de la influencia de antiguos sistemas, donde las penas por delitos eran fundamentalmente "tarifas" de reparaciones: cada falta tenía su precio. Las indulgencias fueron influenciadas por los "penitenciales", manuales provenientes de Irlanda, que fijaban por cada tipo de falta una cantidad determinada de días de mortificación. De menor duración, la indulgencia tiende a partir de entonces a substituirse a la penitencia física, particularmente en el caso de personas agonizantes.

Ya en esa época existían costumbres objetables, principalmente la simonía: los fieles buscaban negociar con hombres de iglesia actos de caridad contra dinero contante y sonante. Los concilios de los siglos X y XI se esfuerzan en limitar el poder de apreciación de los clérigos fijando tarifas generales. Pero en contrapartida, a partir de ese momento, la Indulgencia se transformó en una arma de la política pontifical: la indulgencia plenaria apareció hacia la mitad del siglo XI, donde se utiliza para apoyar acciones y políticas reputadas convenientes, tales como la reconquista española.

Durante la edad media, el "curso" de las indulgencias acusa una gran baja: se necesita cada vez menos esfuerzo para obtener indulgencias cada vez más significativas. Por ejemplo, se conceden indulgencias a cambio del respeto de tratados o de la palabra empeñada, lo que pese a la laudable finalidad, equivalía a recompensar la "ausencia de pecado". También se negocian dispensas de ciertas obligaciones. De allí por ejemplo el origen de algunos apelativos populares como aquel de "Torre de manteca", referido a la Catedral de Nuestra Señora de la ciudad de Ruan: el sobrenombre se debe a la presunta venta de derogaciones concedidas para poder consumir carne durante la cuaresma, que habría servido para financiar su construcción.

Las sumas obtenidas en contrapartida de las indulgencias financian, en el mejor de los casos, la construcción de edificios religiosos, la realización de obras caritativas y las bellas artes, pero en el peor de los casos, alimentan el tren de vida de prelados indelicados.

La prédica de indulgencias fue denunciada ya por John Wickliffe (1320-1384) y también por Jan Hus (1369-1415) que cuestionaron los abusos que su práctica originaba. O sea, habian personas que se aprovechaban de esta práctica (Pecado de Avaricia).

Pero recién en el primer cuarto del siglo XVI, tienen lugar los hechos de mayor significación histórica: el primero es la indulgencia acordada en 1506 para quienquiera ayudase a la construcción de la basílica de San Pedro y, por sobre todo, el verdadero detonante: el escándalo que surge en el Sacro Imperio Romano Germánico a raíz de la campaña organizada por Alberto de Brandeburgo (Arzobispo de Maguncia) y llevada a cabo por el predicador de indulgencias Johann Tetzel.

Este fue el detonante de la Reforma iniciada por Martín Lutero, que según cuentan, originalmente fue predicador de indulgencias, pero posteriormente cambio quien sabe porque circunstancias.

La Reforma se inició por una protesta realizada por Martín Lutero, conenida en sus "95 tesis", las cuales si se analizan, no son realmente 95, ya que hay unas contenidas en otras, con distintas palabras. Ahora bien, dentro de las 95 tesis no hay ni una sola letra, en contra de la Iglesia Católica, sino contra los que comercializaban con las Indulgencias. O sea, que el origen de la Reforma no fue una situacion de FE (como sucede con la Inquisición), es una situación "económica".

De aquí podemos concluir que la Protesta de Martín Lutero no iba a una Herejía, estaba orientada a un CISMA. o sea al DESCONOCIMIENTO DE LA AUTORIDAD DE LA IGLESIA CATÓLICA.

Entonces ¿Cuando se convirtio en "herejía"?... bueno este es un tema para otro posteo....

Saludos,










avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Lamentable Reforma - El Luteranismo:

Mensaje  Damián el Lun Mayo 21, 2012 5:20 pm

Es interesante si se analiza que el Movimiento de Lutero no se inicio por la Santa Inquisición, a la cual, debido a su silencio, me imagino que Lutero estuvo de acuerdo; más bien fue a la actividad de "las indulgencias"; y si se analizarn los escritos de Lutero, se deja entrever que su enojo era porque "unos se estaban enriquesiendo a costas de las indulgencias"... Sería interesante que algun psicologo establezca ¿Porque esto le enojaba tanto?.

Un tema interesante es que a Luterno, desde pequeño no le gustó la AUTORIDAD, ni en su casa, ni en el colegio, ni en la Universidad, Posiblemente pasaba por alto la Carta a los Romanos 1.1-8, o la 1a. a Corintios 14.36-40, o a Tito 3.1-3, o la 1 de Pedro 2.13-17, pero en fin; Si su movimiento hubiera sido solo un "desconocimiento" a la AUTORIDAD de la IGLESIA, no hubiera pasado de un CISMA.

Pero no, cambio las DOCTRINAS enseñadas por la IGLESIA por 16 siglos, ¿cuales fueron estos cambios?;

Basandose en unos cuantos Versiculos individualizados de la Biblia, creo la doctrina de "Sola Fide", negando la necesidad de las Obras para la Salvación (<"Muéstrame, si puedes, tu fe sin las obras. Yo, en cambio, por medio de las obras, te demostraré mi fe">, ¿Será por eso que se expresó como "una epistola de paja" refiriendose a la Epistola de Santiago?.

Todos le atribuyen la creación de la doctrina de "sola scriptura", pero esto es totalmente falso. La "sola scriptura" fue un slogan establecido por Ulrico Zuinglio que fue el líder de la Reforma Protestante suiza y el fundador de la Iglesia Reformada Suiza. Independientemente de Lutero.

Otra de las "gracias" de Lutero, fue el rechazo de 5 Sacramentos, reconociendo solo 2 Sacramentos; El Bautizo y la Eucaristía; sin embargo, para la Eucaristia rechazó la Transubstanciación y la reemplazó por la Consubstanciación.

Y así, debido a, primeramente un Cisma por el cual fue excomulgado, y posteriormente con herejías de falsas doctrinas, en 1520, es excomulgado y se forma la IGLESIA LUTERANA.

Sus Postulados:

1. Sola gratia (La Gracia sola): Jesús es el único que puede salvarnos. Las obras no son la causa de la salvación del hombre. Cristo murió por nosotros, y a través de él, por medio de la fe, somos salvos, para que nadie crea que fue salvo por su propio mérito, ni para que se glorifique de sus propias obras. Por lo tanto, la salvación es obra de la sola gracia de Dios (Efesios 2:8-10).
2. Sola fide (La Fe sola): La fe es lo único que nos justifica por la gracia de Dios. Dice el apóstol Pablo: "Porque en el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá" (Romanos 1:16-17).
3. Sola Scriptura (La Escritura sola): las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son la única fuente de revelación y norma de vida. Se reconoce como Antiguo Testamento, el Canon del Tanaj judío hebreo-arameo, y por ello se excluyen los deuterocanónicos, que son reconocidos por las iglesias cristianas ortodoxas, orientales, y también por la católica (llamados popularmente "libros Apócrifos"), y que se encontraban en la Biblia israelita griega alejandrina (llamada la Versión de los LXX).
4. Solus Christus (Cristo solo): El único fundamento de la fe es Jesús. "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (1 Corintios 3:11). "Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:5).hey [15.20]

Sus Doctrinas:

1. Sacramentos: Para los luteranos Cristo instituyó dos sacramentos: el Santo Bautismo y la Eucaristía o Santa Cena (con una concepción distinta a la del catolicismo, la Unión Sacramental).
2. Imágenes: En contra de lo que normalmente se puede pensar, los luteranos, si bien no son tan afines a la imaginería religiosa como los católicos romanos, sí permiten las imágenes como medio de enseñanza.
3. Liturgia: Los luteranos tienen una liturgia histórica proveniente de la Misa pre-tridentina y en casi todos los casos es más conservadora que la católica romana. En algunos casos, no obstante, se puede apreciar cierta similitud en los cultos o reuniones con las formas contemporáneas de las iglesias evangélicas de hoy en día.
4. Vestimentas y costumbres: En contraposición con el catolicismo y en total concordancia con el evangelicalismo, los pastores o ministros pueden contraer matrimonio, pueden ejercer actividades económicas lucrativas en favor propio o de la iglesia. Una característica que se conserva del catolicismo es la vestimenta que emplean los líderes espirituales, que es parecida a la de la Iglesia Católica.

Como pueden darse cuenta, los Luteranos, son muy parecidos a los Católicos, y aunque con grandes diferencias, se separan mucho de los demás "protestantes" o no Católicos. Ese distanciamiento entre los Luteranos y "otros hijos de la Reforma" la hace básicamente la "sola scriptura" y su interpretación personal. Un slogan convertido en falsa doctrina, es por eso que el propio fundador de la "Reforma", Martín Lutero, fue el que "más se lamentó," a medida que él revisaba los daños que había causado su rebelión contra la autoridad. Sus escritos muestran que él lamentaba su acción, cuando escribió las siguientes observaciones: "Este no quiere oír de Bautismo, y aquel niega el sacramento, otro pone un mundo entre este y el último día. Algunos enseñan que Cristo no es Dios, algunos dicen esto, otros dicen eso; hay tantas sectas y credos como hay cabezas. Nunca un campesino es tan grosero como cuando tiene sueños y fantasías, él se considera inspirado por el Espíritu Santo y que debe ser un profeta." De Wette III, 51 citado en el libro de O´Hare [Los Hechos sobre Lutero], p. 208.

Los nobles, los citadinos, los campesinos, todos entienden el Evangelio mejor que San Pablo y yo; ellos ahora son sabios y se consideran más conocedores que todos los ministros." Walch XIV, 1360 citado en el libro de O´Hare, ibid, p. 209. "Nosotros aceptamos, tal y como debemos, que mucho de lo que ellos (la Iglesia Católica) dicen es verdad: que el papado tiene la palabra de Dios y la autoridad de los apóstoles, y que hemos recibido las Santas Escrituras, el Bautismo, los Sacramentos y el púlpito de ellos.
¿ Qué sabríamos de esto si no fuera por ellos?.
El Sermón sobre el Evangelio de San Juan, Caps. 14 - 16 (1537), en el vol. 24 de el libro [Los Trabajos de Lutero], San Luis, Misuri: Concordia, 1961, p. 304.

Ahora, como resultado de la Reforma, y aunque no surgieran de la misma fuente; existen 3 grandes ramas:

El Luteranismo - descrito en este posteo.
El Calvinismo
El Anglicanismo

Esos fueron los 3 pilares que, saliendo de la Iglesia Católica, formaron las mas de las 33,000 sectas que actualmente existen en el mundo.

En posteriores posteos platicaremos sonbre cada una de estas 3 iglesias y como se fueron dividiendo. antes del siglo XIX.

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Lamentable Reforma - El Calvinismo

Mensaje  Damián el Mar Mayo 22, 2012 2:43 pm

El calvinismo (a veces llamado tradición Reformada, la fe Reformada o teología Reformada) es un sistema teológico protestante y un enfoque de la vida cristiana que pone el énfasis en la autoridad de Dios sobre todas las cosas. Esta vertiente del Cristianismo Protestante fue desarrollada por el reformador religioso francés Juan Calvino en el siglo XVI .

La tradición Reformada fue posteriormente desarrollada por teólogos como Martin Bucer, Heinrich Bullinger, Pietro Martire Vermigli, Ulrico Zuinglio, Teodoro de Beza y Guillaume Farel e influyó a reformadores británicos como Thomas Cranmer y John Knox. Sin embargo, debido a la gran influencia y al papel de Juan Calvino en los debates confesionales y eclesiásticos del siglo XVII, la tradición llegó a conocerse con el nombre de calvinismo. Hoy en día, el término designa también las doctrinas y prácticas de las iglesias Reformadas.

Las Iglesias Reformadas:

Juan Calvino influyó notablemente en el desarrollo de las doctrinas de la Reforma Protestante. A los 25 años, en 1534, empezó la primera edición de su obra Institución de la Religión Cristiana, que se publicó en 1536. Esta obra, que fue revisada en diversas ocasiones durante su vida, además de la numerosa colección de cartas pastorales y comentarios bíblicos, constituyen la fuente de la repercusión que ha tenido sobre todas las denominaciones del Protestantismo a lo largo de su historia.

El crecimiento de las Iglesias Reformadas y calvinistas pertenece a la segunda fase de la Reforma Protestante. Tras la excomunión de Martín Lutero por la Iglesia Católica Romana, Calvino se refugió en Ginebra. Había firmado la confesión de Augsburgo en 1540, pero su repercusión fue más notable en la Reforma Suiza, la cual no era luterana, sino que se basaba en las enseñanzas de Ulrico Zuinglio. La enseñanza y la doctrina protestantes estaban evolucionando de manera independiente a Martín Lutero, bajo la influencia de muchos escritores y reformadores, entre los que destacaba Calvino.

En el siglo XVI, el calvinismo se extendió por los Países Bajos y algunas regiones limítrofes de Alemania, por Francia, Inglaterra, Hungría, Lituania y Polonia. La emigración a norteamérica llevó el calvinismo al Atlántico Medio de Estados Unidos y a Nueva Inglaterra, donde la mayor parte de lo colonos fueron calvinistas. Incluían a los puritanos ingleses, los hugonotes franceses, los colonos holandeses de la Nueva Ámsterdam, y a los escoceses presbiterianos de los Montes Apalaches. Los colonos neerlandeses calvinistas fueron los primeros europeos que colonizaron África del Sur. Fueron conocidos posteriormente como bóeres o afrikáneres.

Cada nación en la que se estableció el movimiento de la Reforma tenía originalmente su propio gobierno de la iglesia. Varias de estas iglesias locales, o congregaciones, se han extendido a todo el mundo y la mayoría de las denominaciones han experimentado divisiones en múltiples denominaciones. El compromiso con la enseñanza del calvinismo original por lo general sigue estando reflejado en sus definiciones de la doctrina oficial, pero muchas admiten cierta flexibilidad doctrinal. Un estudio de 1999 encontró 746 denominaciones reformadas en todo el mundo. En el siglo XXI, el conjunto de las Iglesias de inspiración calvinista reúne a unos 75 millones de personas.

Debido a su pasado histórico, las Iglesias Reformadas tienen la particularidad de ser independientes las unas de las otras, tanto desde un punto de vista doctrinal como organizativo, aunque la mayoría están federadas en Iglesias nacionales (por ejemplo, la Iglesia Evangélica Española). A nivel mundial, la Alianza reformada mundial era la organización más importante (con unos 75 millones de miembros), delante del Consejo Ecuménico Reformado (Reformed Ecumenical Council) que contaba con 10 millones de personas. Desde junio de 2010, ambas organizaciones fusionaron para formar la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas. Existen también otras dos organizaciones mundiales de menor importancia y con rasgos más fundamentalistas: la Conferencia Internacional de las Iglesias Reformadas (International Conference of Reformed Churches) y la Confraternidad Reformada Mundial (World Reformed Fellowship).

Como se puede observar, se tiene una idea erronea que los Protestantes son descendientes de Martín Lutero (Luteranos). Puede observarse que en 1973, las Iglesias Reformadas y Luteranas de Europa firmaron un documento teológico, la Concordia de Leuenberg, por el que pusieron fin a 450 años de división eclesial y decidieron obrar a favor de una Iglesia unificada. Desde entonces se unieron otras Iglesias protestantes de Europa y América Latina y siete Iglesias Metodistas europeas.

las doctrinas Calvinistas se basan en:

La gracia soberana
El calvinismo enfatiza en la depravación de la naturaleza moral humana hacia la necesidad de la gracia soberana de Dios en la salvación. La Biblia (Romanos 3:10-12) enseña que las personas son completamente incapaces de seguir a Dios o escapar de la condenación delante de Él y que solamente por intervención divina drástica, en la cual Dios, cambiando la naturaleza misma del creyente (nuevo nacimiento), quitando el corazón de piedra y poniendo uno de carne, pueden las personas ser convertidas de rebelión a obediencia voluntaria.

Desde este punto de vista, todas las personas dependen enteramente de la misericordia de Dios, a quien le sería justo el condenarlos a todos por sus pecados, mas ha escogido ser misericordioso con muchos para dar gloria a su propio nombre. Una persona es salvada mientras que otra es condenada, no por causa de la voluntad, fe o alguna otra virtud en la persona, sino por causa de la elección soberana de Dios para tener misericordia de él. Aunque la persona debe actuar para creer y ser salvo, esta obediencia de fe es el regalo de Dios según el calvinismo, y por esto Dios completa la salvación de pecadores.

"La Vida es Religión"
El sistema teológico y las teorías prácticas de la iglesia, familia y vida política, todas (ambiguamente) llamadas "calvinismo," son el crecimiento de una conciencia religiosa fundamental que está centrada en la soberanía de Dios. En principio, la doctrina de Dios tiene un lugar preeminente en cada categoría teológica, incluyendo el entendimiento calvinista de cómo una persona debe vivir. El calvinismo presupone que la bondad y el poder de Dios tienen un libre e ilimitado alcance de actividad, y eso trabaja como una convicción de que Dios está obrando en todos los aspectos de existencia, incluyendo los aspectos espirituales, físicos e intelectuales, ya sea secular o sagrado, público o privado, en la tierra o en el cielo.

Según este punto de vista, el plan de Dios se trabaja en cada evento. Dios es visto como el creador, preservador y gobernador de todo. Esto produce una actitud de dependencia absoluta de Dios, la cual no se identifica solamente con actos temporales de piedad (por ejemplo, la oración); sino que es un amplio patrón de vida que, en principio, se aplica tanto a cada obra trivial como a tomar la comunión. Para el cristiano calvinista, toda la vida es religión cristiana. Al calvinismo también se le atribuye una doctrina basada en la radicalización del luteranismo, impuesto en el siglo XVI.

Los Cinco Puntos del Calvinismo
La teología calvinista es identificada en la mente popular como los "cinco puntos del calvinismo," que son un resumen de los juicios (o cánones) presentados por el Sínodo de Dort y que fueron publicados como una respuesta detallada (punto por punto) a los cinco puntos de la Protesta Arminiana. Calvino mismo nunca usó tal modelo, y nunca combatió el Arminianismo directamente. Estos puntos, pues, funcionan como un resumen de las diferencias entre el Calvinismo y el Arminianismo, pero no como una suma completa de los escritos de Calvino o de la teología de las iglesias reformadas en general. La aserción central de estos cánones es que Dios es capaz de salvar a cada persona por quien Él tenga misericordia y que sus esfuerzos no son frustrados por la injusticia o la inhabilidad del hombre.

Los cinco puntos del calvinismo son:

Depravación Total
Debemos empezar con algo que debe ser fundamental en el asunto de la salvación, y esto es, una evaluación correcta de la condición del individuo que se debe salvar. Si tenemos vistas deficientes y ligeras sobre el pecado, entonces somos propensos a tener vistas defectuosas para la salvación del pecador. A la luz de las Escrituras el estado natural del hombre es un estado de depravación total y por consiguiente, una inhabilidad total de parte del hombre para ganar, o contribuir, a su salvación. El catecismo de Heidelberg en su pregunta 8 nos dice: ¿Estamos tan corrompidos que somos totalmente incapaces de hacer el bien e inclinados a todo mal? RESPUESTA: Ciertamente, si no hemos sido regenerados por el Espíritu de Dios Génesis 8:21, 6:5; Job 14:4, 15:14,16,35; Juan 3:6 Isaías 53:6 Juan 3:3,5; 1ª Corintios 12:3; 2ª Corintios 3:5 Cuando se habla de depravación total, sin embargo no se refieren a que cada hombre es tan malvado como pueda ser, ni a que el hombre sea incapaz de reconocer la voluntad de Dios; ni tampoco a que sea incapaz de hacer algún bien hacia su prójimo o aun dar lealtad externa a la adoración de Dios. Lo que sí se quiere decir es que cuando el hombre cayó en el Huerto del Edén cayó en su ‘totalidad’. La personalidad completa del hombre ha sido afectada por la caída, y el pecado se extiende al completo de las facultades, la voluntad, el entendimiento, el afecto y todo lo demás. Creemos que esto es irrefutablemente enseñado por la Palabra de Dios a la cual ahora nos referimos. La Biblia enseña con absoluta claridad que el hombre, por naturaleza, está ¡MUERTO! “Así que, como por un hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte por el pecado; y así la muerte paso a todos los hombres, porque todos han pecado”. [Rom. 5:12] Nos enseña que los hombres están ESCLAVIZADOS: “Que con mansedumbre corrija a los que se oponen: si quizás Dios les dé que se arrepientan para conocer la verdad; y se zafen del lazo del diablo en que están cautivos a voluntad de él” [2º Tim. 2:25]. Nos enseña que el hombre esta CIEGO, y SORDO: ‘ … mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; Para que viendo, vean y no echen de ver; y oyendo oigan y no entiendan” [Marcos 4:11]. Nos enseña que NO ESTAMOS INSTRUIDOS, “mas el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios porque le son locura; y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente” [1º Cor. 2:14]. La Biblia habla de nosotros que somos PECAMINOSOS POR NATURALEZA: (i) Por Nacimiento: “He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre” [Salmos 51:5]. (ii) Por Practica: “Y vio Jehová que la malicia de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” [Gen. 6:5]. Esto es el estado natural del hombre. Entonces debemos preguntar; ¿pueden los muertos darse vida a sí mismos? ¿Pueden los ciegos darse vista a sí mismos, o los sordos darse el oído? ¿Puede el no instruido enseñarse a leer a sí mismo? ¿Puede el naturalmente pecaminoso cambiarse a sí mismo? Seguro que no. “¿Quién puede sacar algo limpio de lo impuro?” pregunta Job; y contesta, “Nadie” [Job 14:4]. “¿Mudará el negro su pellejo, y el leopardo sus manchas?” [Jeremías 13:23] La depravación llega a tal punto que siendo ofrecida la salvación a todos, todas las personas la rechazan, prefiriendo estar en sus pecados “Y esta es la condenación: porque la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz; porque sus obras eran malas.” [Juan 3:19]

Elección Incondicional
Nuestra actitud hacia la depravación total como una declaración Bíblica de la condición natural del hombre determinará nuestra actitud hacia el siguiente punto. La doctrina de elección incondicional sigue naturalmente a la doctrina de depravación completa. Si el hombre en verdad está muerto, prisionero, y ciego etc., entonces el remedio para todas estas condiciones debe descansar fuera del hombre mismo (Esto es, en Dios) ¿puede el muerto levantarse a sí mismo?, la respuesta inevitablemente debe ser: “por supuesto que no”. Sin embargo hombres y mujeres son levantados de su muerte espiritual “nacidos de nuevo” como lo proclama el evangelio según San Juan; y como son incapaces de llevar a cabo esta obra por ellos mismos, entonces tenemos que concluir que es Dios quien los levantó. Por otro lado, como muchos hombres y mujeres no han sido vivificados, tenemos igualmente que concluir que eso es porque Dios no los ha levantado. Si el hombre es incapaz de salvarse a sí mismo, siendo la caída de Adán una caída total, y si sólo Dios puede salvar, y si no todos son salvos, entonces la conclusión debe ser que Dios no ha escogido salvar a todos. El tema es tan vasto como el océano mismo; pero no podemos hacer más que citar sólo unos pocos versículos claves que actúan como mapas y compás a través de estos poderosos mares. La historia de la Biblia es la historia de elección incondicional. Es extraño que los que se oponen a esta doctrina fallan en reconocer esto. Algunos creyentes tienen dificultad en creer que Dios pueda pasar a algunos y escoger a otros, y sin embargo no parecen tener dificultad en creer que Dios llamó a Abraham de la pagana Ur de los Caldeos y dejó a los otros en su paganismo. ¿Por qué debería Dios escoger a la nación de Israel como Su “gente peculiar”? No hay necesidad de especular, porque Deuteronomio 7:7 nos da la prepuesta: “No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Dios, y os ha escogido; porque vosotros érais los más pocos de todos los pueblos: Sino porque Dios os amó,...’ ¿por qué debería Dios, desatendiendo completamente las leyes familiares de Israel, escoger al hijo menor Jacob, en lugar de Esaú el mayor? Romanos 9:11-13 “…para que el propósito de Dios conforme a la elección,.. A Jacob amé mas a Esaú aborrecí.” ¿Cuál era la doctrina que Jesús predicó en la sinagoga en Nazaret sino la doctrina de elección incondicional? “Mas en verdad os digo, que muchas viudas había en Israel en los tiempos de Elías, … Pero a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a Sarepta de Sidon, a una mujer viuda.” [Lucas 4:25-27]. Sabemos los resultados de la predicación de nuestro Señor de ese mensaje. “Y lo llevaron hasta la cumbre del monte para despeñarlo.” La falta de espacio impide un relato completo de la elección soberana de Dios de Su pueblo; pero la verdad es clara: “No me elegisteis vosotros a mí, mas yo os elegí a vosotros; [Juan 15:16]; Todo lo que el Padre me da, vendrá á mí; y al que a mí viene, no lo echo fuera. [Juan 6:37]; He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste: tuyos eran, y me los diste, y guardaron tu palabra… Yo ruego por ellos: no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son [Juan 17:6,9]; ¿O no tiene potestad el alfarero para hacer de la misma masa un vaso para honra, y otro para vergüenza?” [Rom. 9:21] “Tendré misericordia del que tendré misericordia, [Rom 9:15]. “Según nos escogió Él antes de la fundación del mundo, habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos [Efesios 1:4-5]; y así sucesivamente.

Expiación Limitada
Este tercer punto no solamente nos trae al punto central de los cinco, sino también a la verdad central del evangelio, esto es, al propósito de la muerte de Cristo en la cruz. Esto no es accidental. Tenemos la enseñanza de la Biblia que ha puesto al hombre debajo del título general de depravación total, o inhabilidad total. Segundo, como algunos hombres y mujeres son indudablemente salvos, entonces tiene que haber sido Dios mismo quien los salvó en distinción del resto de la humanidad. Esto es elección: “Para que el propósito de Dios conforme a la elección, permaneciese…” [Rom 9:11]. Sin embargo, esta elección sólo “marcó la casa, a la cual la salvación debe viajar”, y una expiación completa, perfecta y satisfactoria todavía era requerida para los pecados de los elegidos, para que Dios fuera, no solamente un Salvador, sino un Dios justo, y un Salvador”. Esta expiación, como todos confesamos, fue realizada por la sumisión voluntaria de Cristo a la muerte en la cruz donde sufrió bajo la justicia de este Dios justo, y procuró la salvación que Él como Salvador había ordenado. En la cruz, entonces, y sin duda todos aceptamos esto, Cristo soportó el castigo, y procuró la salvación. La pregunta ahora se levanta: ¿por quién soportó el castigo?, y ¿para quién procuró la salvación? Hay tres avenidas por las cuales podemos viajar respecto a esto:

1. Cristo murió para salvar a todo hombre, sin distinción. 2. Cristo murió para salvar a nadie en particular. 3. Cristo murió para salvar a cierto número.

El primer punto de vista es el sostenido por “Universalistas” a saber, Cristo murió para salvar a todos los hombres, y así, muy lógicamente, asumen que todos los hombres serán salvos. Si Cristo ha pagado la deuda del pecado, ha salvado, rescatado, dado Su vida por todos los hombres, entonces todos los hombres serán salvos. El segundo punto de vista implica que Cristo procuro una salvación potencial para todos los hombres. Cristo murió en la cruz, pero aunque pagó la deuda de nuestros pecados, su obra en la cruz no es eficaz hasta que el hombre se “decida por” Cristo y así de ese modo sea salvo. El tercer punto de vista dice que Cristo murió positiva y efectivamente para salvar a cierto número de pecadores que merecían el infierno, en quienes El Padre había puesto su libre elegible amor. El Hijo paga la deuda por estos elegidos, hace satisfacción por ellos a la justicia del Padre, e imputa Su propia justicia a ellos para que sean completos en Él. ¿Cual de esas alternativas es la que está más de acuerdo a la Biblia?, la respuesta es la tercera, Cristo murió para salvar a un número particular de pecadores; esto es, aquellos “según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo” [Efe. 1:4] aquellos a quien el Padre “Le ha dado del mundo [Juan 17:9]; aquellos por quien Él mismo dijo derramaba su sangré: “Porque, esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados.” [Mat. 26:28] Esta última vista hace justicia al propósito de Cristo de venir a esta tierra a morir en la cruz. “Llamarás su nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de sus pecados.” [Mateo 1:21]. Yo soy el buen pastor: el buen pastor su vida da por las ovejas. [Juan 10:11]; Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hiciereis las cosas que yo os mando. [Juan 15:13,14]; Jesús “amó a la Iglesia y se entrego a sí mismo por ella”. [Efe 5:25]. “El cual fue entregado por nuestros delitos, y resucitado para nuestra justificación. [Rom. 4:25]. “Con su conocimiento justificara mi siervo justo a muchos, y Él llevara la iniquidad de ellos [Is. 53:11]. Y ¿cuándo efectúa esto?, mientras cuelga en la cruz, dice el profeta Isaías en ese grandioso capítulo 53 de su profecía, “del trabajo de su alma vera y será saciado”. El trabajo de su alma mientras derrama su alma en ofrenda por nuestros pecados produce hijos espirituales a la gloria de su Nombre, y será satisfecho cuando vea esta obra completada.

Gracia Irresistible
Si los hombres son incapaces de salvarse a sí mismos a causa de su naturaleza caída, y si Dios ha propuesto salvarlos, y Cristo ha realizado su Salvación, entonces lógicamente sigue que Dios también debe proveer los medios para llamarlos a los beneficios de esa salvación que Él ha procurado para ellos. Romanos 8:30: “y los que predestinó a éstos también llamó”. Dios no solamente eligió hombres y mujeres para salvación; Él también llamó a esos a quien le plació elegir. ¿Que quiere decir gracia irresistible? Sabemos que cuando el evangelio sale fuera en una Iglesia, o al aire libre, o por medio de leer la Palabra de Dios, no todos atienden a esa llamada. No todos son convencidos del pecado y de su necesidad de Cristo. Esto explica el hecho de que hay dos llamamientos. Hay un llamamiento externo; y un llamamiento interno. El llamamiento externo puede ser descrito como “palabras del predicador”; y este llamamiento, cuando sale, puede obrar un resultado de diferentes formas en un número de diferentes mi llamos a tu cas pero hoy no ará; no obrará la salvación en el alma de un pecador. Porque una obra de salvación para ser labrada debe ser acompañado por el llamamiento interior del Espíritu Santo de Dios. Porque Él es quien, “redarguye de pecado, justicia y juicio”. Y cuando el Espíritu Santo llama a un hombre, o mujer, o una persona joven por su gracia, ese llamamiento es irresistible: no puede ser frustrado; es la manifestación de la gracia irresistible de Dios. Esto es probado una y otra vez, en la Palabra de Dios, como por ejemplo en los siguientes versículos. 1. “Todo lo que el Padre me da vendrá a mí; y al que a mí viene no le echo fuera” [Juan 6:37]. Nótese que son aquellos a quien El Padre a “dado a Cristo”- los elegidos- que “vendrán” a él; y cuando vienen a Él no serán “rechazados”. 2. Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no lo trajere. [Juan 6:44] Aquí nuestro Señor simplemente está diciendo que es imposible que los hombres vengan a Él por ellos mismos; el Padre los debe traer. 3. Todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene a Mí [Juan 6:45]. El hombre puede oír el llamamiento externo; pero son esos los que han “aprendido del Padre” que responderán y vendrán a Cristo: Así que, con Simón Pedro: “Bienaventurado eres Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló sangre ni carne sino mi Padre que está en el Cielo?” 4. “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.” [Rom. 8:14] 5. “Mas cuando agrado a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia” [Gal. 1:15] 6. “Mas vosotros sois linaje escogido… para que anunciéis las virtudes de Aquél que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable.” [1 Ped. 2:9] 7. “Mas el Dios de toda gracia, que nos ha llamado a su Gloria eterna por Jesús Cristo…” [1. Ped. 5:9] Una sobresaliente ilustración de esta enseñanza de gracia irresistible, o llamamiento eficaz, es ciertamente el incidente que leemos en Hechos 16, El apóstol Pablo predica el evangelio a un grupo de mujeres a las orillas del rio en Filipo; y “una cierta mujer llamada Lidia estaba oyendo; cuyo corazón abrió el Señor para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.” Pablo, el predicador, habló al oído de Lidia, el llamamiento externo; pero el Señor habló al corazón de Lidia, el llamamiento interno de gracia irresistible. Los hombres y mujeres se resisten al evangelio de Dios por su misma naturaleza. Por eso debe haber una gracia irresistible. Ya que “El hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios”. Pero el llamamiento eficaz es santo “Que nos salvó y llamó con vocación santa”… [2Ti 1:9]; todopoderoso “Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud de todo aquél que cree… [Rom 1:16]; vivificante “…Vendrá hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios: y los que oyeren vivirán” [Juan 5:25]; efectivo “Por cuanto nuestro evangelio no fue a vosotros en palabra solamente, mas también en potencia, y en Espíritu Santo, y en gran plenitud; como sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros” [1Tesal. 1:5]; irresistible “Mas el que escudriña los corazones, sabe cuál es el intento del Espíritu, porque conforme á la voluntad de Dios, demanda por los santos” [Rom 8:27]

Perseverancia de los Santos
Permítanme decir que esto es exactamente lo que la Escritura nos enseña. “Porque a los que antes conoció, también predestino, para que fuesen hechos conforme a la imagen de Su Hijo, para que Él sea el primogénito entre muchos hermanos”; y aún más, “y a los que predestinó a estos también llamó; y a los que llamó a estos también justificó, y a los qué justificó, a estos también glorificó. ¿Pues qué diremos a esto? ¿Sí Dios está por nosotros, quién contra nosotros?…Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida… ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” [Rom. 8:27]. Si el hombre no se puede salvar a sí mismo, entonces, Dios tiene que salvarlo. Si todos no son salvos, entonces Dios no ha salvado a todos. Si Cristo ha hecho satisfacción por los pecados, entonces es por los pecados de aquellos que son salvos. Si Dios intenta revelar esta salvación en Cristo a los corazones de esos a quien él escogió salvar, entonces, Dios proveerá el medio de hacerlo efectivamente. Si, por consiguiente, habiendo ordenado para salvar, murió para salvar, y llamó a la salvación a esos quienes nunca podrían salvarse a sí mismos, Él también preservará a los salvos para la vida eterna para la Gloria de Su Nombre. Así siguiendo la depravación total, y elección incondicional, y expiación limitada, y un llamamiento eficaz, tenemos la perseverancia de los santos. “El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” [Fil. 1:6]. La palabra de Dios está repleta con referencias a esta bendita verdad. “Y ésta es la voluntad del que me envió, del Padre: Que todo lo que me diere, no pierda de ello, sino que lo resucite en el día postrero”. [Juan 6:39] “Y yo les doy vida eterna, y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano” [Juan 10:28]. “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de Su Hijo, mucho más estando reconciliados, seremos salvos por su vida. [Rom. 5:10]. “Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.” [Rom. 8:1] Este es el distintivo del creyente, que pertenece a Cristo; que está perseverando en las cosas de Cristo; “que está dando toda diligencia para hacer su llamada y elección segura”. El creyente en Cristo puede caer en tentación, pero el Señor no lo dejará ser tentado más de lo que pueda resistir, sino que con la tentación dará también la salida; para que el creyente vaya adelante, y siga adelante otra vez en las cosas pertenecientes a su salvación para la gloria de Cristo. Esos versos incomparables de Romanos 8:28-39 enseñan la lógica Divina en la salvación eterna de Dios. Al igual que el hijo pródigo, por mucho que avergonzó a su padre pidiéndole su parte de la herencia (no estando muerto el padre), por mucho que haya gastado su dinero en el pecado y no importando lo bajo que llegó a estar, con todo, nunca dejó de ser hijo de su padre. La lógica es que la salvación que empieza en la mente y propósito de Dios debe terminar en el cumplimiento de Su infrustrable propósito de que esos “a quienes antes conoció” están eternamente unidos con su Salvador.

Como pueden darse cuenta, muchas de las "ideas" establecidas por los actuales no Católicos, provienen de la doctrina calvinista. y muchas de las distintas sectas también tienen su origen en el Calvinismo, no así el protestantismos que es poca la influencia (comparada con la influencia calvinista).

Conforme vayamos avanzando, iremos identificando de que Iglesia se derivan las principales que existen actualmente.




avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Lamentable Reforma - El Anglicanismo

Mensaje  Damián el Miér Mayo 23, 2012 5:12 pm

La palabta anglicanismo, proviene del latín medieval ecclesia anglicana, que significa iglesia inglesa, se utiliza para describir a las personas, las instituciones y las iglesias, como asimismo a las tradiciones litúrgicas y conceptos teológicos desarrollados tanto por la Iglesia de Inglaterra, en lo particular, como por las provincias eclesiásticas de la Comunión Anglicana. También se utiliza en lo referente a las iglesias anglicanas sin comunión con el arzobispo de Canterbury (en el Reino Unido) y muchas otras completamente independientes.

La Iglesia Anglicana nació en 1536, cuando Enrique VIII solicitó a Clemente VII que declarara nulo su matrimonio con Catalina de Aragón; al ser rechazado el pedido por el Papa, el monarca decidió emancipar a la Iglesia de Inglaterra de la Iglesia Católica Romana y se autoproclamó Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra. Muchos de los que se opusieron a la política religiosa de Enrique VIII fueron depuestos de sus cargos y algunos torturados y ejecutados, entre los cuales cabe destacar el caso de Tomás Moro. Tras el relativamente breve reinado de Eduardo VI y el período de restauración católica encabezado por la reina María I, la Reforma anglicana se consolidó definitivamente durante el reinado de Isabel I.

La Comunión Anglicana, es una fraternidad amplia de 38 provincias autónomas e interdependientes que están en plena comunión con el Arzobispo de Canterbury (inglaterra), es una de las comuniones cristianas más numerosas del mundo, con aproximadamente 77 millones de miembros.

La Comunión Anglicana se considera parte plena de la Iglesia Cristiana: una, santa, católica y apostólica, y se declara Católica y Reformada, al respecto, es interesante la frase del Deán Henry Forrester (México, 1906): «Católica, aunque no romana y Evangélica, aunque no protestante».

Para muchos anglicanos, representa también una forma de catolicismo no-papal, y para otros, una forma de protestantismo sin figuras fundadoras tales como Martín Lutero o Juan Calvino.

Pero en la línea del anglicanismo clásico, los planteamientos del teólogo isabelino del siglo XVI Richard Hooker en Essays on Ecclesiastical Polity, siguen expresando la identidad anglicana como prudente combinación entre estas dos tradiciones cristianas (Católica y Protestante), una Via Media entre ambas, mediante una aplicación equilibrada de tres criterios esenciales de fe y ética:

La Sagrada Escritura,
la Tradición apostólica y
la Razón.

Si se dan cuenta la diferencia es simple: cambian al MAGISTERIO DE LA IGLESIA por la Razón.

Las iglesias de la Comunión Anglicana mantienen su unidad a través, principalmente, de la comunión sacramental con el Arzobispo de Canterbury, y la celebración de la liturgia conforme a las diferentes versiones autorizadas del Libro de Oración Común. Como se puede analizar, es una Iglesia formada por el Decrete generado por el Capricho de un Rey.

Los fundamentos doctrinales del Anglicanismo, expresados en el llamado Cuadrilátero Chicago-Lambeth, son cuatro elementos de la fe cristiana, basados en un texto del siglo V conocido como Commonitorium, de San Vicente de Lerins: Id teneamus, quod ubique, quod semper, quod ab omnibus creditum est; hoc est et enim vere proprieque catholicum ("Debe tenerse como propiamente católico aquello que ha sido creído en todas partes, siempre y por todos"), a saber:

La Biblia, o las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamentos, como base de la fe cristiana.

Los Credos Apostólico y Niceno, como resúmenes suficientes de la fe contenida en la Escritura.

Los Sacramentos del Bautismo y la Eucaristía, como medios indispensables, externos y sensibles (instituidos por Cristo), como medios de la Gracia de Dios, que es interna y espiritual. Esta jerarquización no elimina los otros cinco sacramentos tradicionales (Penitencia, Confirmación, Matrimonio, Ordenación y Unción de los enfermos) que, instituidos por la Iglesia con la autoridad de Cristo, se añaden a los dos primeros.

Los Anglicanos (episcopales) poseen sucesión apostólica ininterrumpida y reconocida por las iglesias ortodoxas y veterocatólicas. El Papa León XIII en la Bula Apostolicae Curae de 1896, tras un estudio canónico, teológico y sacramental sobre las formas rituales utilizados en la Iglesia Anglicana, decidió desconocer la validez de las órdenes sagradas conferidas con el rito anglicano.

En las iglesias anglicanas existen diversas imágenes de Cristo, la Virgen María y los santos: iconos, retablos, conjuntos escultóricos y, sobre todo, vitrales; sin embargo, en los ambientes anglicanos suele establecerse una clara diferencia entre utilizar imágenes en el culto (práctica generalmente aceptada), a rendir culto, de cualquier índole, a las imágenes. Este criterio distingue al anglicanismo tanto de las tradiciones protestantes, como de las católico romanas y ortodoxas, en lo que al tratamiento de las imágenes religiosas se refiere. La misa anglicana es igual a la católica, y al igual que esta incluye una Epíclesis (o sea, una invocación al Espíritu Santo).

La dignidad humana y la igualdad entre todas las personas forman parte fundamental de los valores anglicanos, al extremo que como expresión de estos valores del anglicanismo se observa en que, en la mayoría de las provincias anglicanas, es canónicamente posible, desde la década de 1970, la Ordenación de mujeres al diaconado, al presbiterado y al episcopado, lo cual, no obstante, no ha dejado de crear amplia discusión entre las iglesias de esta Comunión. La primera mujer consagrada al episcopado fue Barbara Clementine Harris, como Obispa Sufragánea de Massachusetts (Estados Unidos de América), en 1990.

La actitud de los anglicanos ante la homosexualidad, es también un asunto espinoso que ha provocado, en su seno, serias confrontaciones en todo ámbito, desde la repulsión hasta la más amplia aceptación. Aunque las iglesias anglicanas a lo largo de su historia, no se han caracterizado por una inclinación a las discusiones acaloradas ni a las declaraciones sobre moral sexual (de hecho, su clero ha sido libre, en todas partes, desde el siglo XVI, para contraer matrimonio, mantenerse célibe o vivir en soltería), dos hechos históricos, en la primera década del siglo XXI, han disparado el debate sobre la relación entre homosexualidad y cristianismo: La autorización para la bendición de las uniones entre personas del mismo sexo, por parte de la Diócesis de New Westminster, de la Iglesia Anglicana del Canadá, y la elección y consagración de Gene Robinson como Obispo de la Diócesis de New Hampshire, de la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos, puesto que Robinson había declarado oficialmente su condición homosexual ante su diócesis, antes de ser electo.

Estos son los resultados de la autoproclamación de Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra, situación que se ha transferido a los siguientes Reyes (y reinas) de Inglaterra.

Aunque los anglicanos reconocen que el repudio a la autoridad del Papa iniciada por Enrique VIII de Inglaterra condujo a la Iglesia de Inglaterra a existir efectivamente como entidad completamente separada de Roma, también reconocen su continuidad con respecto a la medieval Iglesia Pre Reforma. Completamente aparte de sus distintivas costumbres y liturgia (por ejemplo el Rito de Sarum) el entramado organizacional de la Iglesia de Inglaterra estaba ya establecido al momento de efectuarse el Sínodo de Hertford (entre 672 y 673), cuando todos los obispos ingleses fueron capaces, por primera vez, de actuar como un cuerpo, bajo la dirección del Arzobispo de Canterbury. El efecto del Estatuto Restrictivo de Apelaciones (Act in Restraint of Appeals) de 1533 y del Estatuto de Supremacía (Acts of Supremacy) de 1534, promulgados por Enrique VIII fue, simplemente, declarar que la Corona de Inglaterra era «la única cabeza suprema en la tierra de la Iglesia de Inglaterra, llamada Ecclesia Anglicana», y que el Obispo de Roma no tenía ninguna «mayor jurisdicción en Inglaterra que cualquier otro obispo extranjero». El desarrollo posterior de los Treinta y nueve artículos de religión y la promulgación de los Estatutos de Uniformidad (Acts of Uniformity) culminaron en el Acuerdo Religioso Isabelino, que dio lugar a una Iglesia que era a la vez Católica y Reformada con el monarca Inglés (luego Británico) como su Gobernador supremo.

Durante el reinado de la reina Isabel I de Inglaterra, catorce obispos fueron depuestos de sus sedes episcopales por orden Real (Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra), excepto la diócesis de Llandaff (luego pasaría a formar parte de la Iglesia inglesa). La sede de Canterbury estaba vacante. Surgió la cuestión de como obtener una consagración que preservara inquebrantable la Sucesión Apostólica, ya que el Obispo de Llandaff rehusó oficiar la consagración del Nuevo Arzobispo de Canterbury. Matthew Parker había sido elegido por Isabel I (Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra) para ocupar dicha sede.

En el "Book of Common Prayers" se reformaron las fórmulas de consagración episcopal, quitando las que aluden a la intención consagratoria (esencial al Sacramento). Por esto, los Obispos no son de sucesión apostólica por doble motivo: los ordenados por Parker, porque él no lo era válidamente (fue 'nombrado' no 'ordenado'), y los 'consagrados' según el Common Prayer, por carecer el rito de su ordenación de intención consagratoria manifiesta.

SURGIMIENTO DE LA IGLESIA EPISCOPAL
asi cmo la Iglesia Anglicana nació por un Decreto Político, la Iglesia episcopal fue fundada en 1789 a raíz de la proclamación de la independencia por parte de las Trece Colonias Americanas. Con anterioridad a la Guerra de Independencia, la Iglesia Episcopal era parte de la Iglesia de Inglaterra a cuyo clero se le exigía aceptar la supremacía del monarca británico. Cuando el clero de Connecticut eligió a Samuel Seabury como obispo, este partió a Inglaterra para tratar de ser consagrado. El juramento de supremacía resultó ser un problema demasiado difícil de sortear (supremasía al monarca brintánico), sin embargo, el obispo electo se dirigió a Escocia donde el colegio episcopal escocés (en aquel entonces perseguido por el estado Inglés) lo consagró en Aberdeen el 14 de noviembre de 1784 para pasar a ser el primer obispo anglicano fuera de las Islas Británicas. De esta forma los obispos norteamericanos adquieren la sucesión apostólica a través de los obispos de Escocia y aún en la actualidad las nueve cruces en el escudo de armas que simbolizan las nueve diócesis originales de ECUSA forman una cruz de San Andrés en conmemoración del vínculo escocés. En Escocia la Iglesia Episcopal es conocida además porque a diferencia de la Iglesia de Escocia (que es presbiteriana, es decir, gobernada por los presbíteros) la primera es regida por obispos (del latín episcopi).

Algunas diferencias notables en la interpretación de ciertos sacramentos, con la Iglesia Católica son:

La Confesión, es una mera declaración del perdón concedido por Dios.

No creencia en la transubstanciación. Pero si en la presencia Real de Cristo en la Eucaristia (consubstranciación, doctrina proclamada por Lutero en el siglo XVI).

Con relación del orden sacerdotal, los ministros anglicanos, al separarse del Papa, eran verdaderos obispos, sacerdotes y diáconos, aunque según la visión de la Iglesia Católica Romana actuarían ilícitamente y además, inválidamente, es decir, no podrían dar sucesión a otros sacerdotes. Según la Iglesia de Roma, el orden apostólico no sigue plenamente vigente en estas Iglesias (Anglicana y Episcopal).

la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América ha entrado en total comunión con la Iglesia Evangélica Luterana en América.

Es de hacer notar que La Iglesia episcopal es la iglesia nacional estadounidense de la Comunión Anglicana, que comprende 108 diócesis dentro de los Estados Unidos, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Haití, Taiwán, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Honduras, Puerto Rico y Venezuela. La forma abreviada con que se conoce la Iglesia según sus siglas en inglés es ECUSA (Episcopal Church in the USA – Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América). La principal iglesia de la Iglesia Episcopal es la Catedral Nacional de Washington que funciona además como centro de reunión nacional y está afiliada al gobierno por una ley del Congreso aprobada el 6 de enero de 1883 (siguiendo el ejemplo Anglicano de su afiliación a la monarquía inglesa).

He aqui las tres grandes ramas impulsadas por la Reforma, lamentablemente, al grito 8slogan) de "sola scriptura" que permite la interpretación privadda de las Sagradas Escrituras, estas Iglesias Protestantes, fueron dividiendose en varias ramas, de las cuales estaremos platicando en futuros posteor, por lo menos de aquellas ramas importantes.

Saludos,




avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Lamentable Reforma - Ramas que surgieton de la Reforma

Mensaje  Damián el Jue Mayo 24, 2012 2:40 pm

En los siguientes años y antes de que finalizara el Siglo XVI, surgieron varios movimientos que se separaron de los movimientos originales por no coicidir en doctrinas, debido al "slogan" de "sola scriptura".

Estas Ramas, retoños casi inmediatos de la Reforma surgidos del Luteranismo, del Calvinismo y del Anglicanismo, no han logrado coicidir con sus doctrinas, existiendo posteriormente mucho más separacion:

EL ANABAPTISMO (1521 - mismo año de inicio del Luteranismo):
Fueron creados por Thomas Müntzer, quien era seguidor de Lutero, sin embargo, el mismo año en que fue excomulgado y se fundó el Luteranismo, Thomas Mürzer se separó e inició el Anabaptismo.

El nombre anabaptista o anabautista proviene del idioma griego y se refiere a "rebautizar" o "bautizar de nuevo" (ανα- hacer de nuevo y βαπτιζω- bautizar). Dicho nombre les fue impuesto a los anabaptistas por sus detractores, pues los primeros consideran inválido el bautismo infantil. Los anabaptistas abogan por el bautismo de creyentes (de acuerdo con su interpretación de Marcos 16:16), adultos, pues por una parte consideran que los niños son salvos (según Mateo 18:2-4) y por otra parte consideran al bautismo como símbolo de fe, la cual no manifiesta un bebé.

Caso contrario a los Luteranos que si creen en el Bautizo de Bebes, esta es una de las diferencias doctrinales entre ambos movimientos.

Comparten las principales doctrinas de la Reforma, como la definición de la Biblia como única regla infalible de fe, inspirada indudablemente por el Espíritu Santo; la aceptación de Jesucristo como único mediador; el sacerdocio de todos los creyentes y la presencia del Espíritu Santo y sus dones en cada cristiano; y el rechazo de la creencia en la transubstanciación durante la misa y de ésta como sacrificio; defienden la idea de que los cristianos convencidos, bautizados, deben vivir libres de la esclavitud del mundo, amar a los enemigos, abstenerse de toda violencia, y solidarizarse materialmente con los pobres, sin apelar a las relaciones con el estado para conseguir prebendas.

A pesar de estos pensamientos Thomas Müntzer, fue un revolucionario que guío la revuelta de los Campesinos Alemanes y se propuso lograr el advenimiento del Reino de Dios impulsando una vigorosa reforma social.

Al principio contemporáneo y seguidor de Lutero, posterior a 1521 mantuvo una extremada polémica teológica y política con éste. Los origenes del Anabaptismo, tratan de enfocarlos desde 3 teorias:

Los anabaptistas comenzaron con una sola expresión en Zúrich, y se propagaron desde allí; lo cual es totalmente falso, porque, aunque se reconoce a Müntzer como fundador, se colocan juntos, tanto a los anabaptistas de Münster como a los anabaptistas radicales relacionados con los profetas Zwickau, Jan Matthys, Juan de Leiden (también llamado Bockelson van Leiden, Jan de Leyden) y Thomas Müntzer.

Los anabaptistas surgieron a partir de varios movimientos independientes en varios lugares a la vez; lo cual es lo más probable, existiendo posteriormenteuna unión tanto de los anabaptista de Münster como de Matthys y Leiden.

Los anabaptistas son una continuación del cristianismo del Nuevo Testamento (o sucesión apostólica perpetua de la Iglesia. Lo cual no es ni probable ni posible, porque no pueden demostrar esa SUCESIÓN APOSTÓLICA, en sus filas; más bien surgieron como un movimiento religioso - politico separado del Luteranismo; es más, es histórico que siendo parte de la Gerra del Campesinado Alemán, fue en este movimiento donde se denominaron "Protestantes". Asimismo, es de esta rama en la, por parte de Ulrico Zuinglio en Zúrich y Thomas Müntzer en Allstedt; se difundio las tesis de que todos los hombres podían encontrar, sin necesidad de intermediarios, el camino hacia Dios y lograr la salvación de sus almas. ¿Suena conocido?

LOS PRESBITERIANOS (1560)

Aunque fueron fundados por Juan Knox en 1560, quien estudió bajo Lutero, el movimiento sigue parte de la doctrina de Calvino (1536), bajo el liderazgo de personajes como Juan Calvino, Juan Knox, Ulrico Zuinglio y Heinrich Bullinger.

Estas denominaciones derivan su nombre de la palabra griega presbyteros, que significa literalmente "anciano". La iglesia es administrada a través de "presbíteros", elegidos democráticamente por las comunidades de cristianos locales, gobernadas por un "consistorio" o "consejo" de presbíteros. Estos delegados también integran los concilios de la Iglesia, que son los Presbiterios, Sínodos y la Asamblea General, también llamada Concilio Nacional o Supremo Concilio. Los presbíteros pueden ser regentes (que gobiernan) y docentes (que enseñan, es decir, los pastores).

El gobierno presbiteriano es común a las Iglesias protestantes que siguieron más de cerca el modelo de la Reforma protestante de Suiza. En Inglaterra, Escocia e Irlanda, las iglesias reformadas que adoptaron un gobierno presbiteriano en vez del episcopal pasaron a ser conocidas, como es natural, como la Iglesia Presbiteriana.

En cuanto a la teología, las iglesias presbiterianas se basan en las enseñanzas de la Biblia y tienen a Juan Calvino (1509–1564) como uno de los comentaristas bíblicos más importantes, destacándose su publicación La Institución de la Religión Cristiana. Como el resto de los protestantes, los presbiterianos creen que la salvación es sólo por fe, no por obras, y que no se debe establecer como doctrina ninguna enseñanza que no esté recogida, de forma explícita o implícita, en las páginas de la Biblia. Rechazan la veneración de las imágenes, las oraciones por los difuntos, la intercesión de los santos, así como la autoridad de la tradición eclesiástica y la autoridad del Papado, si bien algunas denominaciones presbiterianas de algunos países mantienen una relación ecuménica cordial con la Iglesia Católica.

Entre sus énfasis están la soberanía de Dios, la elección divina, la importancia céntrica de la Biblia y los sacramentos (bautismo y santa cena o eucaristía), el concepto del pacto, la validez permanente de la ley moral y la perfecta conciliación de la piedad y el cultivo intelectual. Su fe es recogida en las notables formulaciones confesionales (confesiones de fe y catecismos), elaboradas por los reformadores de los siglos XVI y XVII. De éstas, destaca la Confesión de Fe de Westminster, elaborada por la Asamblea de Westminster reunida en Londres en la década de 1640. Dicho conjunto de convicciones presbiterianas se denomina Teología reformada o calvinista. Las iglesias presbiterianas suelen aceptar tanto el Credo de los Apóstoles como el Credo Niceno.

EL PURITARISMO (1558 - 1582, no se posee un dato verídico)
El puritanismo, una parte radical del protestantismo, tuvo su origen en la edad de la Reforma en Inglaterra durante el reinado de Isabel I.

Durante el siglo XVI, un sector importante de la Iglesia de Inglaterra (Anglicana - 1534) sentía que la ruptura definitiva con la Iglesia Católica Romana no se había terminado de producir, ya que buena parte de la liturgia y las creencias seguían siendo muy similares. Por otro lado, el anglicanismo estaba demasiado próximo al poder real inglés, obediente a sus decisiones y, por tanto, arbitrario según las coyunturas del momento.

La Revolución Puritana fue un movimiento surgido en Inglaterra en el siglo XVI, de confesión calvinista, que rechazaba tanto a la Iglesia Católica como a la Iglesia Anglicana.

Las críticas a la política de la Reina Isabel I salían de los grupos calvinistas ingleses, que fueron denominados puritanos porque pretendían purificar la Iglesia Anglicana, quitándole los residuos del catolicismo y acercando su liturgia al calvinismo.

Desde el inicio los puritanos aceptaban la doctrina de la predestinación. El movimiento fue perseguido en Inglaterra, razón por la que muchos dejaron este país buscando otros lugares con mayor libertad religiosa. Un grupo, liderado por John Winthrop, llegó a las colonias de Inglaterra en América del Norte en abril de 1630.

En la relación de las iglesias con el poder civil, los puritanos creían que los gobernadores seculares son responsables ante Dios de proteger y premiar la virtud, incluyendo la "verdadera religión" y de castigar a los malhechores. Se oponían a la supremacía del monarca en la iglesia (erastianismo) y argumentaban que la única cabeza de la Iglesia en el cielo o en la tierra es Cristo.

La idea de la interpretación personal de la Biblia, central en las creencias puritanas, era compartida con los protestantes en general. Los puritanos buscaron la conformidad individual y colectiva de la enseñanza de la Biblia, con la pureza moral aplicada hasta el más ínfimo detalle así como la pureza eclesiástica aplicada al más alto nivel. Creían que el hombre existía para la gloria de Dios; y que su primer cometido en la vida era hacer lo que Dios quisiera y así recibir la futura felicidad.

Al igual que algunas iglesias reformadas del continente europeo, las reformas puritanas fueron tipificadas por el mínimo ritualismo y la mínima decoración y por un énfasis sin ambigüedades en la predicación. Los calvinistas en general creían que la adoración en la iglesía debía ser estrictamente regulada por lo que se prescribía en la Biblia (el principio regulador de la adoración), y condenaban como idolatría muchas prácticas, sin importar su antigüedad o su adopción generalizada entre los cristianos, contra los oponentes que defendían la tradición. La simplicidad en la adoración llevó a la exclusión de vestimentas, imágenes, velas, etc. No celebraban las festividades tradicionales las cuales creían que eran un violación del principio regulador.

EL CONGREGACIONALISMO (1582)

Es un movimiento que surgió de las iglesias protestantes inglesas a finales del siglo XVI y a principios del XVII.

Creado como una extensión del puritanismo, hizo énfasis en el derecho y deber de cada congregación a gobernarse por sí misma, independientemente de cualquier autoridad. Su más grande influencia y mayor cantidad de partidarios se ubicó en los Estados Unidos, donde los puritanos se asentaron en la colonia de Plymouth.

El Pacto Half-Way (1662), suavizó las condiciones de afiliación y el Primer Gran Despertar condujo al congregacionalismo estadounidense lejos de sus raíces calvinistas. Muchas iglesias desertaron al unitarismo.

En general, los congregacionalistas evitaron credos y dieron prioridad a la predicación por encima de los sacramentos, aceptando solamente el bautismo y la eucaristía. Los congregacionalistas ingleses son ahora parte de la United Reform Church. La mayoría de los congregacionalistas americanos pertenecen a la Iglesia Unida de Cristo.

Las iglesias bautistas, los discípulos de Cristo y el unitarismo universalista también ejercen la organización política congregacional


Sin embargo, prese a la unidad congregacional, existenmuchas diferencias doctrinales entre estas iglesias que lo unico que tienen en común es la forma de organizarción "cada congregación a gobernarse por sí misma".

Es interesante ver como estas corrientes surgieron en las primeras 6 o 7 decadas de iniciada la Reforma y han influenciado en la "ensalada" de creencias actuales, las cuales muchos toman como "difeerncias sin importancia"; pero se manifiesta en muchas de las acusaciones de "doctrinas falsas" a la Iglesia Católica.

Como pueden darse cuenta, todas las corrientes, aunque algunas surgieron del Luteranismo, fueron influenciadas por el el Calvinismo. Como el slogan de Ulrico "sola scriptura" fue adotado con facilidad, para "estructurar" doctrinas contrarias a las originales y en muchos casos contrarias entre sí.

De alllí que años despues, Lutero, analizando los daños causados, indicara:

Este no quiere oír de Bautismo, y aquel niega el sacramento, otro pone un mundo entre este y el último día. Algunos enseñan que Cristo no es Dios, algunos dicen esto, otros dicen eso; hay tantas sectas y credos como hay cabezas. Nunca un campesino es tan grosero como cuando tiene sueños y fantasías, él se considera inspirado por el Espíritu Santo y que debe ser un profeta."


El año en que murio Lutero (1546), ya habían surgido los Anabaptistas, los Calvinistas y los Anglicanos, ¿Que diría si viera la gran diversidad de doctrinas para "escoger"?... ¿Será que quería que cada ser humano hiciera sus doctrinas para su comodidad?.

Estas son las distintas ramas en que se dividieron en el Siglo en que se llevó a cabo la REFORMA.

Pero ¿Que pasó en el siglo siguiente (XVII) o en el siguiente (XVIII)?

y ¿Cual ha sido el SIGLO DE MAYOR SEPARACIÓN (XIX)?.

Continuará...






avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Brillante exposición

Mensaje  Oscar Antezana el Jue Mayo 24, 2012 2:54 pm

Damián, es difícil postear en un tema tan amplio que creo resume muy bien la historia de la iglesia, o mejor dicho del cristianismo.
Como dices sería imposible describir a cada una de las muchas iglesias y sectas en que se ha dividido la reliión cristiana, pero sus principales ramas dejan ver la esencia del pensamiento de cada una de ellas.
Pero creo que en la historia que escribes hay un salto, creo que no estás mencionando al arrianismo o al maniqueismo.
Voy a seguir esperando tus entregas acerca de este tema que resulta por demás apasionante.
Abrazos
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 425
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Arrianismo y Maniqueismo

Mensaje  Damián el Jue Mayo 24, 2012 3:49 pm

Mi estimado Oscar:

Muchisimas gracias mi estimado Oscar, eso me hace sentir que no solo he estado posteando sin ningún lector.

Con mil disculpas, pero tanto el Arrianismo (doctrina que niega la DIVINIDAD DE JESUCRISTO) como el Maniqueísmo (doctrina muy parecida a los gnósticos, mandeos y mazdeístas - niegan que cualquier figura religiosa del zoroastrismo, budismo, cristianismo e islam; habría sido enviada a la humanidad para ayudarla en su liberación - por lo tanto niegan a CRISTO), por sus principios doctrinarios no pueden considerarse CRISTIANOS; y aunque hay influido en algunos que se denominen cristianos (surgidos en el siglo XIX) no creo que pertenezcan al Linaje del Cristianismo.

Recuerda que el Arrianismo como tal fue exterminado aproximadamente en el año 589. Y claro, su doctrina ha influido en la Cristología de los Testigos de Jehova y otras ramas (por mencionar alguna otra el Judaísmo Mesianico), Yo lo veria más como un Sincretismo entre algún grupo Cristiano y una doctrina pagana.

Pero si deseas, auque veremos su influencia más adelante, podríamos hablar de las GRANDES HEREJÍAS (en un tema aparte), las cuales no son pocas y fueron señaladas y condenadas en su momento (los adopcionistas, los sabelianistas, los agnoetistas, los albigenses, los apolinaristas, los arrianistas, los cátaros, los docetinistas, los donatistas, los encratistas, los espirituales, los euquitas, los febronianistas, los fideístas, los galicanistas:, los gnosticistas, los hermanos moravos, los husitas, los iconoclastas. los jansenistas, los joaquinitas, los marcionistas, los modalistas, los modernistas. los monofisistas, los monotelistas, los montanistas, los nestorianistas, los nicolaítas, los pelagianistas, los semi-pelagianistas, los petrobrusianos, los quietistas, los valdenses, los viclefitas, etc., etc., etc.,)... Creeme que sus doctrinas se han sincretizado con doctrinas Cristianas y han dado forma a nuevas sectas y movimientos.

Y claro que seguire mi posteo a grandes razgos, por lo menos las ramas más importantes de los siglos XVII y XVIII, y como muchas de esas doctrinas llegaron al siglo XIX, en donde como un fenomeno (que analizaremos) se dio el RESTAURACIONISMO, el cual está salpicado de mucho sincretismo y que provocó el gran bum de miles y miles de sectas.

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Separaciones internas del siglo XVI - MENONITAS - Bautistas

Mensaje  Damián el Vie Mayo 25, 2012 2:02 pm

Los menonitas son una rama pacifista y trinitaria del movimiento cristiano anabaptista, originado en el siglo XVI, como expresión radical de la Reforma Protestante.

En 1523 Ulrico Zuinglio, exsacerdote católico, comenzó a reformar la iglesia de la ciudad suiza de Zúrich. Un grupo de sus discípulos, liderados por Conrad Grebel, Felipe Dipelatio y Felix Manz pronto rechazaron que Zuinglio usara al Concilio de la ciudad para proceder con la reforma.

Empezaron a estudiar la Biblia, y no encontraron en ella justificación para una "Iglesia del Estado", sino que los cristianos eran una comunidad de creyentes, que libremente decidían seguir a Cristo, y que daban público testimonio de su fe por medio del bautismo de adultos.

Esto significaba declarar sin validez el bautismo de niños. En enero de 1525, en Zollikon, un suburbio de Zúrich, los miembros del grupo decidieron bautizarse unos a otros. Al ser el bautismo de adultos una parte fundamental de su fe, casi inmediatamente se los empezó a llamar "anabautistas" (rebautizadores) aunque el grupo prefería el nombre de Hermanos Suizos.

El movimiento se extendió rápidamente por Europa, especialmente en los territorios del imperio alemán. La situación se agravó para los anabaptistas cuando la Dieta (legislatura) en 1526 ordenó que cada subdivisión política del imperio debía adoptar la religión del gobernante. Si el gobernante era católico, debían serlo sus súbditos. Si el gobernante era luterano, sus súbditos debían practicar la religión luterana (principio llamado Cuius regio, eius religio), lo cual chocaba directamente con la concepción de los Hermanos, que creían en una comunidad formada por creyentes que libremente decidían su fe, sin intromisión de la autoridad civil en las cuestiones de fe.

En 1529, a pesar de que los príncipes partidarios de la Reforma expresaron su célebre protesta (de donde viene el nombre "protestante") rechazando cualquier cosa "contraria a Dios o a su Santa Palabra", se pusieron de acuerdo con los católicos para perseguir a los anabaptistas.

Así fue promulgada la ley imperial del 23 de abril de 1529 que ordenaba "quitar la vida a todo rebautizador o rebautizado, hombre o mujer, mayor o menor, y ejecutarlo según la naturaleza del caso y de la persona, por fuego, por espada o por otro medio en cualquier lugar donde fuere hallado".

Las medidas represivas se agudizaron después de la rebelión de los anabaptistas extremistas en Münster y, con el pretexto de aplastar el levantamiento protagonizado por éstos y sus ideas subversivas, se multiplicaron las ejecuciones de Hermanos a pesar de que ellos siempre fueron pacifistas y rechazaron las ideas y prácticas de los münsteristas.

Menno Simons (1496-1561) fue un sacerdote católico de Frisia, hoy Holanda, que escribió para denunciar los errores de los revolucionarios anabaptistas. Impresionado por la tragedia de Münster y convencido de que solamente con un testimonio de auténtico seguimiento a Jesucristo y de sometimiento a la autoridad de la Biblia era posible evitar que las personas fueran seducidas por nuevos errores, y para rechazar las de los príncipes y las jerarquías católicas y reformadas, decidió romper en 1536 con la Iglesia Católica y unirse a los anabaptistas pacifistas.

Menno desarrolló una exitosa labor pastoral en medio de la persecución. Participó en la organización de las congregaciones anabaptistas en Holanda, el norte de lo que hoy es Alemania y el noroeste de Polonia. Participó en numerosas polémicas con reformadores luteranos y calvinistas, con anabaptistas unitarios y con los partidarios de usar la violencia. Al interior de las propias congregaciones, las discusiones sobre la excomunión causaron rupturas. No le fue posible ponerse de acuerdo con las comunidades establecidas desde 1528 por los huterianos sobre la obligatoriedad o no para los cristianos de la comunidad de bienes.

Las congregaciones unidas al movimiento que contaba con la activa participación organizativa de Menno lograron consolidarse, aunque muchas veces tuvieron que peregrinar huyendo de un lugar a otro. La influencia de Menno llegó a ser tan notoria, que sus adversarios comenzaron a llamarlas "menistas" o "menonitas", a manera de insulto. Perseguidas sin cuartel en la Europa occidental, comunidades enteras de menonitas y otros anabaptistas se desplazaron forzadamente, estableciéndose en la Europa oriental, así como en Pensilvania en 1683, y durante el siglo XVIII, cuando, además surgió allí otra denominación anabaptista similar, la de Hermanos en Cristo.

Como podemos darnos cuenta, sin poderse poner de acuerdo, la persecusion entre los distintos movimientos reformitas, se dio igual o en mayor grado que la famosa "Inquisición".

¿Que tenemos entonces?, de la Reforma surgen 3 grandes ramas, cada rama tiene notables personajes que saltan de una rama a otra:Thomas Müntzer, seguidor de Lutero, lo abandona y comienza a seguir a Calvino, formandose el movimiento Anabaptista, y de este movimiento surgen los Menonitas. Pero la divición no se queda allí.

De acuerdo a la historia del Cristianismo, las Iglesias Bautistas fueron fundadas en 1609 por John Smyth y Thomas Helwys. Y aquí veremos un acomodo de doctrinas, para la fundación de estas iglesias:

John Smyth y su congregación.

Estudió en Christ's College (siendo identificado con un tal John Smith que se graduó B.A., 1576; M.A., 1579). Fue citado ante las autoridades de la universidad por predicar el Miércoles de Ceniza, 1585, en favor de una estricta observancia del domingo; fue predicador en Lincoln, 1603-05 y tras nueve meses de consideración y perplejidad dejó la Iglesia anglicana, convirtiéndose en pastor de una congregación separatista en Gainsborough, 1606.

Los miembros de esta iglesia se comprometieron a 'caminar en todos sus caminos (de Dios)... según sus mejores esfuerzos, sin importar lo que pudiera costar, con la ayuda del Señor.' En 1596 o 1597 huyeron de la persecución y se asentaron en Ámsterdam, pero sin unirse con los de la antigua iglesia puritana en esa ciudad, de la que Francis Johnson y Henry Ainsworth eran pastor y maestro, aunque permaneciendo en comunión con esta iglesia.

En su réplica a Separatists' Schism de Richard Bernard, publicado algunos meses después de su llegada, Smyth expresó su profunda aversión a los anabaptistas, a quienes clasificó con los papistas, arrianos y otros herejes y anti-cristianos, cuyas 'oraciones y ejercicios religiosos' no podían ser aceptables a Dios. Para ese tiempo llegó a convicciones en favor del congregacionalismo puro, frente a la práctica presbiteriana de Johnson. Pronto se puso del lado de los 'antiguos hermanos de la separación' con vistas al uso del libro (la Biblia) en la lectura, predicación y cánticos en las reuniones de iglesia, declarándolo no ser 'parte de la adoración espiritual' y de ahí 'ilegal'; objetó al 'presbiterio triple' (pastores, maestros y gobernantes) como 'no del consejo de Dios sino del hombre' e insistió que 'al contribuir al tesoro de la iglesia, debe haber una separación de aquellos que están fuera y una santificación de toda la acción por la oración y la acción de gracias.' Algunos de sus contemporáneos afirmaron que objetó el uso de las traducciones de la Biblia e insistió 'que los maestros deberían traer los originales, el hebreo y el griego, y de ahí traducirlos en voz alta.' Es evidente que era supersensible sobre cualquier cosa que supiera a adiciones humanas a las prescripciones divinas.

Organización de una nueva iglesia LOS BAUTISTAS.

El prejuicio contra los anabaptistas parece que fue durante un tiempo el obstáculo que impidió la aplicación del principio de Smyth sobre el bautismo de niños, pero a finales de 1608 o principios de 1609 surgió en él la idea de que si la Iglesia anglicana era apóstata (como sus hermanos separatistas pensaban), entonces sus ordenanzas eran inválidas y que el bautismo de niños estaba sin garantía en la Escritura y por lo tanto tenía que ser rechazado.

De ahí que él y sus seguidores disolvieran su iglesia, renegando de su bautismo (Smyth también repudió su ordenación), resolviendo introducir un bautismo de creyentes y hacer una organización eclesiástica completamente nueva, teniendo al Nuevo Testamento como su única guía. Smyth se bautizó a sí mismo y luego al resto. Entonces como creyentes bautizados se organizaron con Smyth como pastor.

A partir de ahí fueron impelidos a criticar a la iglesia de Johnson y Ainsworth como 'una falsa iglesia, falsamente constituida sobre el bautismo de niños y su propio estado sin bautizar'. Cuando fue acusado de inconsistencia y mutabilidad, Smyth contestó que un cambio para mejor siempre está en orden y que no cambiar para conformarse a la Escritura 'es simplemente mal y que por lo tanto proceder desde la profesión del puritanismo al brownismo y del brownismo al verdadero bautismo cristiano, no es simplemente mal y reprobable en sí, salvo si se demuestra que hemos caído de la verdadera religión.' En respuesta a la acusación de 'auto-bautismo' afirmó que hay tanta garantía para los creyentes de bautizarse a sí mismo como para establecer una verdadera iglesia (lo que sus oponentes separatistas profesaban haber hecho), ya que 'una verdadera iglesia no puede ser edificada sin bautismo' y que 'cualquiera criado según la apostasía del Anticristo' puede 'en la recuperación de la iglesia por el bautismo, administrarlo sobre sí en comunión con otros'.

Además justificó su auto-bautismo sobre la base de que en el 'Antiguo Testamento cada hombre que era inmundo se lavaba a sí mismo; cada sacerdote que iba a sacrificar se lavaba a sí mismo también... Cada cabeza de familia ministraba la Pascua a sí mismo y al resto de la familia.' Y añade: 'Un hombre no puede bautizar a otros en la iglesia, estando él mismo fuera de la iglesia. Por lo tanto es legal que un hombre se bautice a sí mismo junto con otros en comunión y esta garantía es plena para la práctica que hacemos nosotros'.

Como los puritanos, separatistas y menonitas practicaban el bautismo por infusión en ese tiempo y no había polémica en la literatura de controversia de este nuevo movimiento con los separatistas ingleses ni en las negociaciones posteriores entre esos ingleses anti-paidobaptistas y los menonitas respecto al bautismo, parece probable que Smyth practicara la infusión. El profundo prejuicio contra los anabaptistas, el desconocimiento del holandés y la actitud de distanciamiento asumida por los menonitas, son la explicación para que esos ingleses anti-paidobaptistas no quisieran recibir el bautismo de manos de ellos, con los que tenían tanto en común.

Smyth excomulgado por su iglesia "Puritana".

Poco antes o poco después de la introducción del bautismo de creyentes, en simpatía con el movimiento arminiano entonces en boga y con el menonismo socinianizado, Smyth adoptó ideas socinianas (pelagianas), negando el pecado original y la redención de los niños por Cristo.

También adoptó la idea menonita de que Cristo no tomó 'la materia prima de su carne' de María, que 'un anciano de una iglesia es un anciano de todas las iglesias del mundo' y que los 'magistrados no pueden ser miembros de la Iglesia de Cristo y retener su cargo'. La iglesia de Smyth, dirigida por Thomas Helwys y John Murton, le excomulgó a él y a sus seguidores por apartarse de los principios en los que la iglesia estaba constituida.

Los excomulgados (treinta y tres en número) buscaron ser admitidos en la iglesia menonita de Ámsterdam, de la que Lubbert Gerrits era pastor. En su solicitud 'confesaron su error y se arrepintieron del mismo, esto es, bautizarse a sí mismos contrariamente a la orden establecida por Cristo', expresando el deseo 'de volver a la verdadera iglesia de Cristo tan rápidamente como fuera posible'.

Helwys y sus asociados rogaron a los menonitas tomar 'sabio consejo de la palabra de Dios' sobre cómo deberían tratar 'en esa causa entre nosotros y aquellos que han sido, justamente, por sus pecados, expulsados de entre nosotros. Y que toda la causa en cuestión siendo la sucesión... considerad, os rogamos, cómo es el principal sostén del Anticristo, que es judío y ceremonial, una ordenanza del Antiguo Testamento, pero no del Nuevo.' Ellos citan el caso de Juan el Bautista para demostrar que una persona sin bautizar podía bautizar.

Afirmaban que 'cualquiera será ahora incitado por el mismo Espíritu a predicar la misma palabra y los hombres que son convertidos, pueden, según el ejemplo de Juan, lavarse con agua ¿y quién puede prohibirlo? Y oramos que podamos hablar libremente sobre esto, ¿cómo se atreve alguien a desafiar esta preeminencia, como si el Espíritu de Dios estuviera solo en sus corazones, y la palabra de Dios limitada ahora solo a sus bocas y la ordenanza de Dios estuviera solo en sus manos... Ha limitado el Señor su Espíritu, su palabra y ordenanzas, como para hacerlos señorear o ser guardianes de otros? En ninguna manera. Eso es contrario a la libertad del evangelio, que es libre para todos los hombres, en todos los tiempos y en todos los lugares... Y sobre la otra cuestión de que los ancianos deben ordenar a los ancianos; o si esto es una regla perpetua ¿de quién viene vuestro presbiterado? Y si una iglesia puede ordenar, ¿por qué no todas las iglesias siempre?'

Como se pueden dar cuenta, esta Iglesia (la Bautista) nace de un autobautismo, que no se encuentra registrado en las Sagradas Escrituras, por otro lado Toman de Ejemplo el Bautizo que Juan predicaba que, de acuerdo a las Sagradas Escrituras, es otro Bautizo (yo os bautizo con agua pero el que viene atras de mí os BAUTIZARÁ CON EL ESPIRITU SANTO).

Intentos de unirse a los menonitas.
Podría haberse esperado que los menonitas de Ámsterdam recibirían con los brazos abiertos a estos hermanos ingleses que parecían ser uno con ellos en doctrina y práctica. Pero varia consideraciones les llevaron a dudar. El orden eclesiástico de los menonitas hacía necesario para la iglesia de Ámsterdam que tuvieran la aprobación de otras iglesias en comunión.

Un acto a la ligera podía fácilmente romper la fraternidad, como experiencias dolorosas en el pasado habían demostrado abundantemente. La congregación menonita de Ámsterdam halló que la facción de Smyth estaba tan completamente en acuerdo con ellos que estaban inclinados a decir a sus hermanos en Leeuwarden que 'estos ingleses, sin estar bautizados de nuevo, deben ser aceptados'. Pero si los hermanos de Leeuwarden pensaban de otra manera, Smyth y su gente estaban dispuestos a aceptar y los hermanos de Ámsterdam les administrarían un nuevo bautismo, si podían probar por las Escrituras y la razón que era necesario.

Los hermanos de Leeuwarden no pudieron ser inducidos a comprometerse con la validez del bautismo de Smyth ni a asumir responsabilidad alguna con lo que sus hermanos de Ámsterdam pudieran hacer con las premisas. Uno de los hermanos menonitas ofreció a la facción de Smyth un lugar de reunión en la Great Cake House, pero no fueron recibidos a la comunión plena hasta 1615, tres años después de la muerte de Smyth.

Declaración de fe de Smyth.
En 1611 Smyth y sus seguidores presentaron una declaración de su fe en cien artículos. La confesión solo exponía ideas sobre la naturaleza del conocimiento salvador de Dios, involucrando conformidad en el carácter con los atributos de Dios. Las ideas arminianas eran clara y moderadamente expuestas con respecto a la relación de Dios con la caída y el pecado humano. 'Adán habiendo caído no perdió ningún poder o facultad natural... y por tanto... retuvo la libertad de la voluntad'. 'El pecador original' se declara 'un término ocioso' no habiendo 'cosa tal como los hombres pretenden por ese término... porque Dios amenazó con la muerte solo a Adán, no a su posteridad y porque Dios creó el alma'. Por lo tanto se mantiene que 'los niños son concebidos y nacidos en inocencia sin pecado'. Se afirma que 'Adán al caer no fue aborrecido por Dios, sino que le amó y buscó su bien'. 'La nueva criatura que es engendrada de Dios no necesita de las Escrituras externas u ordenanzas de la iglesia... pues no puede hacer nada contra la Ley o las Escrituras, sino que todas sus obras servirán para confirmar y establecer la Ley'. La iglesia externa visible 'consiste solo de personas penitentes y las tales son creyentes en Cristo dando fruto digno de cambio de vida'. 'Todos los cristianos penitentes y fieles son hermanos en la comunión de la iglesia externa... y nos saludamos con beso santo, estando profundamente afligidos de que nosotros que seguimos una fe y un Espíritu, un Señor y un Dios, un cuerpo y un bautismo, estemos divididos en tantos cismas y ello solo por asuntos de importancia menor'. Se enseña 'que el bautismo exterior de agua ha de ser administrado solo sobre tales personas penitentes y fieles, no sobre niños inocentes ni personas malvadas'; que en la Cena externa de la que solo personas bautizadas pueden participar, es presentada y figurada ante los ojos del penitente y fiel esa cena espiritual que Cristo hizo de su carne y sangre; que es crucificada y derramada para remisión de los pecados... y que es comida y bebida... solo por aquellos que son carne de su carne y hueso de sus huesos, siendo la comunión en el mismo Espíritu'; que 'no hay sucesión en la iglesia externa, sino que toda sucesión es del cielo y que la nueva criatura solo tiene la cosa significada y la sustancia, por lo que la iglesia externa y las ordenanzas son sombras y por lo tanto solo él tiene poder y conocimiento adecuado de cómo administrar en la iglesia externa, para el beneficio de los otros, pues Dios no es autor de confusión sino de orden y por tanto estamos en la iglesia externa para acercarnos a la primera institución tanto como se pueda estar en todas las cosas... por lo que no es legítimo para cada hermano administrar la palabra y los sacramentos'.

La siguiente declaración sobre la libertad de conciencia es notoria especialmente: 'Que el magistrado en virtud de su oficio no puede entremeterse en religión o asuntos de conciencia, para obligar a los hombres a esta o aquella forma de religión o doctrina, sino dejar la religión cristiana libre para cada conciencia humana... Que si el magistrado sigue a Cristo y es su discípulo debe negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguir a Cristo; debe amar a sus enemigos y no matarlos, debe orar por ellos y no castigarlos, debe alimentarlos y darles de beber, no encarcelarlos, ni deportarlos, ni desmembrarlos ni expoliar sus bienes...'. Ir ante los magistrados civiles, casarse con incrédulos y jurar está prohibido a los cristianos. Se recomienda la comunidad de bienes en tiempos de necesidad.

Sus últimas proclamaciones.

Smyth murió en agosto de 1612, tras un largo periodo de declive durante el cual manifestó un excelente grado de caridad hacia todos los creyentes verdaderos. Expresó el más profundo pesar por sus duros escritos contra la iglesia anglicana, los separatistas y Helwys, mostrando la más profunda aversión a toda controversia.

En su Retractation of his Errors and the Confirmation of the Truth, publicado un año o dos después de su muerte, junto con la confesión de fe de la que se han dado extractos, y un breve relato de su vida y muerte, señala de nuevo los puntos en discordia en las controversias en las que se vio envuelto y en un espíritu irénico y judicial indica lo que se siente constreñido, sin controversia, a mantener, así como lo que cree que debe ceder.

Helwys fue intemperado hasta el punto de acusarle de pecar contra el Espíritu Santo por retroceder de la posición que había alcanzado referente a la inauguración independiente del bautismo y la organización de la iglesia.

El punto en debate no era la necesidad de sucesión en la administración del bautismo y la organización de las iglesias, sino 'aunque haya iglesias ya establecidas, ministros ordenados y sacramentos administrados ordenadamente, sin embargo no se ha de estar obligado a unirse a esas antiguas iglesias establecidas, sino que se puede, aunque se esté sin bautizar, bautizarse a uno mismo (como nosotros hicimos) y comenzar a edificar iglesias de entre ellos mismos, desordenadamente (como yo lo hice).' Smyth señala que la controversia de Helwys significaría un reconocimiento del derecho de dos o tres personas particulares (incluso mujeres) en una comunidad donde abundan las iglesias rectamente constituidas, haciendo caso omiso de esa iglesias y bautizando y organizándose a sí mismas.

Escribio 'Sobre la sucesión, brevemente: Niego toda sucesión salvo en la verdad; sostengo que no violamos el orden de la iglesia antigua, salvo que la necesidad recomiende una dispensa y por lo tanto no es legítimo para cualquiera que busca la verdad bautizar, porque entonces habría tantas iglesias como matrimonios en el mundo, no teniendo nada que ver una con la otra, lo que quiebra el lazo de amor y fraternidad en la iglesia; pero en esos asuntos externos no me atrevo a contender con nadie, sino que deseo que podamos seguir la verdad del arrepentimiento, la fe y la regeneración, poniendo a un lado la disensión sobre la menta, el comino y el anís.'

Esta es la "Puerta abierta", por la cual la Iglesia Bautista se ha segregado existiendo variaciones mínimas que las sectorizan y separan.

Helwys entendió que Smyth negara con los menonitas que Cristo recibió su carne de María. Y ahora señala que aunque una vez estuvo inclinado a distinguir entre la primera y la segunda carne del infante en el vientre y sostuvo que la primera no procedió de María mientras que sí lo fue la segunda., resultado de la alimentación, habiendo ahora ha llegado a la convicción de que es mejor atribuir su carne a María sin ir más allá de las Escrituras por curiosidad inquisitiva, 'por quien la carne natural de Cristo fue hecha.' Piensa que es más importante 'que investiguemos en la carne espiritual de Cristo, para ser carne de su carne y huesos de sus huesos, en la comunión del mismo espíritu.'

Acdtualmente el sistema de organización y gobierno de todas las iglesias bautistas es congregacional, lo que otorga autonomía a las iglesias bautistas locales, dirigidas por pastores formados en seminarios propios de esta denominación, elegidos libre y democráticamente en sus asambleas locales, sin necesidad de una ordenación, pues la autoridad reside en la iglesia, no en el pastor. Las iglesias frecuentemente se asocian en organizaciones, asociaciones y convenciones. A su vez, muchas organizaciones nacionales forman parte de la Alianza Mundial Bautista. En realidad, los bautistas consideran a la Iglesia de Cristo como la esposa invisible de Dios, compuesta por los verdaderos creyentes de cualquier denominación de todo el mundo, que solamente Dios conoce y trata, aunque en algunas iglesias no se admite a la comunión (Santa Cena) a miembros de otra denominación cristiana.

Sin embargo, actualmente existe la corriente "Fundamentalista" (no confundir el término teológico con el uso que de esta expresión se hace recientemente) es considerada la más influyente y de mayor crecimiento en Estados Unidos de América, México, Cuba y otros países con fuerte presencia bautista. No es una denominación como tal dentro de las iglesias bautistas, sino una reacción conservadora al modernismo y a la relajación de las costumbres dentro y fuera de la iglesia.

Los fundamentalistas se distinguen por su conservadurismo en cuestiones políticas, sociales (rechazo del aborto, la homosexualidad, el divorcio, etc.) y religiosas (practican la llamada "separación bíblica", rechazando la unión o el ecumenismo con otras iglesias que no esté basado en la fidelidad a las Escrituras). Recientemente, debido al mal uso que los medios han dado al término "fundamentalismo" (de cuño cristiano conservador) los bautistas fundamentalistas han comenzado a llamarse a si mismos: "Conservadores", "Fundamentales" o "Iglesias Bíblicas".

Hay que recordar, que "lo que surge como una corriente, tarde o temprano se separa". Como ejemplo de esto tenemos el PURITANISMO, el ANABAPTISMO, el PRESBITERIANISMO, el CONGREGACIONALISMO y el MENONISMO, de donde los BAUTISTAS han tomado sus doctrinas, de acuerdo a la conveniencia del momento.

Creanme cuando les digo: No he encontrado un ejemplo más fiel a la Bibliolatría que con los Bautistas

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Separaciones y desprendimientos del Siglo XVIII

Mensaje  Damián el Lun Mayo 28, 2012 2:58 pm

En el siglo XVII la mayor separación la realizó el Anabaptisno por medio de los Bautistas, los cuales están formados por muchas iglesias individuales.

Para el Siglo XVIII, existieron otras separaciones de las ramas formados en los 2 siglos anteriores; en donde las principales son:

El metodismo o movimiento metodista

Es el nombre que se da habitualmente a un numeroso y diverso grupo de Denominaciones cristianas del Protestantismo. Históricamente, el metodismo se originó en la Gran Bretaña del siglo XVIII y gracias a la vigorosa actividad misionera que desplegó se extendió rápidamente por los dominios del Imperio Británico, los Estados Unidos de América y más allá. Originalmente convocó especialmente a trabajadores, granjeros pobres y esclavos. Su teología es claramente arminiana con un énfasis en el hecho de que la salvación es para todo aquel que la acepte.

Los metodistas se originaron en Inglaterra y fue iniciado por un grupo de personas encabezadas por John Wesley, por su hermano más joven Charles Wesley y por George Whitefield como movimiento de renovación dentro de la Iglesia de Inglaterra (anglicana), centrado en el estudio de la Biblia, y un acercamiento metódico a las Escrituras y su relación con la vida cotidiana del creyente.

El término "metodista" era un apodo universitario usado inicialmente con tintes peyorativos para designar a un pequeño grupo de estudiantes de Oxford, que se estuvo reuniendo entre 1729 y 1735 con fines de crecimiento y edificación personales. Se reunían cada semana, ayunaban regularmente y se abstenían de casi toda forma de entretenimiento y lujo. También visitaban con frecuencia a pobres, enfermos y presos.

Los primeros metodistas reaccionaron contra lo que ellos percibían como apatía de la Iglesia de Inglaterra, empezaron a predicar al aire libre y a establecer sociedades metodistas por doquier. Sobresalieron por sus entusiastas sermones y fueron acusados a menudo de fanatismo. En aquellos días, miembros de la iglesia establecida temieron que las nuevas y pujantes doctrinas propuestas por los metodistas, tales como la necesidad de un Nuevo Nacimiento salvación por gracia, la Justificación por la Fe, y la acción constante y sostenida del Espíritu Santo sobre el alma de los creyentes para Perfeccionar y Santificar sus vidas, producirían efectos perjudiciales sobre las mentes ingenuas.

Theophilus Evans (pastor anglicano), uno de los primeros críticos del movimiento, incluso escribió que era "tendencia natural de su comportamiento la de enloquecer a la gente, mediante la voz, el gesto y las expresiones horribles". En uno de sus escritos, William Hogarth (artista británico, grabador, ilustrador y pintor satírico) ataca asimismo a los metodistas tildándolos de "entusiastas" llenos de "credulidad, superstición y fanatismo". Pero los metodistas resistieron los numerosos ataques contra su movimiento. (véase John Wesley y George Whitefield para una discusión mucho más completa del Metodismo primigenio).

John Wesley tuvo influencias de los Hermanos de Moravia y del teólogo holandés Jacobus Arminius, mientras que Whitefield adoptó puntos de vista más próximos al Calvinismo. Por eso, los seguidores de Whitefield se separaron convirtiéndose en Metodistas Calvinistas. No obstante, la mayoría de las denominaciones metodistas han seguido a Wesley en cuanto a su teología arminiana.

Tradicionalmente, el Metodismo ha compartido la postura Arminiana del libre albedrío (creencia cristiana muy anterior a Arminio, pero defendida y sistematizada por él), que se hace posible a consecuencia de la gracia preventiva de Dios, rechaza así la doctrina de la predestinación.

Esto lo distingue, históricamente de tradiciones calvinistas como el Presbiterianismo. Sin embargo, en regiones del Reino Unido muy influenciadas por el calvinismo, tales como el País de Gales, el Metodismo Calvinista permanece hasta hoy, conocido como Iglesia Presbiteriana de Gales.

Del mismo modo, debates teológicos más recientes a menudo han traspasado las barreras denominacionales, de manera que muchas veces, las ramas teológicamente más liberales del metodismo y del Presbiterianismo tienen más campos en común entre ellos que con respecto a los miembros más conservadores de sus propias denominaciones.

John Wesley no era un teólogo sistemático, aunque los estudios conducentes al ministerio metodista y al cargo de predicador local examinen sus sermones como fuente teológica. Con todo, muchos metodistas están convencidos de que la expresión más popular de la teología metodista se encuentra definitivamente en los himnos de Charles Wesley, desde que el entusiasta canto congregacional se hizo parte del movimiento evangélico, la teología wesleyana echó raíces y se extendió por esta vía.

El metodismo comparte la creencia cristiana tradicional y casi universalmente aceptada en la Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo. En otros términos, esta confesión acepta la Biblia como testigo de la actividad de Dios en la creación, abarcando su intervención misericordiosa en los dramas de la historia, y anticipa la consumación del Reino de Dios. Por otra parte, los metodistas también reconocen los dos sacramentos ordenados por Cristo: Bautismo y Comunión (Cena del Señor).

Es otra posición tradicional del metodismo que cualquier trabajo teológico disciplinado debe involucrar el empleo cuidadoso de la razón. Por la razón, se dice, leemos e interpretamos las Escrituras. Por la razón, determinamos si el testimonio cristiano de alguien es claro. Por la razón, cuestionamos la fe y procuramos entender la acción y la voluntad de Dios.

La doctrina metodista insiste también en que la salvación personal siempre implica la misión cristiana colectiva y el servicio al mundo. La santidad bíblica implica mucho más que piedad personal, el amor de Dios siempre está unido con el amor al prójimo, una pasión por la justicia y la renovación de la vida en el mundo.

En asuntos de liturgia, mientras la mayor parte de los metodistas alrededor del mundo desarrollaba su calendario cristiano de acuerdo al Libro de Oración Común (liturgia de la Iglesia de Inglaterra), un rasgo distintivo de la Iglesia Metodista Americana fue su observancia de la estación del Reinado de Cristo (Kingdomtide), que abarca 13 semanas antes de Adviento, dividiendo así la estación larga después de Pentecostés en dos segmentos más pequeños. Durante Kingdomtide, la liturgia metodista enfatiza el trabajo caritativo y el alivio al sufrimiento del pobre.

Una segunda señal distintiva de la liturgia metodista es el empleo de los Servicios de Pacto (Covenant Services). Aunque la práctica varíe entre diferentes iglesias nacionales (incluso varía el nombre, en Sudamérica se le suele llamar "Día del Pacto"), la mayor parte de las iglesias metodistas del mundo sigue celebrando cada año la convocatoria de John Wesley a la renovación personal de un pacto con Dios. No es inusual dentro del metodismo que cada congregación celebre un Servicio Anual de Pacto el primer domingo libre del año (o la misma noche de año nuevo), y la Oración del Pacto de Wesley (Wesley Covenant Prayer) todavía es utilizada, con modificaciones menores, durante el desarrollo del servicio. Según algunos, se trata de una excelente pieza de escritura litúrgica, como los siguientes extractos ilustran:

... Cristo tiene muchos servicios para ser hechos. Algunos son fáciles, otros son difíciles. Algunos traen honor, otros traen reproche. Algunos calzan con nuestras inclinaciones naturales e intereses pasajeros, otros se oponen a ambos... Pero el poder de hacer todas estas cosas nos es dado en Cristo, quien nos fortalece.
... Yo ya no me pertenezco sino que soy suyo. Ponme Señor para lo que quieras, ponme el rango de quién tú quieras; hazme hacer, hazme sufrir; déjame ser contratado por ti o ser abandonado por ti, exaltado para ti o humillado para ti; déjame llenarme, déjame vaciarme, déjame tener todas las cosas, déjame no tener nada; libremente y de todo corazón ofrezco todas las cosas a tu placer y disposición...


Unitarismo

Aunque el Unitarismo, ha existido desde la antigüedad, se acredita a Theophilus Lindsey, pastor anglicano, la fundación de la primera iglesia unitaria inglesa en Londres, en el año de 1773.

El unitarismo es una corriente de pensamiento teológico de origen cristiano que afirma la unidad de Dios. En sentido genérico se ha etiquetado así a diversas corrientes que rechazan el dogma de la Trinidad, tales como el adopcionismo, el arrianismo, el servetismo o el socinianismo.

Algunos personajes históricos famosos con creencias unitaristas fueron Arrio, Isaac Newton, John Milton, Miguel Servet, Joseph Priestley, Blanco White, Ralph Waldo Emerson y Frank Lloyd Wright, entre otros. Algunos personajes famosos en la actualidad que están o estuvieron adscritos al unitarismo son o fueron el científico Tim Berners-Lee, el escritor Kurt Vonnegut, el fallecido actor Christopher Reeve y los músicos Pete Seeger y Billy Gibbons, entre otros.

Antecedentes: El debate cristológico de los primeros siglos y la controversia arriana

Dado que la palabra y, según los unitarios, el concepto de Trinidad, tal como se entiende en sentido cristiano, no consta como tal en el Nuevo Testamento, los unitarios arguyen que el unitarismo comenzaría su existencia con el propio Jesús, quien según esta hipótesis era consciente de ser simplemente un hombre enviado por Dios al mundo para transmitir Su voluntad, pero que no es divino ni comparte la naturaleza del Padre.

A lo largo de los tres primeros siglos del Cristianismo aparecen diversos autores que afirman la naturaleza "más que humana" del Cristo y le atribuyen un carácter divino o semidivino como Hijo de Dios. Los subordinacionistas afirmaban que el Hijo estaba subordinado al Padre y sometido a su voluntad, mientras que entre otros pensadores cristianos comenzaba a establecerse la idea del carácter divino de Jesucristo y su identificación con la divinidad. En el otro extremo se situaban los que identificaban totalmente al Padre y al Hijo, entendiendo que el Padre también había sufrido y muerto en la cruz (patripasianismo) y que Padre, Hijo y Espíritu Santo no eran más que modalidades o manifestaciones de una única realidad divina (sabelianismo o modalismo). El primero en utilizar la palabra "Trinidad" fue Tertuliano.

Al llegar el siglo IV y el Edicto de Milán, todas estas discusiones teológicas salieron definitivamente a la superficie y comenzaron a discutirse enconadamente. Se constituyeron dos grandes grupos: los que afirmaban que el Hijo había sido creado por Dios en el principio, y que por tanto no podía identificarse con él, que se agruparon alrededor de Arrio y de Eusebio de Nicomedia, y los que afirmaban que el Hijo era consustancial (homoousios) con el Padre, liderados por el obispo Alejandro de Alejandría y especialmente por su sucesor, Atanasio.

En el Concilio de Nicea (325) se aprobó oficialmente que el Hijo era consustancial con el Padre, dando forma así, al dogma que desembocaría en la Santísima Trinidad, y se condenó el arrianismo como herético; una decisión que, con distintos vaivenes en los años sucesivos, acabaría siendo confirmada en el Concilio de Constantinopla (381), donde se aprobó oficialmente que, no solo el Hijo, sino también el Espíritu Santo, era parte de la Deidad, naciendo oficialmente el dogma de la Trinidad. No obstante, el Arrianismo perduraría en los reinos godos que ocuparon el Imperio romano de Occidente hasta mediados del siglo VI.

Miguel Servet

Miguel Servet, médico y teólogo heterodoxo aragonés, criticó la Trinidad en sus libros De Trinitatis Erroribus ("Sobre los errores de la Trinidad", 1531), Dialogorum de Trinitate ("Diálogos sobre la Trinidad", 1532) y Christianismi Restitutio ("Restitución del Cristianismo", 1553), afirmando que esta doctrina carecía de base bíblica y racional. Por defender su propia concepción de Dios, fue perseguido por herejía por la Inquisición y por los protestantes. En Ginebra fue apresado por los seguidores del reformador Juan Calvino y condenado a morir en la hoguera por negar la Trinidad y rechazar el bautismo de niños. La sentencia fue ejecutada el 27 de octubre de 1553.

Servet influyó en varios de sus contemporáneos. El reformador liberal Sebastian Castellio reprochó duramente a Calvino su intolerancia y su fanatismo y proclamó la libertad de conciencia en asuntos de fe, un principio que luego ha sido fundamental en la tradición religiosa unitaria.

Los Hermanos Polacos

El lituano Piotr de Goniadz, estudioso de la religión que había estado en contacto con antitrinitarios italianos que conocían la obra de Servet, convenció a una parte del Sínodo de la naciente iglesia calvinista de Polonia para que rechazase la Trinidad. Alrededor de 1562, los antitrinitarios polacos se escindieron del calvinismo y formaron la llamada Iglesia Reformada Menor, más conocida posteriormente como Hermanos Polacos.

Unos años después, el reformador humanista italiano Fausto Socino (Sozzini en italiano) (1539-1604) llegó a Polonia. Allí desarrolló su propia obra teológica, marcada por el antitrinitarismo y el uso de la racionalidad, basada en parte en las investigaciones de su tío Lelio. Para Socino, la religión evocaba cuestiones que estaban "más allá de la razón" (supra rationem) más nunca contrarias a la razón (contra rationem), por lo que las creencias debían concordar con la razón humana. Socino colaboró estrechamente con los Hermanos Polacos, aunque nunca llegó a ser miembro oficial de la iglesia por negarse a ser bautizado de nuevo. Sin embargo, la influencia de Socino fue tal que en lo sucesivo serían conocidos como socinianos. En la ciudad de Raków, próxima a Cracovia, los socinianos desarrollaron un importante centro de estudios que atrajo a numerosos eruditos e intelectuales de distintos países.

En 1605, un año después de la muerte de Socino, los socinianos de la Iglesia Menor publicaron el Catecismo Racoviano, resumen ordenado de las doctrinas de su maestro y que tuvo una gran influencia en años posteriores en Alemania, los Países Bajos e Inglaterra. La Iglesia Reformada Menor desapareció en 1640 por la creciente intolerancia en Polonia tras el inicio de la Contrarreforma.

La Iglesia Unitaria de Transilvania

Por otro lado, en Transilvania (región de cultura húngara que actualmente se encuentra dentro de Rumania), el reformador Ferenc Dávid abandonó el Calvinismo, del que era su dirigente máximo, para predicar la unidad de Dios y negar la Trinidad, influido por el médico italiano y antitrinitario Giorgio Blandrata. Blandrata conocía bien la obra de Servet y juntos publicaron versiones resumidas de sus libros teológicos, aunque sin citar sus fuentes. El príncipe Juan Segismundo y la Dieta dictaron en la ciudad de Torda (Turda en rumano) el primer Edicto de Tolerancia religiosa en la historia moderna de Europa en 1568 para permitir la libre práctica religiosa de todas las confesiones religiosas de su país, entre las cuales se encontraba la iglesia antitrinitaria fundada por Dávid.

Este estatus especial perduró, aunque con dificultades, tras la invasión de Transilvania por parte de Austria en el siglo XVIII y el dominio más o menos efectivo del Imperio austrohúngaro primero y, después de la Primera Guerra Mundial, del Estado rumano. Fue en Transilvania donde apareció por primera vez la palabra Unitaria en un documento de 1600 para referirse a esta nueva confesión religiosa.

El Unitarismo en Inglaterra y Estados Unidos

En Inglaterra, la filosofía de John Locke y la Ilustración favorecieron la propagación de las ideas socinianas, que negaban la doctrina de la naturaleza a la vez humana y divina de Jesús y favorecían una idea racionalista de Dios. El librepensador John Biddle estaba muy influido por el Socinianismo y fue un ardiente defensor de esta doctrina. En 1774, el pastor anglicano Theophilus Lindsey fundó la primera iglesia unitaria inglesa en Londres.

Otros clérigos ilustrados siguieron su ejemplo, como Joseph Priestley, quien además era científico (descubrió el oxígeno y otros gases) y político. Su apoyo a la Revolución francesa le obligó a emigrar a América tras sufrir un incendio provocado en su casa por una turba de opositores a sus ideas. Una vez establecido en el Nuevo Continente, Priestley ayudó a fundar la primera iglesia unitaria de Filadelfia (1796).

Mientras tanto, en las iglesias puritanas de las antiguas colonias de Nueva Inglaterra, estallaba la polémica entre los pastores conservadores y evangélicos, de convicciones calvinistas, y los más liberales, que promovían ideas arminianas y arrianas. En 1819, el pastor bostoniano William Ellery Channing proclamó en un sermón la doctrina del "Cristianismo Unitario". La ciudad de Boston se convirtió en el núcleo del Unitarismo norteamericano, hasta el punto que se decía que la fe de los unitarios norteamericanos se basaba en "la unidad de Dios, la humanidad de Jesús y la vecindad de Boston".

Los cristianos unitarios de los países anglosajones negaban la Trinidad, aunque seguían viendo en Jesús de Nazaret al profeta que había sido enviado por Dios para transmitir su revelación a los hombres. Alegaban como prueba de ello sus numerosos milagros, tal como los relataban los Evangelios. Los unitarios desdeñaban las manifestaciones espiritualistas o emocionales de fervor religioso del primer Gran Despertar que estaba produciéndose en las iglesias evangélicas. Muchos deístas, como Thomas Jefferson, se manifestaron favorables a la doctrina unitarista.

R.W. Emerson y el trascendentalismo

Pronto se manifestaron dos tendencias opuestas en el naciente Unitarismo norteamericano. Mientras una afirmaba un estudio riguroso y racional de los textos bíblicos y la fidelidad a la tradición cristiana protestante, otros se mostraban partidarios de un enfoque más abierto e intuitivo. El filósofo Ralph Waldo Emerson, que había sido ministro unitario en Boston, pronunció el 15 de julio de 1838 un discurso en la Universidad Harvard, conocido como The Divinity School Address, que resultaría decisivo para la historia del Unitarismo estadounidense. Influido por el Romanticismo alemán y el hinduismo, Emerson proponía una espiritualidad basada en la intuición y la fusión mística con la naturaleza, que confiaba en la autoconfianza y la capacidad innata del individuo, quien no necesitaba de pruebas ni milagros, jerarquías religiosas o mediaciones eclesiásticas. Esta filosofía espiritual, llamada trascendentalismo, causó una fuerte convulsión en las iglesias unitarias. Aunque los más conservadores se mostraron escandalizados, como Andrews Norton, otros, encabezados por Theodore Parker, vieron en la vía trascendentalista de Emerson una forma de superar la rigidez intelectual imperante en el Unitarismo de su tiempo. La división entre trascendentalistas y unitarios bíblicos se mantuvo hasta finales del siglo XIX.

El Unitarismo contemporáneo

En 1933 se divulgó en Estados Unidos un documento llamado Manifiesto Humanista, suscrito por un amplio colectivo de científicos e intelectuales, entre ellos varios líderes unitarios, que significó el inicio de una nueva manera de entender la religión de tipo naturalista, en que conceptos como Dios o la vida después de la muerte biológica dejaban de considerarse centrales. Según los humanistas, la religión debía dejar de especular sobre realidades metafísicas y concentrarse exclusivamente en la transformación del mundo y la mejora moral del ser humano. El humanismo tuvo un impacto notable en las iglesias unitarias del ámbito anglosajón, llegando incluso a ser la corriente mayoritaria en el Unitarismo norteamericano.

Desde mediados del siglo XX, ciertos grupos unitarios norteamericanos iban dejando de ser iglesias exclusivamente cristianas o protestantes para convertirse progresivamente en una iglesia abierta sin credo y cada vez más multiconfesional, que desde 1961 se denomina Unitarismo universalista, ya que en esa fecha los unitarios norteamericanos mas liberales se fusionaron con la Iglesia Universalista de América para fundar la Asociación Unitaria Universalista, cuya sede central se encuentra en Boston. En las últimas décadas, esta tendencia se ha incrementado con la existencia en las Iglesias Unitarias anglosajonas de personas que, además de como unitarios universalistas, se definen también como judíos, budistas, neopaganos o de otras religiones.

En 1995 se constituyó el Consejo Internacional de Unitarios y Universalistas (ICUU) para coordinar las diversas Iglesias y asociaciones Unitarias Universalistas del mundo. Actualmente se calcula que hay unos 800.000 unitarios universalistas en unos 25 países del mundo, principalmente en Estados Unidos, Rumania, Hungría, Canadá y Gran Bretaña, y de forma muy minoritaria en otros países.

Personajes históricos españoles influidos por el Unitarismo

Dicen que el reformador español Casiodoro de Reina, traductor de la Biblia, lloró al contemplar el lugar de Ginebra donde fue martirizado Miguel Servet, y que desde entonces fue considerado sospechoso de ser afín al Unitarismo. En cualquier caso, desde la muerte de Servet, el aparato represor de la Inquisición y el Estado impidieron cualquier brote unitarista en España durante muchos años. Algunos sólo pudieron conocerlo en otros países, como el escritor y erudito español José María Blanco White, que perteneció a la iglesia unitaria de Liverpool en los últimos años de su vida, durante su exilio en Inglaterra. Otra gran figura que se sintió identificada con el Unitarismo fue el político y educador Gumersindo de Azcárate, krausista y uno de los promotores de la Institución Libre de Enseñanza. Tanto Azcárate como Francisco Giner de los Ríos fueron admiradores de las obras de los líderes intelectuales del Unitarismo norteamericano, William Ellery Channing y Theodore Parker, y transmitieron esta admiración a muchos de sus alumnos, entre ellos Miguel de Unamuno.

Rituales y celebraciones de las iglesias unitarias

Las iglesias unitarias tienen su origen en la Reforma Protestante, por lo que muchas de sus tradiciones y celebraciones reflejan este legado cultural. Sin embargo, una de las características principales de esta tradición religiosa es su enorme variedad y su tendencia a la experimentación y a la innovación.

-------------------------

Resumen del LINAJE CRISTIANO, surgido de la Reforma:

Como podrán observar, Tanto el LUTERANISMO, CALVINISMO, ANGLICANISMO, MENONITAS, ANABATISMO, PURITANISMO, CONGRECIONALISMO, PRESBITARISMO, METODISTAS, UNITARIOS y todas sus ramificaciones; se sostienen sobre un tema muy interesante; TODAS POSEEN "TRADICIÓN", es así como con miembros de estas "sectas" se puede identificar la Tradición Luterana, Tradición Calvinista, Tradición Anglicana, Tradición Menonita, Tradición Anabatista, Tradición Bautista, Tradición Puritanista, Tradición Congrecionalista, Tradición Presbiteriana, Tradición metodista, Tradicióin Unitarista; inclusive muchas mantienen LITURGIAS que tratan de que sean "uniformes" entre ellas.

Posterior a la fundación de estas sectas, a finales del siglo XVIII y Principios del siglo XIX, surge un mobimiento denominado "Movimiento de Restauración". Cuyo tema lo desarrollaremos en el próximo posteo.

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Siglo XIX

Mensaje  Damián el Mar Mayo 29, 2012 2:48 pm

Movimiento de Restauración

Movimiento de Restauración se refieren ocasionalmente a los seguidores de este movimiento, como campbelitas, aunque ellos mismos no lo adoptaron como denominación, ya que lo consideran peyorativo.

Estas iglesias tratan fuertemente de evitar aplicarse cualquiera de las etiquetas de conveniencia que dividen a los cristianos, llamándose a sí mismas con nombres genéricos de origen neotestamentario tales como Discípulos de Cristo, Iglesias Cristianas Independientes, Iglesias de Cristo Independientes, o Iglesias de Cristo. Aglutinaron a muchos miembros procedentes de las iglesias bautista, congregacionalista, presbiteriana y metodista, así como a otros cristianos de un amplio espectro de denominaciones evangélicas y del cristianismo unitario, con un éxito inicial sobrecogedor.

Sin embargo, a medida que el movimiento iba progresando, se fueron consolidando asimismo elementos distintivos propios irrenunciables a los que de modo desaprobatorio se hacía referencia como credos no escritos, que dieron lugar por fractura a tres grupos, cada uno de los cuales se convertiría en una denominación reconocible. Quizás no existe otro movimiento que tipifique de mejor forma el Segundo Gran Despertar que el movimiento antidenominacional, el Movimiento de Restauración.

Los restauracionistas no se conformaban con la mera cooperación entre las denominaciones religiosas. Los líderes de estos movimientos no consideraban que Dios pretendiera con los reavivamientos únicamente hacer crecer a las viejas instituciones y perpetuar las antiguas divisiones. Por el contrario, consideraban que el nuevo despertar religioso era el precursor de una nueva era.

Es interesante que, tratando de “regresar” a la Iglesia Primitiva, sin ninguna vinculación con la misma, los distintos movimientos Restauracionistas únicamente han servido para dividir aún más a la Iglesia; separándose de la Sana Doctrina aún más que la Reforma. Concibiendo la idea de “Cristianos Independientes”.

El gran problema provocado por el Restauracionismo, es el hecho de que muchos se consideraron inspirados por Dios, para la “Restauración de la Iglesia”; llegando inclusive a asegurar que seres celestiales les hablaban para la labor encomendada a ellos.

Veamos cuales son las sectas que han surgido de este movimiento:

IGLESIAS DE CRISTO:

Se conoce como Iglesias de Cristo a las Iglesias independientes que se identifican con un movimiento religioso que tiene por objeto restaurar la Iglesia tal como se muestra en el Nuevo Testamento de la Biblia; hacen parte de sucesivos esfuerzos históricos que con esa tendencia han surgido a través del tiempo.

El término Iglesias de Cristo es usado también por la Iglesia de Cristo (Iglesia Cristiana); no es claro el porqué de la confusión, pero esto se puede deber a que los primeros misioneros que evangelizaron en América Latina prefirieron el nombre Iglesia de Cristo (Church of Christ) al de Iglesia Cristiana (Christian Church), ya que ambas tienen su origen común en el llamado Movimiento de Restauración. Cabe mencionar que las Iglesias Cristianas comparten las raíces históricas y doctrinales con las de las Iglesias de Cristo, excepto que sí usan instrumentos musicales en la adoración.

En las Iglesias de Cristo no están interesados en los credos de manufactura humana, sino simplemente en el patrón trazado en el Nuevo Testamento. No se consideran una denominación - ni católicos, ni protestantes, ni judíos -, sino sencillamente miembros de la Iglesia que nuestro Señor Jesucristo estableció y por la cual se entregó. A propósito, esa es la razón por la cual hacen uso de su nombre: la frase «Iglesia de Cristo» no es usada como una designación denominacional, sino más bien como descriptiva, para indicar que la Iglesia pertenece a Cristo.

La expresión «iglesias de Cristo» es mencionada en Romanos 16:16 en versiones como la Reina-Valera o La Biblia de Las Américas; en la Reina Valera de 1960 se lee así: “Os saludan todas las iglesias de Cristo”. Esta expresión es una de las tantas usadas en el Nuevo Testamento para referirse a la iglesia. La expresión es reconocida genéricamente en términos de identificación, a diferencia de la derivación de «denominación», y aunque algunos equivocadamente la emplean como nombre distintivo no se emplea con este sentido en el Nuevo Testamento. Cabe señalar que el identificativo «iglesia de Cristo», por genérico, puede apuntar a una congregación que no sea de esta hermandad, por ello el «nombre» por sí solo no apunta a una necesariamente.

Varias comunidades de creyentes a lo largo de los siglos se han autodenominado «iglesias de Cristo», y el término es usado ampliamente tanto por los llamados padres de la Iglesia como por escritores primitivos y en una amplia literaura religiosa. Autores como Keith Sisman han documentado vestigios de comunidades cristianas con esta designación en Francia e Inglaterra tan temprano como en el S.VI y con profundas raíces en Escocia e Irlanda. Sin embargo, los movimientos campbelitas y ningún otro movmiento, logra unir ni sus enseñanzas ni su linaje con las Iglesias (comunidades) que así se denominaban.

De acuerdo a lo que afirman la iglesia de Cristo nació en el día de Pentecostés del año 30 ó 33 d. C. (Hechos 2); la determinación del año exacto es irrelevante, sólo que ocurrió cincuenta días después de la ascensión de Jesús. Siendo que la membresía entendida en los términos del Nuevo Testamento es para aquellos que han creído, se han arrepentido y se han bautizado para perdón de sus pecados (Marcos 16:16; Hechos 2:38-42), dondequiera que alguien cumpla con estos requisitos, llega a formar parte de la iglesia de la Biblia, de modo que trazar la historia de la iglesia desde Pentecostés hasta la actualidad es una empresa que implica que cada creyente verdadero, cosa que a última instancia sólo Dios conoce, ha quedado registrado en alguna fuente histórica fidedigna. Todos sabemos que esta fuente histórica fidedigna es y está en la IGLESIA CATÓLICA; lastimosamente, como veremos más adelante, estas denominaciones son las que más atacan a la Iglesia Católica.

Las Iglesias de Cristo actuales se derivan principalmente del llamado Movimiento de Restauración, que surgió en los Estados Unidos a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, y cuyos principales representantes fueron Alexander Campbell y Barton Stone, los cuales revivieron en su época la antigua aspiración de restaurar la Iglesia del Nuevo Testamento. Este grupo es una de las tres ramas principales del Movimiento de Restauración, del cual forman parte las Iglesias de Cristo, los Discípulos de Cristo y la Iglesia Cristiana Independiente.

Históricamente el Movimiento de Restauración ha sido alimentado de cinco fuentes principales: (1) Las «Iglesias Cristianas», de Barton Warren Stone; (2) los «Discípulos», de Alexander y Thomas Campbell; (3) las «Iglesias de Cristo», del movimiento de los hermanos Haldane; (4) las «Iglesias de Cristo» escocesas; y (5) otras iglesias independientes.

A través de los años se han desarrollado movimientos más o menos afines al ideal de la restauración de la Iglesia primitiva. En el mundo religioso se piensa en las Iglesias de Cristo y el Movimiento de Restauración como una institución originada en los Estados Unidos, aunque se han reconocido esfuerzos similares mucho menores (no muy debidamente documentados), de diversas épocas, en Inglaterra, Alemania, Australia, Rusia, Nigeria, España y Chile. Esto no es más que el esfuerzo al darse cuent que las Sectas surgidas de la Reforma están fuera del Camino.

Dentro de las Iglesias de Cristo hay diferentes tendencias, que van desde la aceptación de otros grupos religiosos como parte del cristianismo verdadero hasta el extremo de considerarse ellos mismos como los únicos salvos. En los últimos años ha existido un acercamiento entre las Iglesias de Cristo “a capela” y las Iglesias Cristianas, en busca de una más amplia cooperación y unidad. La cooperación se ha llevado a cabo en África, donde algunos misioneros de Iglesias de Cristo son patrocinados por Iglesias Cristianas.

MOVIMIENTO DE LOS SANTOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS (MORMONES)

El Movimiento de los Santos de los Últimos Días es un movimiento religioso dentro del restauracionismo, comenzado a principios del siglo XIX que conllevó a las doctrinas, prácticas y tradiciones de varias denominaciones e iglesias Santos de los Últimos Días. Su historia se caracteriza por la intensa cotroversia y persecución como reacción a algunas de esas doctirnas y costumbres del movimiento, las cuales son únicas dentro del cristianismo.

El fundador del movimiento fue Joseph Smith (hijo), quien creció en la región norte del área metropolitana de Nueva York y reportó el haber visto a Dios, el Padre, y a Jesucristo, así como otros ángeles en visiones subsecuentes, lo que finalmente le llevó a la restauración de la doctrina cristianismo, el cual habría sido perdido para cuando los doce apóstoles fueran asesinados (¡¡la doctrina se perdio durante 18 siglos!!). Además de Smith, varios hombres del movimiento hicieron una contribución importante al liderazgo y las doctrinas del movimiento, incluyendo Oliver Cowdery, Sidney Rigdon y Brigham Young, entre otros. En línea con la fe Santo de los Últimos Días, la revelación moderna de Dios a su respectivo profeta continúa y es una creencia predominante entre la mayoría de estas denominaciones.

El movimiento de los Santos de los Últimos Días tuvo su origen en el área de Palmyra y Manchester, justo al sur de Rochester, Nueva York donde su fundador, Joseph Smith (hijo), nació y creció en medio del Segundo Gran Despertar norteamericano del siglo XIX (1790–años 1840). Este despertar o avivamiento evangélico fue una respuesta cristiana al secularismo del movimiento de la Ilustración que llegó a extenderse por los Estados Unidos, en especial en las regiones fronterizas del oeste en ese entonces.

Un evento de importancia durante el Segundo Gran Despertar fue un campamento de gran tamaño en el año 1801 en Cane Ridge, Kentucky en el que los participantes exhibían conductas o dones espirituales tales como glosolalia, profecía y visiones celestiales de diversas naturalezas. Dichas manifestaciones no eran tradicionales en el cristianismo tradicional (las diferentes ramas expuestas anteriormente) que consideraba que eran experiencias que habían culminado con los Doce Apóstoles de Cristo. La idea que los cristianos modernos pudiesen tener dones carismáticos, tales como visiones, comenzó desde entonces a ser un tema recurrente en reavivamientos subsiguientes (ejemplo Adventistas).

Otro segmento teológico importante para el movimiento SUD, fue el movimiento restauracionista, influenciado principalmente por Barton W. Stone—quien había participado en el reavivamiento de Cane Ridge, Kentucky—y Alexander Campbell, quien se unió con Stone en 1824 en Ohio. Stone y Campbell creían que la división entre las sectas cristianas fue causada por la Gran Apostasía que se opuso a las enseñanzas de Jesús, y que los principios correctos del cristianismo podían ser restablecidas si se ocurriera una restauración de las prácticas descritas en el Nuevo Testamento. Los restauracionistas también intentaban eliminar el sectarismo, argumentando que solo debía haber una iglesia cristiana que debía ser llamada la Iglesia de Cristo, algo muy contrario a lo que realmente sucedió con este movimiento.

A medida que estas ideas restauracionistas circulaban la frontera oeste norteamericana, la familia de José Smith, quienes vivían en Nueva York, a menudo asistían a estas reuniones reavivadoras. Durante esa época, las reuniones de este tipo eran presididas en su mayoría por Charles Finney. Debido a la falta de cleros que dirigieran las iglesias así establecidas, la región estaba por lo general abierta a innovaciones religiosas, nuevos movimientos y experimentos sociales como el comunismo religioso.

Smith describió varias visitas o visiones que involucraban seres angelicales antes no nombrados en el cristianismo. Algunas de esas visitas iniciales incluían a un amerindio profeta y guerrero, quien se presentaría con el nombre de Moroni. Smith dijo que el ángel se le apareció en varias ocasiones para indicarle el sitio donde se encontraban enterrados planchas de oro que contenían los escritos de profetas ameríndios pre-colombinos y que el mismo Moroni las enterró antes de su muerte, junto con otros artefactos. De acuerdo a Smith, los escritos contenían una historia de los antiguos habitantes del continente americano quienes habrían sido guiados desde Jerusalén al nuevo mundo y que con el transcurso de los siglos, perdieron la fe por razón de una serie de guerras y corrupciones.

Después de haber recibido las planchas de oro de manos del ángel Moroni, Smith comenzó a dictar lo que dijo ser una traducción de los anales, primero a su esposa Emma Hale Smith y luego a otros colegas, como Martin Harris y Oliver Cowdery. Smith dijo haber logrado esta traducción por el poder y dirección divinos y por medio de un dispositivo llamado Urim y Tumim, el cual dijo que consistían en dos piedras transparentes rodeados por un borde de plata que los ceñía a un pectoral. En sus cartas y diarios, Cowdery y Harris referían que Smith traducía las planchas usando estas piedras. Cowdery intentó traducir el libro con el uso del Urim y Tumim y falló en su intento.

Durante el comienzo de lo que sería la traducción del libro, Smith no permitió que otros vieran las planchas de oro. Finalmente tres testigos y luego otros ocho escribieron y firmaron un documento afirmando que Smith les mostró las planchas en presencia del ángel Moroni, en junio de 1829 y marzo de 1830 respectivamente.

Adicional a la historia de un grupo de nativos americanos, el Libro de Mormón profesa ser palabra de Dios con importancia similar a la Santa Biblia, el cual también es usado por las iglesias SUD. El libro contiene discusiones doctrinales de varios temas teológicos sobre el plan de Dios para los hombres y el rol de Jesucristo como Salvador y Mesías. Una sección del libro reporta que Jesús, poco después de su ascensión, visitó al continente americano y se relata ciertos detalles de la aparición que duraría varios días.

Lastimosamente, a la fecha, no se han mostrado las famosas “Planchas de Oro”, ni hay evidencia histórica de grupo de nativos americanos venidos desde Jerusalén; tampoco existe evidencia histórica del ángel Moroni.

LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA

Es una denominación cristiana-protestante distinguida por su observancia del sábado, el séptimo día de la semana, el día de reposo (Shabbath), y por su énfasis en la inminente segunda venida de Jesucristo. Es el octavo mayor organismo internacional cristiano (milenarismo).

La denominación surgió del Movimiento Millerista en los Estados Unidos a mediados del siglo XIX, y se estableció oficialmente en 1863. Entre sus fundadores se destaca Ellen G. White, cuya extensa obra sigue siendo respetada actualmente por los adventistas, pero criticada por Teologos Cristianos.

Gran parte de la teología de la Iglesia Adventista corresponde a las enseñanzas evangélicas, tales como la de la Deidad (Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo), el estado inconsciente de los muertos y la doctrina de un «juicio investigador». La iglesia es también conocida por su énfasis en la alimentación, la salud y el respeto por los animales que es la ordenada por Dios desde el principio de la creación (Génesis 1:29), sus doctrinas las cuales están completamente basadas en la Biblia, su promoción de la libertad religiosa, y sus principios y estilo de vida que los diferencia.

El fundador del Adventismo (anterior a los Adventistas del 7o día), William Miller (1782-1849) fue un predicador laico metodista, masón, militar, agricultor y jefe cívico local en Low Hampton, en el este de Nueva York. Estudiante de la historia y la profecía bíblica, a partir de sus estudios comenzó a predicar en 1831 el inminente segundo advenimiento de Cristo.

Es considerado como el fundador del Movimiento Adventista (también conocido como Movimiento Millerista), de los años 1830 y 1940 en Norteamérica. Entre sus descendientes espirituales directos existen varias religiones, incluyendo la Iglesia Adventista del Séptimo Día y movimientos posteriores que se fundaron con la inspiración directa del énfasis de Miller en la profecía bíblica, incluyendo el Movimiento de Estudiantes de la Biblia ó Russellitas, actualmente conocidos como los Testigos de Jehová.

Aunque no se identifican directamente con el movimiento Restauracionista, sus ideas milleristas se remontan a los primeros siglos de la Cristiandad, en donde se esperaba el Regreso del Mesías para un gobierno de mil años, esto basado en el Apocalipsis de San Juan.

LA NUEVA ERA

Este movimiento, aunque se ubica como “iniciado” en el siglo XX, relamente tiene sus orígenes en los escritos teosóficos de Helena Blavatsky, también conocida como Madame Blavatsky, quien fue una escritora, ocultista y teósofa rusa. Fue también una de las fundadoras de la Sociedad Teosófica y contribuyó a la difusión de la Teosofía moderna. Sus libros más importantes son Isis sin velo y La Doctrina Secreta, escritos en 1875 y 1888, respectivamente.

Su nombre original era Helena von Hahn. Nació en la ciudad de Yekaterinoslav (actual Dnipropetrovsk), situada en las márgenes del río Dnieper, en el sur de Rusia (actualmente territorio de Ucrania). El sobrenombre de Blavatsky se debe a un breve matrimonio con un “hombre mayor”, llamado Nikifor Vasílievich Blavatsky, a los 17 años de edad. En rigor, la grafía correcta y coherente con la forma femenina rusa del nombre sería Blavatskaya. Petrovna es un patronímico, es decir, identifica al padre. De esta manera, Petrovna significa hija de Piotr (Pedro).

la Nueva Era es un sistema de creencias que no está unificado, es un agregado de creencias y de prácticas (sincretismo) a veces mutuamente contradictorias. Las ideas reformuladas por sus partidarios suelen relacionarse con la exploración espiritual, la medicina holística y el misticismo. También se incluyen perspectivas generales en historia, religión, espiritualidad, medicina, estilos de vida y música.

Algunas de las creencias son reinterpretaciones de mitos y religiones previos, aunque sin ser consistentes con ninguna de ellas; habiendo así individuos que emplean un enfoque del tipo «hágalo usted mismo», otros grupos con sistemas de creencias establecidas que recopilan religiones, y aun otros sistemas de creencias fijos, como los clubs u organizaciones fraternales. Por ejemplo, pueden compatibilizar el dogma cristiano de la divinidad de Jesucristo con el karma como mecanismo de justicia, y a la vez negar la existencia del infierno. Es frecuente que los conjuntos de creencias así adoptados rechacen los aspectos más negativos de las mitologías o religiones en que se basan, adoptando los más agradables (¿Una "religión" a la medida?).

Algunos individuos cuyas creencias pueden ser catalogadas como de Nueva Era (incluyendo a los neopaganos) pueden sentir que la etiqueta es inapropiada debido a que puede ligarlos con otros credos y prácticas. Debido a la variedad de creencias a la carta, cualquier categoría coherente puede parecer restrictiva o incompleta.

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

La Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová, o mejor conocidos como Testigos de Jehová, es el nombre que recibe una organización religiosa internacional con sede central en Brooklyn, Nueva York (Estados Unidos) y fundada por Charles Taze Russell. Caracterizada por sus enseñanzas rigurosamente fundamentadas en la Biblia. Para el entendimiento y estudio de la misma, emplean publicaciones que ellos editan, algunas de sus publicaciones más conocidas son las revistas La Atalaya (publicada ininterrumpidamente desde 1879, actualmente en 194 idiomas) y ¡Despertad! (publicada en más de 84 idiomas), que también distribuyen públicamente y se sostienen con donativos.

Son principalmente conocidos por su celosa obra de predicación mundial, la cual realizan de casa en casa. Debido a su estricta neutralidad en asuntos políticos y militares sus actividades han sido prohibidas en algunos países.

Historia de su fundación:

A principios de la década de 1870 se formó un pequeño círculo de estudios bíblicos en Allegheny, localidad que hoy forma parte de Pittsburgh (Pensilvania, Estados Unidos). Quien promovió el grupo de estudiantes era Charles Taze Russell.

Charles Russell, Nacio en una familia presbiteriana, interesado por el estudio de la Biblia, formó con un grupo de amigos una congregación de estudio de las Escrituras cuyos miembros se identificaban como Estudiantes de la Biblia. En julio de 1879 se publicó el primer número de la revista Zion’s Watch Tower and Herald of Christ’s Presence (La Torre del vigía de Sion y heraldo de la presencia de Cristo, ahora conocida en español como La Atalaya, Anunciando el Reino de Jehová), la cual es hasta hoy su publicación más conocida.

En 1881 fundaron la Zion’s Watch Tower Tract Society ("Sociedad de Tratados la Atalaya de Sion"), de la que Russell fue nombrado presidente en 1884, y que más adelante cambiaría su nombre por Watch Tower Bible and Tract Society, Inc. (Sociedad de Biblias y Tratados La Atalaya). Se inició la impresión y distribución de diversas publicaciones en varios idiomas editadas para el estudio de la Biblia, y para proclamar la «Aurora del Milenio».

En 1909, cuando la organización ya había alcanzado una proyección internacional, la sede de la Sociedad se trasladó a Brooklyn (Nueva York), donde aún permanece. En 1914 se creó la primera entidad legal fuera de Estados Unidos, en la sucursal de Gran Bretaña: la International Bible Students Association (Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia).

En tiempos de Russell, los Testigos habían rechazado doctrinas como la Trinidad, la inmortalidad del alma o el fuego del infierno, pero aún celebraban la Navidad, y aceptaban el símbolo de la Cruz. Estas creencias, entre otras, fueron progresivamente rechazadas. Russell murió en 1916.

LA CIENCIA CRISTIANA

La ciencia cristiana es un sistema de curación espiritual y creencias religiosas establecido en el siglo XIX por Mary Baker Eddy (1821-1910). La iglesia que practica la ciencia cristiana se denomina Iglesia de Cristo, Científico. A pesar de su nombre, la ciencia cristiana no tiene nada que ver con la cienciología ni con la ciencia. Los adeptos de la ciencia cristiana sostienen que ésta es una ciencia en el sentido de que interpreta y demuestra las leyes de Dios.

En 1875, Mary Baker Eddy publicó la primera edición de su libro Ciencia y salud con clave de las Escrituras, el pilar de la religión que fundó. En él manifestó que «el Principio divino de la curación se comprueba en la experiencia personal de cualquier investigador sincero de la Verdad» y que ella "lo comprobó en su propia vida".

En 1879 se fundó en Boston (Estados Unidos) la Iglesia de Cristo, Científico (también conocida como Iglesia de la Ciencia Cristiana).

La ciencia cristiana podría considerarse una forma de idealismo monista teísta: no hay más que una sustancia, que es Dios, y en el que todos están abrazados en el amor. El Cambridge Dictionary of Philosophy (diccionario de filosofía de Cambridge) cita a la ciencia cristiana como una forma extrema del idealismo filosófico.

La ciencia cristiana enseña, entre otras cosas, que la materia es irreal, ya que no fue creada por Dios. Mary Baker Eddy escribe la «declaración científica del ser», que dice: "No hay vida, verdad, inteligencia ni sustancia en la materia. Todo es Mente infinita y su manifestación infinita, porque Dios es Todo-en-todo. El Espíritu es Verdad inmortal; la materia es error mortal. El Espíritu es lo real y eterno; la materia es lo irreal y temporal. El Espíritu es Dios, y el hombre es Su imagen y semejanza. Por lo tanto el hombre no es material; él es espiritual.". Con la lectura de este párrafo y con su pasaje correlativo de la Biblia de 1 Juan 3:1-3 se finalizan los servicios religiosos dominicales en las iglesias de la ciencia cristiana.

De acuerdo a la ciencia cristiana, lo que se llama «mundo material» es una distorsión de la realidad espiritual subyacente o idea divina, una distorsión que puede ser disipada a través de la oración y el reconocimiento de la irrealidad de la materia. La ciencia cristiana cree en la naturaleza ilusoria del mundo de los sentidos, pero no cree que el envejecimiento y la muerte sean inevitables: de acuerdo a la ciencia cristiana la muerte se puede superar mediante la derrota del pecado (o «mente mortal»), de acuerdo con su interpretación de un versículo del Evangelio de Juan (8. 51). La realidad de cada persona es una idea solamente espiritual y no nacida de la carne. Por lo tanto, el pecado, la enfermedad y la muerte son ilusiones, ya que el cuerpo material mismo es una ilusión. La ciencia cristiana cree que Jesús venció la muerte como la manifestación final de la realidad espiritual.

ESPIRITUALISMO:

Uno de los mayores Sincretismos del Siglo XIX, ha sido el Espiritualismo, que conjugó creencias cristianas con creencias espiritistas y Ciencias Ocultas. Entre sus máximos exponentes se tiene:

Allan Kardec (n. Lyon, 3 de octubre de 1804 - m. París, 31 de marzo de 1869) fue el seudónimo del pedagogo francés Hippolyte Léon Denizard Rivail, quien es conocido hoy como el sistematizador del espiritismo.

Sus investigaciones en el terreno del espiritismo le llevaron a cambiarse el nombre de Hippolyte Léon al de Allán Kardec tras, según afirmó él mismo, "recordar una vida anterior en la que llevaba este nombre"; sin embargo, no hay pruebas historicas ni de la epoca ni de la existencia de allán Kardec.

Allan Kardec, publica los libros La Génesis y El Evangelio según el espiritismo, este útlimo es uno de los principales Escritos tanto del Espiritismo cmo del Espiritualismo.

Varias conocidas enciclopedias españolas, como la Nueva Enciclopedia Larousse, explican que para 1824 ya se había trasladado a París, donde se dedicó a la enseñanza y, con el tiempo, llegó a ser miembro de la Real Academia de Ciencias Naturales de Francia.

En 1854 Rivail fue iniciado en un pasatiempo popular de mediados del siglo XIX: intentar comunicarse con los espíritus de los muertos. Al año siguiente fue testigo ocular de fenómenos tales como mesas que giraban y escritura psicográfica. Quedó convencido de la existencia de una región espiritual habitada por las almas inmortales de los muertos y de que era posible comunicarse con ellas. Las fuerzas espirituales invisibles no perdieron tiempo en utilizarlo como su instrumento.

Su “espíritu familiar” le informó que en una existencia previa, en el tiempo de los druidas, había vivido en la Galia y se llamaba Allan Kardec. Además, los espíritus le anunciaron por medio de diferentes médium que “habían llegado los tiempos fijados por la Providencia para una manifestación universal y que, como ministros de Dios y agentes de su voluntad, ellos tenían la responsabilidad de instruir e iluminar a los hombres, dando comienzo a una nueva era para la regeneración de la Humanidad”.

Profundamente impresionado por todo esto, Rivail comenzó a ordenar una inmensa colección de escritos psicográficos que le proporcionaron sus amigos espiritistas. Empezó a asistir con regularidad a sesiones espiritistas, preparado siempre con una serie de preguntas que se le respondían por medio de los médium de “manera precisa, profunda y lógica”. Toda esta materia, debidamente “repasada y corregida” por el “Espíritu de la verdad” a través de un médium, fue publicada en 1857 en El libro de los espíritus, su primera obra con el seudónimo Allan Kardec. Desde el mismo principio Rivail dejó claro “que los Espíritus, siendo simplemente las almas de los hombres, no tienen ni conocimiento supremo ni sabiduría suprema; que su inteligencia depende del progreso que hayan hecho y que su opinión no es más que una opinión personal”.

A lo largo de sus escritos psicográficos habla de espíritus superiores e inferiores, espíritus buenos y malos, espíritus menores, espíritus malvados y rebeldes, espíritus errantes, espíritus vulgares y espíritus mentirosos. Estos se presentan a los médium bajo nombres muy conocidos, como: Sócrates, Julio César, Agustín, Carlomagno, George Washington, Mozart y Napoleón. En su libro titulado Lo que es el espiritismo, Rivail también admite que algunos espíritus son “mentirosos, fraudulentos, hipócritas, malvados y vengativos” y capaces de utilizar lenguaje grosero.

Espiritismo Trinitario Mariano; movimiento surgido en México encabezado por Roque Rojas, quien aseguró haber hablado directamente con el Profeta Elías; escribió el Libre “El Tercer Testamento”, que juntamente con los libros de Allan Kardec forman la Bibliografía de enseñanza de los que siguen al espiritualismo.

RESUMEN DEL SIGLO XIX

Es interesante ver como en este siglo, surgen una serie de “Profetas”, todos con ímpetu de “reconstruir las Creencias” (el Segundo Gran Despertar), desde distintos puntos de vista (muchas veces contradictorios). Es interesante ver como con un sincretismo simplificado, surgen “mensajes” y sectas de creencias como el Restauracionismo, el mileranismo y el fundamentalismo.

Ahora bien, de lo anterior, nos hace falta hablar del Fundmentalismo. Lo cual desarrollaremos en un próximo posteo.

avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El Fundamentalismo

Mensaje  Damián el Miér Mayo 30, 2012 2:25 pm

El término fundamentalista en el contexto cristiano se refiere a un movimiento dentro del cristianismo que afirma su adhesión a los fundamentos de dicha fe. En varias denominaciones cristianas hay fundamentalistas no siendo una denominación en sí sino más bien un movimiento que atraviesa el cristianismo en su conjunto. Dependiendo de la denominación particular tiene caracterísitcas especiales pero en general, se considera el ala conservadora de la Iglesia cristiana.

Algunas de las características más llamativas que se suelen adscribir al fundamentalismo cristiano son la interpretación literal del Génesis y el rechazo a la teoría de la evolución de las especies de Darwin.

No obstante, si bien el fenómeno fundamentalista cristiano surge de la asunción de ciertas posturas conservadoras en el espectro religioso cristiano, el término ha adquirido con el tiempo una significación, sobre todo a raíz de su exportación al mundo islámico, que puede llevar a errores sobre sus verdaderos orígenes y desviar sobre lo que realmente abarcaba en un principio y a lo que se refiere en la actualidad en el ámbito cristiano.

El fundamentalismo tuvo sus origenes entre 1900 y 1920, en donde Episcopales, Luteranos, Presbiterianos y Metodistas conservadores formaron un consorcio.

Ahora bien, ¿Porque surgió el Fundamentalismo?, simple y sencillamente por la FALTA DE UNA AUTORIDAD CENTRAL, esa Autoridad en la Tierra que JESUCRISTO encomendo a SAN PEDRO, quien tenía que CONFIRMAR A SUS HERMANOS EN LA FE.

Se puede fechar el inicio del uso de la palabra «fundamentalista» a finales de la década de 1910, tras la enunciación en 1910 por parte de la Asamblea General de la Iglesia Presbiteriana de los EEUU de los Cinco Fundamentos necesarios y esenciales de la fe cristiana. Esto vino a raíz de una disputa el año anterior sobre si se debía ordenar sacerdotes a un grupo de novicios que se negaban a afirmar el nacimiento de Cristo del cuerpo de una virgen. Los Fundamentos escogidos fueron, pues:

  1. La inspiración de la Biblia por el Espíritu Santo y la infalibilidad de las Escrituras como resultado de dicha inspiración.
  2. El nacimiento de Cristo del seno de una virgen.
  3. La creencia de que la muerte de Jesucristo fue una
  4. La resurrección en cuerpo de Jesús.
  5. La realidad histórica de los milagros de Jesucristo.


Siguiendo estas pautas es obvio que hay muchas ideas que hoy se asignarían inmediatamente a un fundamentalista y que, sin embargo, están ausentes de la declaración de la cual toman el nombre. Por ejemplo, no se da siempre que quien afirma la infalibilidad de la Biblia argumente también a favor de una interpretación literal de la misma. De hecho, las corrientes 'literalistas' tienen unas raíces mucho más profundas que el fundamentalismo y se remontan a las discusiones de antaño sobre si la Biblia se puede traducir, etc.

En cualquier caso, sí que es cierto que era mucho más fácil encontrar los rasgos anti-modernistas y anti-científicos que hoy asociamos con fundamentalismo religioso en aquellos que suscribían los Cinco Fundamentos. En ello se fijó también el teólogo baptista Dr. Harry Emerson Fosdick, cuando en 1922 escribió su sermón ¿Ganarán los fundamentalistas?.

Ésta fue la primera obra de difusión con repercusiones que definía a los fundamentalistas en términos muy parecidos a los actuales. Fosdick dirigió su crítica hacia los elementos de las iglesias presbiteriana y baptista que se oponían al esfuerzo de aquellos que trataban de reconciliar, una vez más, la Ciencia con la Religión. Así, definía a los fundamentalistas como intolerantes conservadores que arbitrariamente habían trazado los límites de lo que se admitía en la discusión teológica. Abogaba por contrarrestar esto por la integración en la Comunidad de aquellos que expusieran sus dudas sobre aspectos como la virginidad de María o la resurrección de Cristo basado en lo que demostrara la Ciencia.

El sermón fue un éxito y se distribuyó en forma de panfleto a todos los pastores protestantes de los Estados Unidos. La provocación a los conservadores estaba servida y el guante fue recogido gustosamente por personajes como John Gresham Machen y Benjamin Breckinridge Warfield, quienes en 1929 formaron la Iglesia Presbiteriana Ortodoxa.

El fundamentalismo cristiano comenzó así como la adherencia a los Cinco Fundamentos por parte de miembros de muy diferentes denominaciones protestantes, vniendo a partir las ya muchas sectas existentes.

A lo largo del tiempo, el fundamentalismo se vio asociado a un particular segmento de las sectas del protestantismo evangélico que se distingue del resto por su enfoque separatista hacia la modernidad y hacia los aspectos de la cultura que ellos creen que caracterizan el mundo moderno y hacia los otros cristianos que no han decidido como ellos desligarse de él.

Como se ejemplificó anteriormente, algunas cosas que un fundamentalista se supone que debe hacer son: evitar las traducciones demasiado modernas/liberales de la Biblia y el rezo con instrumentos populares (guitarras, etc.). Tampoco debería consumir bebidas alcohólicas, drogas estupefacientes o tabaco, ni están bien vistos el baile y, en general, cualquier tipo de actividad o estilo en el que no se establezcan estrictas diferencias y límites entre hombres y mujeres.

Debido a la prevalecencia de una escatología jerárquica, algunos fundamentalistas apoyan con vehemencia el moderno Estado de Israel porque creen que tiene una significación paralela a la de las Iglesias Cristianas en los designios divinos y le asignan un papel especial en el Fin del mundo.

En general, el término fundamentalista es difícil de aplicar sin ambigüedades fuera de los EEUU, ya que las agrupaciones no estadounidenses son bastante menos dogmáticas. En su sentido más amplio, el fundamentalismo se puede aplicar a grupos cristianos tanto católicos como protestantes. El fundamentalismo, no obstante, es percibido como una fuerza en alza dentro de las asociaciones religiosas y su alcance cada vez más penetrante. Esta por discernir si esto se produce por el simple cambio en las denominaciones y una nueva forma de mirar a rasgos ya existentes desde antaño o por un verdadero aumento en el número de personas que abrazan ideas fundamentalistas.

Con todo, la Iglesia Católica y las iglesias cristianas en su conjunto, pese a ejercer eventualmente como grupos de presión política, han aceptado hace tiempo un sistema pluralista que mantiene separados la Iglesia y el Estado y donde la convivencia se basa en un sistema de leyes humanas aprobadas de forma democrática, todo lo cual contiene los excesos totalitarios que la interpretación fundamentalista produce en sistemas teocráticos basados en las leyes religiosas.

Todas estas cosas pueden parecer inocuas al ajeno, pero para algunos fundamentalistas, éstas suponen la punta de lanza de la amenaza para su virtuoso modo de vida y para la fe más pura que ellos buscan proteger y poner como ejemplo ante el mundo. Como ejemplo de este movimiento, se tiene el Fundamentalismo Mormón.

Fundamentalismo mormón

El fundamentalismo mormón es un movimiento conservador que cree o practica lo que sus seguidores consideran aspectos fundamentales del mormonismo. Esto representa una ruptura de la línea de mormonismo practicada por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y una vuelta a doctrinas y costumbres que los fundamentalistas creen ha sido un error abandonar, tales como la poligamia, la Ley de la Consagración, la Teoría de Adán-Dios, la expiación con sangre, el sacerdocio patriarcal, elementos de la investidura mormónica. Los fundamentalistas mormones han formado numerosas sectas muchas de las cuales se han establecido en comunidades aisladas en áreas del Oeste de los EE. UU.

Ahora bien, como se indicó anteriormente este movimiento no ha abarcado unicamente a las distintas sectas cristianas; también se pa propagado entre otras Religiones, tales como el Judaísmo, el Islam y el Hiduísmo.

Y claro, lo que busca el Fundamentalismo es la UNIÓN solicitada por Jesucristo, esa unión que durante la HISTORIA DE LA IGLESIA ha sido rota varias veces y en distintas oportunidades. Hay sectas que han buscado la unión por medio de consorcios, federaciones y asociaciones, asimilando "doctrinas" que de una u otra forma han cambiado de acuerdo a su interpretación. Veamos algunos Ejemplos:

En 1881 se forma el Consejo Metodista Mundial, que reune a las iglesias de tradición metodista que comprende la mayor parte de las denominaciones mundiales Wesleyanas.

En 1905 se forma la Alianza Mundial Bautista, que "reune a los bautistas del mundo, de acendrada tradición congregacionalista"; sin embargo, varias iglesias Bautistas Conservadoras, no están unidas; es más se han creado 2 corrientes: Bautistas Fundamentales y Bautistas Fundamentalistas (conservadurismo); (creanme que no he logrado establecer la diferencia)

En 1947 se forma la Federación Mundial Luterna, que "coordina las numerosas y diversas iglesias luteranas alrededor del mundo", sin embargo, existen Luteranos Fundamentalistas que no aceptan a la Federación "por separarse de los Principios de Martín Lutero".

En 1948 se forma el Consejo Mundial de Iglesias, que reune a Iglesias Ortodoxas protestantes, iglesias Anglicanas, Iglesias Bautistas, "Iglesias Católicas no en Comunión con Iglesia Católica Apostólica Romana", Discípulos de Cristo/Iglesias de Cristo, Iglesias Evangelicas (surgidas del movimiento de Restauración y del Fundamentalismo), Iglesias Luteranas, Iglesias Menonitas, Iglesias Metodistas, Iglesias moravas, Iglesias ortodoxas (bizantinas), Iglesias Orientales, Iglesias Pentecostales, y muchas otras Iglesias "Independientes".

En 1970 se forma la Alianza Reformada Mundial, que "reune a más de 200 congregaciones cuyas raíces se remontan al calvinismo de la Reforma Protestante del siglo XVI."; Y es la unión de dos corrientes: la primera representando a las Iglesias Presbiteriana y Reformada y la segunda representando a las iglesias congregacionales, (ambas ramas de la Iglesia original fue fundada por Juan Calvino Iglesia Calvinista).

Estos son unos ejemplos de distintas asociaciones de Iglesias que se han formado, tanto a nivel nacional en cada pais como a nivel internacional.

Un número de "iglesias" (sectas) que a finales del siglo XX, sumaban más de 33,000 - Hoy en día las Iglesias fundadas o iniciadas en un garage casero, abundan, basadas en doctrinas enseñadas por Calvino, Lutero, Munzer, Knox, Brown, Smyth, Wesley, Lindley, Smith, Miller, White, Blavatsky, Baker, Russell, CampbelL,

Ahora bien, es tanta la división que cuesta distinguir una "creencia" de otra. A partir del Fundamentalismo hay muchos "que entienden el evangelio mejor que San Pablo". Con simples versículos individualizados de las Sagradas Escrituras, unos niegan la DIVINIDAD DE JESUCRISTO, otros niegan la DIVINIDAD DEL ESPIRITU SANTO, a quienes aseguran que "ya son salvos"... y asi, unos establecen que faltan "dos venidas" de nuestro Señor Jesucristo, y hay quienes aseguran que "existe 2 tipos de Juicio"...

Mi pregunta:

¿Algunas de estas personas recibieron autoridad de la Sagrada Escritura para formar su propia comunidad eclesial?

<Pues bien, aquí estoy yo contra los profetas - oráculo de Yahveh - que se roban mis palabras el uno al otro. Aquí estoy yo contra los profetas - oráculo de Yahveh - que usan de su lengua y emiten oráculo. Aquí estoy yo contra los profetas que profetizan falsos sueños - oráculo de Yahveh - y los cuentan, y hacen errar a mi pueblo con sus falsedades y su presunción, cuando yo ni les he enviado ni dado órdenes, y ellos de ningún provecho han sido para este pueblo - dijo el Señor.> (Jeremías 23,30-32)

<Así como hubo falsos profetas en el pueblo de Israel, también entre ustedes habrá falsos maestros. Introducirán novedades dañinas, pero sin tardar se perderán por renegar del Maestro que los rescató. Muchos imitarán sus vicios, y por su culpa será desprestigiado el camino de la verdad.> (2 Pedro 2,1-2)

<Esos hombres son como animales irracionales, que vienen a la vida para ser capturados y muertos. Después de haber injuriado lo que no pueden entender, terminarán como animales y recibirán lo merecido por su maldad...> (2 Pedro 2, 12 - 13)

¿Cuantos no católicos han injuriado a los católicos por sus creencias sin ni siquiera tratar de entenderlos?

<Son descontentos y frustrados que sólo tratan de satisfacer sus pasiones; su boca está llena de palabras altisonantes y con ellas quieren impresionar a la gente para su propio provecho. Pero ustedes, amadísimos, recuerden lo que los apóstoles de Cristo nuestro Señor les anunciaron. Ellos les decían que al final de los tiempos aparecerán hombres que se burlarán de todo y no tendrán en cuenta a Dios, sino que se dejarán llevar por sus pasiones. En la actualidad éstos son los que causan divisiones, se mueven en lo humano y no tienen el Espíritu.> (Judas1,16-19 - una Epístola "apocrifa" segun Lutero)

<Hermanos, les ruego que tengan cuidado con esa gente que va provocando divisiones y dificultades, saliéndose de la doctrina que han aprendido. Aléjense de ellos. Esas personas no sirven a Cristo, nuestro Señor, sino a sus propios estómagos, engañando a los ingenuos con palabras bonitas y piadosas.> (Romanos 16, 17 - 18)

<Si el Señor no construye la casa, en vano trabajan los albañiles;> (Salmo 127, 1)

Saludos, y quedo en espera de sus comentarios...

En próximos posteos hablaremos de un Sincretismo observado en el siglo XX, que ha sido perjudicial y hasta mortal para incautos que han sido convencidos.





avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El Sincretismo en el Cristianismo

Mensaje  Damián el Jue Mayo 31, 2012 7:57 pm

Un sincretismo es un intento de conciliar doctrinas distintas. Comúnmente se entiende que estas uniones no guardan una coherencia sustancial. También se utiliza en alusión a la cultura o la religión o a ambas, para resaltar su carácter de fusión y asimilación de elementos diferentes.

En el Cristianismo se han dado Sincretismos desde los primeros siglos, uno de los primeros conocidos fue el Gnosticismo; un movimiento muy fuerte que, con raices paganas, se mimetizo con el Cristianismo; es un conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas que se convirtio finalmente en un pensamiento declarado herético. Sin embargo, mucha de su enseñanza a sido replicada parcial o totalmente por nuevas sectas surgidas sobretodo en los últimos dos siglos.

Gnosticismo, proviene de la palagra gnosis que significa iluminación; y en terminos religiosos la iluminación espiritual (en alemán, Erleuchtung), que es la experiencia de lo divino, sentir la presencia de Dios. Esta experiencia se manifiesta en paz, amor, felicidad o sentido de unidad con el universo. Es un esclarecimiento interior, que puede ser místico o no.

Este fenomeno no solo se a sincretizado con el Cristianismo, por lo que uede dividirse en:

  • La tradición filosófica occidental, la iluminación se ve como una fase en la historia cultural marcada por una fe en la razón, generalmente acompañada por el rechazo a la fe manifestada en la religión institucional. Esto se dio en el siglo XVII en Europa y se conoció como Era de la Razón o Ilustración. Actualmente lo utilizan mucho los Fundamentalistas y gran parte de los Restauracionistas.

  • En Religiones Orientales: El concepto también aparece en las religiones abrahámicas, como en la tradición de la cábala en el judaísmo, mismo que se adquiere al meditar sobre las características del árbol de la vida, en el misticismo cristiano, y en la tradición sufi del islam.


Para los que han leido los posteos anteriores, se darán cuenta que todas las divisiones anteriores que se mantienen hasta la fecha, son tipo "institucionales", con un esquema clásico:

Luteranismo
Calvinismo
Anabatistas
Anglicanos
Presbiterianos
Puritanos
Bautistas
Metodistas
Unitarios
Episcopales

Todos fueron formados por hombres y Varias tomaron el nombre de su fundador: (Lutero, Calvino, Inglatera); podemos decir que fueron fundadas por "apóstoles" (falsos, pero en fin apóstoles).

Es interesante, pero a partir del "segundo despertar"; surgieron "Profetas" que por medio de "apariciones" y "revelaciones"; crearon sus propias doctrinas, ejemplo de esto:

Los Mormones, a José Smith se le "aparece" un Angel llamado "Moroni" (del cual no existe referencia en ningún escrito anterior), hijo de Mormón (de donde se toma el Nombre de "mormones"). y le "reveló" la ubicacón de unas tablas de oro (las cuales nadie las ha visto, excepto por unos testigos de smith) que contenian revelaciones "importantes" de una historia que revelaba nuevas doctrinas por medio de leyendas del "pueblo nefita" (arqueologicamente no identificado).

Los Adventistas, que William Miller fundó, quien era un predicador laico metodista, masón, militar, agricultor y jefe cívico local en Low Hampton; Estudiante de la historia y la profecía bíblica. de este estudio, estableció "profeticamente" que el Regreso de Jesucristo sería en el año 1843. Su estudio bíblico lo desarrolló de la siguiente manera: Miller comenzó con Génesis, estudiando cada verso y sin avanzar hasta que sentía que el significado estaba claro. De esta forma se convenció primeramente, que el Postmilenarismo no era bíblico; y en segunda, que la Segunda Venida de Cristo estaba revelada en la Profecía de la biblia. lastimosamente esta forma de estudio le impio ver la BIBLIA como un TODO, individualizando versículos y completando la idea con razón y lógica.

Los Adventistas del 7o Dia: hijos de los Adventidas de Wilian Miller, creados por Ellen Gould White; otra "profetiza" que, viendo el fracaso de Miller, sus profecías las hizo de una forma ambigua (pero si, pero no, lo mas seguro es que ¿quien sabe?).

Los Testigos de Jehova: fundados por Calors Rossell, fue influenciado por los escritos de William miller; de aquí que la Creencia que Jesucristo es el Arcangel Miguel son la misma persona, solo que mientras los Adventistasl Reconocen a Jesucristo como VERDADERO DIOS ENCARNADO, los TJ, niegan la DIVINIDAD DE JESUCRISTO.

Los Espiritualistas Trinitarios Marianos (ETM), secta fundada por Roque Rojas (1853), se consideró "poseído por el Espiritu de Elías", que era el mismo espiritu de Juan Bautista, entre sus seguidores se le llama "El enviado divino"; escribió El Libro de la Vida Eterna, que es la base para varias sectas posteriores, así como, el Tercer Testamento".

Los Espiritistas, en donde se sincretizaron el espiritismo, las ciencias ocultas y el cristianismo, por medio de su fundador Hippolyte Léon Denizard Rivail, quien se hizo llamar Allan Kardec (el nombre que según decía era del espiritu que se había reencarnado en él). Escribió el libro de los Espiritus.

Muchas de estas sectas fundadas en el siglo XIX, poseen una mezcla de creencias que recogen pensamientos del pasado (como el arrianismo, el montenismo, el Simonismo y el gnocitismo). Muchas de ellas están salipacadas de restauracionismo y fundamentalismo siendo "iglesia de un solo miembro".

Tambien surgieron sectas que han tratado de formar un sincretismo de varias o todas las religiones, tales como "nueva era" y la Fe Baha'i; las cuales "reunen lo mejor de cada una de todas la religiones" (judaísmo, cristianismo, islamismo, hinduismo, budismo, zoroastrismo, babismo).

Ahora bien, avanzando hacia el siglo XX y lo que va del siglo XXI, han surgido los "falsos mesías". Estos han surgido cabalmente de la combinación de muchas de las sectas anteriores, con convencimiento masivo de falsas doctrinas. ejemplo de lo anterior:

Iglesia del Pueblo (Jim Jones) surgido de la Iglesia Metodista, funda un movimiento pentecostal denominado Iglesia del Pueblo; el 18 de noviembre de 1978, convencio a todos su seguidores de un "suicidio masivo".

Davidianos: tras un sitio de 51 días, más de 80 personas murieron en abril de 1993 en Waco, Texas, junto a su líder, David Koresh.

Templo Solar: en octubre de 1994, 48 seguidores de Luc Jouret se suicidaron en Suiza y otros 5 en Canadá.
Verdad Suprema: Shoko Asahara planeó el ataque con gas sarín al subte de Tokio, en marzo de 1995; hubo 12 muertos.

Puertas del Cielo: Marshall Applewhite se suicidó en 1997 con 38 seguidores, en California; esperaban el Hale-Bopp.

Ahora bien, una secta que realmente apena ver la convicción de sus seguidores es "Iglsia de Dios" fundada por el falso mesías coreano Ahn Sahng-hong (1918 - 25 de febrero de 1985) que a pesar de haber fallecido, los adeptos "aseguran" que fue Cristo y que volverá en otra venida por ellos; ¡¡Y lo argumentan con la Biblia en mano!!.

<Al aumentar la maldad se enfriará el amor de muchos>

¿Que implica esto?, el "aumento" en forma gradual de la maldad y el "enfriamiento" del amor en forma gradual.

<Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría un Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora. Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran sido, habrían permanecido con nosotros. Pero debía ponerse de manifiesto que no todos son de los nuestros>

<pero el que persevere hasta el fin, se salvará.>
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Oscar Antezana el Vie Jun 01, 2012 4:42 pm

Apreciado Damián, he disfrutado con esta serie de artículos.
Con respecto al sincretismo, es frecuente ver aquí en sudamérica cristianos que también tiene fe en Pachamama, el Tio, el Ekeko y otras figuras religiuosas no cristianas. Supongo que pasa algo parecido en centroamérica.
existe un cristianismo superficial, sólo en la cáscara y es así como vive su fe gran parte del pueblo.
¿Cómo describes este sincretismo dentro de este tema?
saludos
Oscar
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 425
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Damián el Vie Jun 01, 2012 7:21 pm

Mi estimado Oscar:

Muy buena pregunta, básicamente se trata de un Sincretismo pagano. Y si existe mucho de este sincretismo en toda latinoamérica; en centro américa por ejemplo, aquí en guatemala se tiene a maximon y a la pascuala, en el caribe y en México se ha desarrollado mucho la Santería.

Y esto tiene su origen desde la epoca de la Conquista Española, los Misioneros que vinieron a Evangelizar a los nativos, no tuvieron la suficiente fuerza para erradicar antiguas religiones y creencias. En algunos lugares trataron de aplicar un Sincretismo de sustitución pero no les resultó. Y así inclusive sobrevivieron antiguas religiones y otras que fueron importadas por los esclabos negros que trajeron (ejemmplo el vudu).

Ahora bien, tu preguntas: "existe un cristianismo superficial, sólo en la cáscara y es así como vive su fe gran parte del pueblo."

No lo creo, los pueblos nativos de américa son de FE muy fuerte, es por eso que se ha dado un sincretismo entre sus antiguas creencias y el CRISTIANISMO.

El hablar de un "Cristianismo Superficial", implica más que una superficialidad en sus creencias una falta de CATEQUESIS. Porque cabalmente su fuerza en la FE, hace que se arraiguen a sus creencias, si se lograra una CATEQUIZACIÓN realmente prenetrante, serían los mejores Cristianos que se podrían encontrar.

Pero que sucede en nuestros paises: "LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS"... aquí existen pueblos que tienen Iglesía (Templo) pero que el Párroco llega una vez al mes o cada dos o tres meses, y el día que llega, celebra bodas, bautiza, confieza, imparte la comunión, como decimos comunmente "repica las campanas, da misa y recoge la limosna". Es allí donde radica el problema de "visualizar" un cristianismo superficial.

Considero que es necesario "ROGAR AL DUEÑO DE LOS CAMPOS QUE MANDE MÁS TRABAJADORES..."; porque realmente las vocaciones son pobres.

Me atrevería a decir que el "cristianismo" fue más superficial en paises como España, en donde la FE se ha perdido (solo hay que ver el alto porcentaje de ateos) y los pocos que quedan es porque realmente tienen mucha fuerza en su FE.

Este problema no lo tuvieron en el Norte, que conquistado por la Iglesia Anglicana y muchas iglesias reformadas; los conquistadores, en vez de someter a los habitantes los aniquilaron. Sin embargo, su fe cristiana tampoco ha sido muy fuerte (¿será superficial?), porque si te das cuenta es de donde han surgido muchas sectas y movimientos que afectan a cada una de las Iglesias originales (reformadas)... TJ, Mormones, Adventistas, Restauracionistas, Fundamentalistas, etc. etc. etc. tienen su Origen al norte, cada uno formando su doctrina "a la medida", creciendo el número de "comerciantes de la FE", creando congregaciones ambulantes acogidas a carpas de circo, y no es fenomeno del último siglo, es algo que se ha dado desde el siglo XIX:

Saludos, y te invito a que intercambiemos comentarios y referencias de las Sectas de las que tengamos conocimiento, aunque son tantas y tan diversas... que creo que sería más conveniente hablar de las antiguas herejías y compararlas con las creencias modernas.

avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Oscar Antezana el Dom Jun 10, 2012 1:00 am

Damián, existen algunas sectas procedentes directamente de la Iglesia, por ejemplo la Iglesia Católica Antigua que creo que es la de Monseñor Lefevre, quienes no quisieron aceptar las conclusiones del concilio Vaticano II; coméntanos qué clases de grupos cismáticos surgieron de estos últimos concilios y si están presentes en América Latina.
Un abrazo en Cristo.
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 425
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Iglesia católica antigua

Mensaje  Damián el Lun Jun 11, 2012 6:51 pm

Mi estimado Oscar:

Tu pregunta está dividida en 2 partes; en la Primera parte la "Iglesia Católica Antigua", que se surgio en el siglo XIX; para ser exacto en 1871. Fue organizada por intelectuales Católicos de Austria, Suiza, Polonia y Alemania; es llamada Iglesia Católica Antigua o Veterocatólica y sus integrantes son llamados "viejos Católicos"; se trató de un CISMA cuando esas iglesias rechazaron la decisión del Concilio Vaticano I (1869-1870) que formuló la doctrina de la infalibilidad papal.

Abarca el conjunto de creencias y costumbres católicas anteriores a las reformas llevadas a lo largo del siglo XIX, que se plasmaron en el Concilio Vaticano I. Algunos de los elementos que se pueden considerar característicos de esta tendencia podrían ser que se aceptan mujeres como sacerdotes, que no creen en la Inmaculada Concepción y que no se considera obligatoria la confesión.

Los grupos que se encuadran dentro de esta tendencia, si bien respetan el ministerio del Papa como obispo de Roma, no lo reconocen como la única persona que tiene la potestad de definir la doctrina en cuestiones de fe y moral, debido a la no creencia en la doctrina de la infalibilidad papal.

En su disciplina, administración y procedimiento, los viejos católicos se diferencian de la Iglesia Católica en varios puntos. Por ejemplo, el celibato sacerdotal es opcional, los varones casados pueden ser ordenados y en ocasiones el clérigo puede contraer matrimonio después de la ordenación, con previo consentimiento episcopal. La expresión litúrgica es una cuestión determinada por el obispo Ordinario. Por lo tanto, algunas viejas comunidades católicas han adoptado la renovación litúrgica promulgada después del Concilio Vaticano II y mantienen la Liturgia Tridentina en latín o aceptan traducciones a lenguas contemporáneas. Hay viejas parroquias católicas de rito oriental, que siguen la liturgia antigua.

---------------------------------------
La segunda parte de tu Pregunta: los Lefevreristas:

Denominada La Hermandad Sacerdotal San Pío X (latín: Fraternitas Sacerdotalis Sancti Pii X, FSSPX); fue fundada en noviembre de 1970 en torno a Marcel Lefebvre, un arzobispo francés renombrado por su oposición al rumbo tomado por la Iglesia católica después al Concilio Vaticano II (1962–1965).

La FSSPX es una sociedad internacional de sacerdotes católicos romanos tradicionalistas junto con otros miembros religiosos que son hermanos, hermanas, y oblatos, y por afiliación, los miembros de la tercera orden. Uno de los símbolos que esta Sociedad Sacerdotal ha tomado como bandera es la defensa de la misa tradicional de rito romano. Afirman que pretenden mantenerse fieles a la teología basada en el tomismo y la Tradición milenaria de la Iglesia frente a los errores modernos, el liberalismo y otras doctrinas anticatólicas, y cuestionan la autoridad del Romano Pontífice en la recepción de la doctrina del Concilio Vaticano II.

En 1970, Monseñor Marcel Lefebvre fundó en Écône la Hermandad Sacerdotal, a raíz de la petición de varios seminaristas franceses que no querían estudiar con los nuevos métodos introducidos en el Pontificio Seminario Francés de Roma ad experimentum tomados tras terminar el Concilio Vaticano II. Los objetivos de la Hermandad son "el sacerdocio y todo lo que viene con él y nada más que lo que se refiere a él".

Con el permiso de Pablo VI, la institución fue erigida canónicamente por el obispo François Charrière, obispo de Lausana, Ginebra y Friburgo, como "unión piadosa" para un período de seis años renovables ad experimentum. Por su parte, el obispo de Sion autorizó a establecer un seminario en Écône. Tras esto el prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero el cardenal John Joseph Wright, escribe elogiando los estatutos de la Hermandad.

El 10 de junio de 1971 reunido junto el claustro de profesores del seminario de Écône, Monseñor Lefebvre, se manifiesta el rechazo a adoptar el Novus Ordo del rito romano para la Misa. A pesar de que hay plena aceptación por parte de Roma permitiendo que las casas de la Hermandad se erijan canónicamente en dos diócesis suizas y una italiana, el rechazo a adoptar el misal promulgado por Pablo VI, el sector renovador del clero, como la Conferencia de Obispos de Francia están en contra de la Hermandad demandando el cierre de su seminario. Lo califican de "salvaje, fuera de la ley". Con el cardenal francés Jean-Marie Villot a la cabeza, siendo Secretario de Estado, según Monseñor Lefebvre, le acusa a él de «obligar firmar un documento contra el Papa Pablo VI»

Posteriormente, Monseñor Lefebvre sigue señalando y denunciando la política de apertura post-conciliar, atacando en particular, lo que para él eran los tres puntos fundamentales que condensaban los errores del Vaticano II, asimilables éstos a los tres principios revolucionarios del liberalismo:

La Libertad religiosa: La Iglesia abandona su bimilenaria vocación misionera y desalienta en sus miembros la labor proselitista, por lo que se recomienda a los potenciales conversos a permanecer en su fe, asimilable al principio revolucionario liberal de la «Libertad».

El Conciliarismo: La Iglesia no es ya una monarquía, sino una democracia donde la voluntad de la mayoría gobierna a través de un estado de "Concilio Permanente", asimilable al principio revolucionario liberal de la «Igualdad».

El Ecumenismo: Todos los credos —incluso los no cristianos, animistas o paganos— son iguales y agradan al único Dios, principio base de la Reunión de Asís 1988 y sus secuelas, asimilable al principio revolucionario liberal de la «Fraternidad».

El 21 de noviembre de 1974, publicó un manifiesto que definió su posición:

Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad. Por el contrario, nos negamos y nos hemos negado siempre a seguir la Roma de tendencia neomodernista y neoprotestante que se manifestó claramente en el Concilio Vaticano II y después del Concilio en todas las reformas que de éste salieron. […]Ninguna autoridad, ni siquiera la más elevada en la Jerarquía, puede constreñirnos a abandonar o a disminuir nuestra fe católica claramente expresada y profesada por el magisterio de la Iglesia desde hace diecinueve siglos. “Si llegara a suceder - dice san Pablo- que nosotros mismos o un ángel venido del cielo os enseñara otra cosa distinta de lo que yo os he enseñado, que sea anatema” (Gál. 1, Cool. ¿No es esto acaso lo que nos repite el Santo Padre hoy? Y si una cierta contradicción se manifestara en sus palabras y en sus actos así como en los actos de los dicasterios, entonces elegimos lo que siempre ha sido enseñado y hacemos oídos sordos a las novedades destructoras de la Iglesia. […] Habiendo esta Reforma nacida del liberalismo, del modernismo, está totalmente envenenada; sale de la herejía y desemboca en la herejía, incluso si todos sus actos no son formalmente heréticos. Es pues imposible a todo católico consciente y fiel adoptar esta Reforma y someterse a ella de cualquier manera que sea. La única actitud de fidelidad a la Iglesia y a la doctrina católica, para nuestra salvación, es el rechazo categórico a aceptar la Reforma. Es por ello que sin ninguna rebelión, ninguna amargura, ningún resentimiento, proseguimos nuestra obra de formación sacerdotal bajo la estrella del magisterio de siempre, persuadidos de que no podemos prestar un servicio más grande a la Santa Iglesia Católica, al Soberano Pontífice y a las generaciones futuras. Es por ello que nos atenemos firmemente a todo lo que ha sido creído y practicado respecto a la fe, las costumbres, el culto, la enseñanza del catecismo, la formación del sacerdote, la institución de la Iglesia, por la Iglesia de siempre y codificado en los libros aparecidos antes de la influencia modernista del Concilio, esperando que la verdadera luz de la Tradición disipe las tinieblas que oscurecen el cielo de la Roma eterna. […]

----------------------------------


Como puedes observar, ambos movimientos son CISMICOS, uno derivado del Concilio Vaticano I y el otro (los Lefevreristas) derivado del Concilio Vaticano II; ambos se han diseminado por el mundo, las Iglesias Católicas Antiguas, que han tomado lo que les ha convenido del concilio Vaticano I y Vaticano II; los Lefevreristas que han Rechazado la nueva Ligurgia surgida del Conclio Vatcano II y se mantienen con la Liturgia de Pio X.

Para comprender mejor el tema es necesario hablar de San Pío X, que fue el papa n.º 257 de la Iglesia Católica entre 1903 y 1914.

Durante su Papado Gobernó la Iglesia Católica con mano firme en una época en que esta se enfrentaba a un laicismo muy fuerte así como a numerosas tendencias del modernismo en los campos de los estudios bíblicos y la teología. Introdujo grandes reformas en la liturgia y facilitó la participación del pueblo en la celebración Eucarística. Permitió la práctica de la comunión frecuente y fomentó el acceso de los niños a la Eucaristía. Promovió mucho el estudio del catecismo y ordenó la confección del Código de Derecho Canónico (Codex Iuris Canonici) para reunir y unificar la legislación eclesiástica hasta entonces dispersa.

El 20 de enero de 1904 había promulgado la constitución apostólica Commissum Nobis por la que se prohibían los vetos a la elección papal por parte de los estados que disponían de él como privilegio histórico. En este mismo año había relativizado el Non Expedit del beato Pío IX, con lo que se entreabría la puerta a la participación de los católicos italianos en los asuntos públicos de su país.

En 1905 denunció el Concordato que, bajo las condiciones draconianas impuestas por Napoleón, había firmado en 1801 la Santa Sede con Francia. Con esta denuncia el papado alcanzaba la total libertad de nombramiento de obispos en Francia, libertad de la cual, a pesar de los diversos regímenes que se habían sucedido en este país, en realidad jamás había gozado.

Saludos,




avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Excelente respuesta

Mensaje  Oscar Antezana el Mar Jun 12, 2012 9:17 am

Muy completa, aunque veo que no es una realidad presente en nuestros pueblos latinoamericanos.
No obstante, las misas en latín que se celebran en el opus dei, el separar a las mujeres de los hombres para determinados rituales me hacen entrever una aproximación de esta congregación con los lefebristas.
Claro que es un punto de vista muy personal.
Me imagino también que existen varios grupos que han "vuelto al redil", especialmente de las iglesias ortodoxas, protestantes históricos.
¿qué nos cuentas al respecto?
Me despido con un saludo trinitario, "bíblico".
“La gracia de Cristo Jesús el Señor, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes (2 Co 13,14).
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 425
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Damián el Mar Jun 12, 2012 12:31 pm

Mi estimado Oscar:

Realmente si existen en Latinoamérica: Hay Iglesias Católicas Antiguas en Colombia, Paraguay y Brazil, tambien en Estados Unidos.

Por otro lado lefebristas, tambien existen en toda Latinoamérica (Argentina, México y América Central), como tambíen en EEUU; por ejemplo a pocos pasos de donde vivo hay una Iglesia Lefebrista, y hacen sus rituales y procesiones, recordandome cuando yo era un niño de unos 3, 4 o 5 años; allí van las filas de mujeres sin pantalones, sin maquillaje, con la cabeza tapada con sus madrileñas; los acólitos revestidos, canónicos, Cruz Alta, y con una gran devoción.

Ahora, debemos recordar que la MISA EN LATÍN no fue abolida, se dio dispensa para realizar la misa en lengua vernacula (propia del Lugar), PERO LA MISA EN LATÍN NUNCA HA SIDO PROHIBIDA, se establecio que el OFICIANTE no diera la Espalda al Pueblo, pero no se prohibio realizar MISAS DE ESPALDA AL PUEBLO; en fin, se hizo una Nueva Liturgia, pero nunca se prohibió la ANTIGUA LITURGIA.

Asimismo, hay que tener presente que las Iglesias Católicas Antiguas, han adoptado Liturgias surgidas del Concilio Vaticano II, y claro hay muchos que han regresado "A CASA".

Uno de los grupos más fuertes que Regresó A CASA, ha sido de los Episcopales (Anglicanos) en el año 2009, al momento en que en Inglaterra se establecio el permiso para casar homosexuales, hubo un Éxodo de 500,000 almas a la Iglesia Católica; y muchos que habían sido ordenados Sacerdotes, ya no fungen como tales, sino han tomado otros Ministerios Extraordinarios dentro de la Iglesia Católica. He aquí parte de la noticia:

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/656481a84786e736e71b1fbe2314fe4c

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Oscar Antezana el Mar Jun 26, 2012 11:44 pm

Hermano, tengo una interrogante.
Así como nuestra iglesia surgió como una secta dentro del judaismo, para convertirse más tarde en una religión que se llama cristianismo, los musulmanes ¿de donde salieron, cómo se consolidaron como una religión?
En Cristo
Oscar
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 425
Edad : 45
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Damián el Miér Jun 27, 2012 1:28 pm

Mi estimado Oscar:

Para responder a tu pregunta, primero es necesario establecer las RELIGIONES ABRAHAMICAS, como surgieron y su distribución:

Las religiones abrahámicas son fes monoteístas que reconocen una tradición espiritual identificada con Abraham. El término es usado principalmente para referirse colectivamente al judaísmo, cristianismo e islam; también incluye otras comunidades religiosas, como los samaritanos, los mandeos, los drusos y los bahaíes. Las religiones abrahámicas suponen poco más de la mitad de la población de creyentes del mundo, unos 3.800 millones de fieles.

Las principales religiones no-abrahámicas del mundo son las religiones dhármicas de la India y las religiones del Oriente asiático centradas en la idea del Tao. El uso del término "abrahámico" no es universal y ha probado ser problemático por muchas razones.

El término "religión abrahámica" se deriva del término de origen islámico, Millat Ibrahim, aunque en el uso musulmán solo se considera que el islam refleja verdaderamente la "Fe de Abraham". Por tanto se refiere a la aseveración tradicional sobre la relación de los árabes musulmanes con Abraham a través de su hijo, Ismael, que se extiende para incluir a Muhammad aunque la genealogía no puede ser verificada debido a poco más de 2,000 años de historia no registrada, haciendo a Abraham un ancestro para todos los profetas posteriores, ya que todos, excepto Muhammad, fueron descendientes de los israelitas. Los cristianos se refieren a Abraham como un "padre en la fé" (ver Romanos 4); la frase también puede sugerir que sus religiones vienen de una fuente espiritual.

Asi pues, por medio de Ismael, surgio el Islam (musulman), de acuerdo al relato biblico del Génesis:

Génesis 16.1-15
<Sarai, la esposa de Abrám, no le había dado ningún hijo. Pero ella tenía una esclava egipcia llamada Agar. Sarai dijo a Abrám: "Ya que el Señor me impide ser madre, únete a mi esclava. Tal vez por medio de ella podré tener hijos". Y Abrám accedió al deseo de Sarai. Ya hacía diez años que Abrám vivía en Canaán, cuando Sarai, su esposa, le dio como mujer a Agar, la esclava egipcia. Él se unió con Agar y ella concibió un hijo. Al ver que estaba embarazada, comenzó a mirar con desprecio a su dueña. Entonces Sarai dijo a Abrám: "Que mi afrenta recaiga sobre ti. Yo misma te entregué a mi esclava, y ahora, al ver que está embarazada, ella me mira con desprecio. El Señor sea nuestro juez, el tuyo y el mío". Abrám respondió a Sarai: "Puedes disponer de tu esclava. Trátala como mejor te parezca". Entonces Sarai la humilló de tal manera, que ella huyó de su presencia. El Ángel del Señor la encontró en el desierto, junto a un manantial –la fuente que está en el camino a Sur– y le preguntó: "Agar, esclava de Sarai, ¿de dónde vienes y adónde vas?". "Estoy huyendo de Sarai, mi dueña", le respondió ella. Pero el Ángel del Señor le dijo: "Vuelve con tu dueña y permanece sometida a ella". Luego añadió: "Yo multiplicaré de tal manera el número de tus descendientes, que nadie podrá contarlos". Y el Ángel del Señor le siguió diciendo: "Tú has concebido y darás a luz un hijo, al que llamarás Ismael, porque el Señor ha escuchado tu aflicción. Más que un hombre,será un asno salvaje: alzará su mano contra todos y todos la alzarán contra él; y vivirá enfrentado a todos sus hermanos". Agar llamó al Señor, que le había hablado, con este nombre: "Tú eres El Roí, que significa ‘Dios se hace visible’", porque ella dijo: "¿No he visto yo también a aquel que me ve?". Por eso aquel pozo, que se encuentra entre Cades y Bered, se llamó Pozo de Lajai Roí, que significa "Pozo del Viviente que me ve". Después Agar dio a Abrám un hijo, y Abrám lo llamó Ismael. Cuando Agar lo hizo padre de Ismael, Abrám tenía ochenta y seis años.>

Por otro lado también encontramos:

Génesis 21.9-21
<Sara vio que el hijo de Agar, la egipcia, jugaba con su hijo Isaac. Entonces dijo a Abraham: "Echa a esa esclava y a su hijo, porque el hijo de esa esclava no va a compartir la herencia con mi hijo Isaac". Esto afligió profundamente a Abraham, ya que el otro también era hijo suyo. Pero Dios le dijo: "No te aflijas por el niño y por tu esclava. Concédele a Sara lo que ella te pide, porque de Isaac nacerá la descendencia que llevará tu nombre. Y en cuanto al hijo de la esclava, yo haré de él una gran nación, porque también es descendiente tuyo". A la madrugada del día siguiente, Abraham tomó un poco de pan y un odre con agua y se los dio a Agar; se los puso sobre las espaldas, y la despidió junto con el niño. Ella partió y anduvo errante por el desierto de Berseba. Cuando se acabó el agua que llevaba en el odre, puso al niño debajo de unos arbustos, y fue a sentarse aparte, a la distancia de un tiro de flecha, pensando: "Al menos no veré morir al niño". Y cuando estuvo sentada aparte, prorrumpió en sollozos. Dios escuchó la voz del niño, y el Ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo: "¿Qué te pasa, Agar?", le dijo. "No temas, porque Dios ha oído la voz del niño que está ahí. Levántate, alza al niño y estréchalo bien en tus brazos, porque yo haré de él una gran nación". En seguida Dios le abrió los ojos, y ella divisó un pozo de agua. Fue entonces a llenar el odre con agua y dio de beber al niño. Dios acompañaba al niño y este fue creciendo. Su morada era el desierto, y se convirtió en un arquero experimentado. Vivió en el desierto de Parán, y su madre lo casó con una mujer egipcia.>

He aquí el Origen del ISLAM.

El islam (en árabe الإسلام, al-Islām) es una religión monoteísta abrahámica cuyo dogma se basa en el libro del Corán, el cual establece como premisa fundamental para sus creyentes que «No hay más Dios que Alá y que Mahoma es el último mensajero de Alá». La palabra árabe Allah, castellanizada como Alá, significa ‘Dios’ y su etimología es la misma de la palabra semítica El, con la que se nombra a Dios en la Biblia. Los eruditos islámicos definen al islam como: «La sumisión a Dios el Altísimo a través del monoteísmo, la obediencia y el abandono de la idolatría». El libro sagrado del islam es el Corán, dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcángel Gabriel). Los seguidores del islam se denominan musulmanes (del árabe muslim مسلم, 'que se somete'). Atestiguan que Mahoma es el último de los profetas enviados por Dios y sello de la Profecía.

Se aceptan como profetas principalmente (pero no limitándose) a Adán, Noé, Abraham, Moisés, Salomón y Jesús. Además del Corán, los musulmanes de tradición sunita siguen asimismo los hadices y la sunna del profeta Mahoma, que conforman el Registro histórico de las acciones y las enseñanzas del Profeta. Se aceptan también como libros sagrados la Torá (el Antiguo Testamento de los cristianos), los Libros de Salomón y los Evangelios (el Nuevo Testamento).

El islam es una religión abrahámica monoteísta que adora exclusivamente a Alá sin copartícipes. Se estima que hay en la actualidad entre 1.000 y 1.200 millones de musulmanes en el mundo. Según el Vaticano, el islam (conjuntamente con todas sus ramificaciones) es la religión más extendida del mundo, ya que recientemente ha superado el número de católicos, y la segunda religión del mundo si se suma el número de fieles de las distintas confesiones del cristianismo.

El islam, como religión, se inició con la predicación de Mahoma en el año 622 en La Meca (en la actual Arabia Saudita). Bajo el liderazgo de Mahoma y sus sucesores, el islam se extendió rápidamente. Existe discrepancia entre los musulmanes y no musulmanes de si se extendió por imposición religiosa o militar, o por conversión de los pueblos al islam.

Mahoma (c. 570 - 6 de julio de 632) era un líder religioso, político y militar árabe que fundó la religión del islam como fenómeno histórico. La opinión de los musulmanes no es la del creador de una nueva religión, sino como el restaurador de la original, la fe monoteísta de Adán, Abraham y de otros que se había corrompido. En la tradición musulmana, Mahoma se ve como el último y el más grande de una serie de profetas, como un hombre muy cercano a la perfección, poseedor de virtudes en todos los campos de la vida, espirituales, políticos, militares y sociales. Por 23 años de su vida, comenzando a la edad de 40, Mahoma divulgó la recepción de revelaciones de Dios. El contenido de estas revelaciones, conocido como el Corán, era memorizado y registrado por sus compañeros. Durante este tiempo, Mahoma predicó a la gente de La Meca, implorándola para abandonar el politeísmo. Aunque algunos se convirtieron al islam, Mahoma y sus seguidores fueron perseguidos por las autoridades principales de Meca. Después de 13 años de predicación, Mahoma y los musulmanes realizaron la Hégira ("emigración") a la ciudad de Medina (conocida antes como Yathrib) en 622. Allí, con los convertidos de Medina (Ansar) y los emigrantes de La Meca (Muhayirun), Mahoma estableció su autoridad política y religiosa, uniendo a los pueblos semíticos de la región.

La Sunna, libros que contienen la compilación de la vida de Mahoma, es de gran valor para muchos musulmanes, y la creen indispensable para la interpretación del Corán. Esto es debido a que se tiene registrado dentro de ella que el mismo Mahoma les ordenó a sus compañeros que escribieran todo lo que él decía, y conforme al Corán, toman sus palabras como revelación.

De acuerdo con la tradición, Mahoma era una persona de carácter excelente, bien parecido, iletrado y un profeta para toda la humanidad. Es frecuente entre los devotos la creencia en que el hecho de que Mahoma fuera analfabeto es una señal más de que sólo pudo recibir el Corán por revelación divina, dada la complejidad del libro.

Arabia antes de Mahoma estaba escasamente poblada por habitantes de habla árabe. Algunos eran beduinos, pastores nómadas organizados por tribus. Algunos eran agricultores, que vivían en oasis en el norte, o en las áreas más fértiles y densas en el sur (en lo que se conoce ahora como Yemen y Omán). En ese tiempo, la mayoría de los árabes eran seguidores de las religiones politeístas, aunque unas pocas tribus seguían el judaísmo, el cristianismo (incluido el nestorianismo) o zoroastrianismo. La ciudad de La Meca era un centro religioso para algunos politeístas árabes norteños, ya que contenía el muro sagrado del Zamzam y un pequeño templo, la Kaaba.

Auge del califato - Representación artística de la batalla de Hattin en 1187, tras la cual Jerusalén fue recuperada por el ejército del ayubí Saladino.La historia del islam comienza en la Arabia en el siglo VII con la predicación del profeta Mahoma, seguida de la violenta conquista de los mayores Estados de la época: el imperio persa sasánida, buena parte del Imperio romano y el reino visigodo.

Omar fue sucedido por Uthman ibn Affan, otro de los primeros seguidores de Mahoma. Bajo Uthman, el Nuevo califato se vio sumido en una guerra civil a la que se le llamó la Fitna, o desorden. Muchos de los familiares y primeros seguidores de Mahoma estaban descontentos con Uthman, porque sentían que estaba favoreciendo indebidamente a sus parientes y actuando menos como un líder religioso y más parecido a un rey. Soldados rebeldes mataron a Uthman y ofrecieron el liderazgo a Ali ibn Abi Talib, el primo y yerno de Mahoma. Muchos musulmanes (en particular quienes tenían sus propios candidatos al califato) rechazaron aceptar a Ali como líder, por lo que éste pasó su breve califato luchando contra las facciones disidentes y los parientes de Uthman, los Omeyas. Ali murió a manos de un asesino jariyí, y los Omeyas reclamaron el califato. Ellos lograron retener el liderazgo de la mayoría de los musulmanes por varias generaciones, pero salvo por un breve período, nunca volvieron a gobernar sobre un imperio islámico no dividido. La fe islámica divergió también, separándose en las principales de la actualidad: los Suníes y los Chiíes.

En la historia del islam existen diversas dinastías que se disputaron los califatos o el liderazgo del islam y muchos Estados islámicos que ofrecían una mínima o ninguna obediencia al califa.

No obstante, el imperio de los califas abasíes y el de los turcos selyúcidas se contaban entre los más poderosos de su época. Después de la desastrosa derrota de los bizantinos en la batalla de Manzikert en 1071, la Europa cristiana llevó a cabo diversas Cruzadas. Tras la Primera Cruzada, los occidentales lograron capturar y gobernar por algún tiempo Jerusalén. Saladino, sin embargo, restableció la unidad islámica en el Oriente Próximo y derrotó a los chiíes fatimíes.

Entre los siglos XIV y el XVII, uno de los más poderosos imperios fue el Imperio de Malí, cuya capital era Tombuctú. Sin embargo, esta cultura estuvo profundamente pautada por la árabe (incluso en el idioma), no siendo realmente original.

En el siglo XVIII, hubo tres grandes imperios musulmanes: el otomano en Turquía, Oriente Próximo y Mediterráneo; el safaví en Irán y el mogol en la India. En el siglo XIX, estos imperios habían caído bajo la dominación del poder político y económico de Europa. Después de la Primera Guerra Mundial, el remanente del Imperio otomano fue dividido en protectorados o esferas de influencia europeas. El islam y el poder político del islam han experimentado un resurgimiento en el siglo XX, en buena medida gracias al petróleo. Sin embargo, las relaciones entre Occidente y cierto número de Estados de mayoría musulmana siguen siendo precarias cuando no tensas.

Es interesante que en el inicio del ISLAM, se encuentre escrito:

<Tú has concebido y darás a luz un hijo, [b]al que llamarás Ismael, porque el Señor ha escuchado tu aflicción. Más que un hombre,será un asno salvaje: alzará su mano contra todos y todos la alzarán contra él; y vivirá enfrentado a todos sus hermanos".>


Espero haber aclarado tus dudas.

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 52
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Linaje Cristiano.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.