Martín Lutero

Ir abajo

Martín Lutero

Mensaje  Maranatha16 el Lun Mar 19, 2012 2:26 pm


Nació en Eisleben el 10 de noviembre de 1483. Recibió una sólida educación en Mansfeld, Magdeburgo y Eisenach. En 1501, a los 17 años de edad, ingresó en la Universidad de Erfurt, donde se licenció en 1502 y doctoró en 1505. Después quiso estudiar Derecho, pero en el verano de 1505 abandonó de pronto sus estudios. En el otoño de 1506 profesó como monje y un año después se ordenó sacerdote, e ingresó en el monasterio de los agustinos de Erfurt. Con el propósito de estudiar teología para ocupar una cátedra en una de las muchas universidades alemanas regidas por los monjes, su amigo y consejero Johann von Staupitz, vicario general de los agustinos, le asignó en 1508 un curso introductorio de filosofía moral en la nueva Universidad de Wittenberg (fundada en 1502). En 1509 se licenció en teología y volvió a Erfurt, donde impartió clases y estudió (1509-1511). En noviembre de 1510 visitó Roma en representación de siete monasterios agustinos y cumplió los deberes religiosos acostumbrados para un visitante piadoso, pero la mundanidad del clero romano le indignó. Al poco tiempo de reanudar sus deberes en Erfurt, fue enviado a Wittenberg para estudiar el doctorado de teología. En 1512 se doctoró y asumió la cátedra de Teología Bíblica que conservó hasta su muerte, el 18 de febrero de 1546.

Lutero fue un predicador, profesor y administrador muy activo. Sus estudios del Nuevo Testamento para preparar sus clases le llevaron a creer que los cristianos se salvan, no por sus propios esfuerzos o méritos, sino por el don de la gracia de Dios, que ellos aceptan por la fe.

El 31 de octubre de 1517 Lutero se convirtió en controvertida figura pública al exponer en el pórtico de la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg sus 95 Tesis o proposiciones escritas en latín contra la venta de indulgencias (remisión, mediante un pago, de los castigos temporales impuestos por la comisión de los pecados) para la gran obra de los papas Julio II y León X: la construcción de la basílica de San Pedro en Roma. Al margen de cómo se hicieron públicas sus proposiciones, causaron una gran conmoción y fueron traducidas de inmediato al alemán, logrando una amplísima difusión. Lutero defendió con energía sus opiniones en debates universitarios públicos en Wittenberg y en otras ciudades, provocando una investigación por parte de la Iglesia romana que culminó con la condena de sus enseñanzas (15 de junio de 1520) y con su excomunión (1 de enero de 1521) por el papa León X. En abril de 1521 fue convocado ante el emperador Carlos V en la Dieta de Worms y se le pidió que se retractase ante las autoridades seculares y eclesiásticas allí reunidas. Se negó, asegurando que para hacerlo tendrían que refutar sus teorías con las Escrituras y la razón y que no es conveniente ir contra la conciencia. El emperador condenó a Lutero, pero el elector de Sajonia, Federico el Sabio, lo recluyó en su castillo de Wartburg, donde Lutero emprendió su traducción del Nuevo Testamento del original griego al alemán, una contribución fundamental al desarrollo de la lengua alemana. Los desórdenes provocados en Wittenberg por sus seguidores más extremistas le obligaron a volver a la ciudad, en marzo de 1521, para restablecer la paz por medio de numerosos sermones.

Para entender el sentido de las 95 tesis tenemos que tomar en cuenta la situación histórica del año de 1517 en Alemania.

  • La Iglesia Católica dominaba políticamente la mayoría de los países europeos, llegando incluso a poner y quitar reyes.


  • Los países europeos estaban formados por pequeños territorios llamados feudos, que mantenían cierta independencia entre sí. Aún el poder del emperador se encontraba limitado debido a esto. El emperador Carlos V gobernaba sobre España, Alemania y otros países europeos formando lo que se conoce como el Sacro Imperio Romano.


  • La Iglesia Católica recogía dinero a manera de impuestos. Los cargos administrativos dentro de la iglesia eran muy codiciados por lo lucrativos que eran. De manera que Papas y prelados vivían de forma libertina y holgada.


  • Entre una de las doctrinas predicadas y aceptadas por la Iglesia Católica (que en ese tiempo era la única que existía) estaba la del purgatorio.


  • Se enseñaba que el cristiano necesitaba darle a Dios una satisfacción por los pecados que cometiera para que Dios pudiera perdonarlos. De esta manera el cristiano tenía que confesar sus pecados y hacer un sacrificio que satisficiera a Dios quien entonces lo perdonaría.


  • Después se llegó a la conclusión de que si un cristiano no satisfacía sus pecados en vida lo tendría que hacer después de muerto, antes de entrar al cielo. De ahí la idea del purgatorio.


El purgatorio se convirtió en un negocio lucrativo puesto que se podían pagar misas con beneficio a algún pariente difunto para disminuirle el tiempo que tendría que pasar en el purgatorio, el cual era un lugar de tormento algo parecido al infierno pero con una estancia temporal.

Por alguna razón se empezaron a vender indulgencias. Estas eran documentos de perdón por medio del cual se podía obtener el beneficio de las misas o la veneración de las reliquias. Es decir, se podía disminuir el tiempo en el purgatorio. Las indulgencias se empezaron a ampliar hasta que salieron las indulgencias plenarias. Aquellas que perdonaban todos los pecados sin necesidad de la confesión.

En ese momento surgen las 95 tesis sobre el valor de las indulgencias en la ciudad de Wittenberg, Alemania escritas por un profesor de la universidad. Martín Lutero también monje agustino.

RESUMEN DE LAS 95 TESIS

DISPUTACIÓN ACERCA DE LA DETERMINACIÓN DEL VALOR DE LAS INDULGENCIAS

A. Las indulgencias solo tienen valor para liberar de las penas que la Iglesia a impuesto a través del Papa o sacerdotes. Estas penas solo se aplican a los vivos puesto que los muertos ya son libres de las leyes de la Iglesia.

B. El cristiano verdaderamente arrepentido tiene derecho al perdón completo aún sin cartas de indulgencias. Dios le ha concedido la libertad que nadie le puede quitar.

C. Es preferible hacer obras de caridad y suplir las necesidades de su hogar que comprar indulgencias.

D. Es doctrina humana predicar sobre el valor de las indulgencias. Lo cual es solo una forma de sacarles el dinero a los pobres.

E. Incurren en blasfemia aquellos que afirman que la Indulgencias son el inestimable don de Dios, que si San Pedro viviera hoy no podría conceder mayores gracias o que la cruz con las armas papales equivale a la cruz de Cristo.

F. ¿Porqué el Papa, cuya fortuna es mayor que la de los mas grandes ricos, no construye de su propio dinero la basílica de San Pedro, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?. ¿Porqué si el Papa puede sacar del purgatorio a las personas, no lo vacía sin pedir dinero, solamente por amor cristiano?. Se debe enseñar que si el Papa conociera los excesos de los predicadores de indulgencias preferiría vender la basílica de San Pedro o reducirla a cenizas antes que construirla con la piel y huesos de sus ovejas
avatar
Maranatha16

Cantidad de envíos : 146
Edad : 30
Localización : Panamá
Fecha de inscripción : 04/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Martín Lutero

Mensaje  Oscar Antezana el Mar Mar 20, 2012 2:58 pm

Aunque la figura de Martín Lutero es interesante por las proporciones que alcanzó su rebeldía contra única religión establecida en la mayoría de los paises de Europa, no es considerado un santo en nuestra iglesia de la que fue excomulgado, ni en ninguna otra iglesia cristiana.

Si bien es razonable entender en la actualidad su postura contra la escandalosa "venta" de indulgencias por parte de un papado corrupto, el fruto de sus creencias, ha llevado a gran parte de las iglesias protestantes a lo mismo nomás. Vale decir, el aporte económico
por parte del creyente para la salvación de sus almas. Resulta penoso ver en las actuales sectas e iglesias evangélicas la imposición de "aportes voluntarios", diezmos, fondos misionales, etc. y lo digo con conocimiento de causa porque me ha tocado verlos personalmente.

El pecado de Lutero ha sido separar la iglesia en una fracción autónoma. Si bien su pseudoreforma fue tímida en relación a la que alcanzaron Calvino y Zwinglio, el paso de demostar que se puede separar la iglesia en partidos o grupúsculos independientes y seguir siendo cristiano, es decisivo para el crecimiento del protestantismo.

Una reacción de la Iglesia contra este movimiento reformista ha sido la contrareforma, que comprenden un concilio (Trento) y la participación de grandes hombres y verdaderos santos como San Ignacio de Loyola, San francisco Javier, San Juan Bautista de La Salle y otros.

Lutero tradujo la Biblia pero no eliminó los libros deuterocanónicos, aunque siempre fue una piedra en su zapato el segundo libro de los Macabeos en el que se exoplica porqué orara por quienes han muerto y va contra sus creencias contrarias al purgatorio. En la iglesia Luterana se reza el Credo, el Padrenuestro y su postura con relación a la Virgen María no fue violenta como lo es en la actualidad en muchas sectas.

Martín Lutero, dijo entre otras cosas:

María es la Madre de Jesús y Madre de todos nosotros aunque Cristo solamente fue quien reposó en su regazo... Si Él es nuestro, debieramos estar en su lugar; ya que donde Él está debemos estar también nosotros y todo lo que Él tiene debe ser nuestro, y su madre es también nuestra madre. Sermón, Navidad, 1529

(Ella es) la mujer más encumbrada y la joya más noble de la cristiandad después de Cristo... ella es la nobleza, sabiduría y santidad personificadas. Nunca podremos honrarla lo suficiente. Aún cuando ese honor y alabanza debe serle dado en un modo que no falte a Cristo ni a las Escrituras.Sermón, Navidad 1531

Sobre la Maternidad Divina dijo:

... ella con justicia es llamada no solo madre del hombre, sino también la Madre de Dios... es cierto que María es la Madre del real y verdadero Dios". Sermón sobre Jn 14.16: Luther‘s Works (St. Louis, ed. Jaroslav, Pelican, Concordia. vol. 24. p. 107)

Sobre la Inmaculada Concepción opinó:

Es dulce y piadoso creer que la infusión del alma de María se efectuó sin pecado original, de modo que en la mismísima infusión de su alma ella fue también purificada del pecado original y adornada con los dones de Dios, recibiendo un alma pura infundida por Dios; de modo que, desde el primer momento que ella comenzó a vivir fue libre de todo pecado. Sermón: "Sobre el día de la Concepción de la Madre de Dios", 1527.

Y sobre la virginidad perpetua de María:

Cristo... fue el único Hijo de María, y la Virgen María no tuvo otros hijos aparte de Él... Me inclino a aceptar a quienes declaran que los "hermanos" realmente significan "primos" aquí ya que el escritor sagrado y los judíos en general siempre llamaban hermanos a los primos. Luther‘s Works, eds. Jaroslav Pelikan (vols. 1-30) & Helmut T. Lehmann (vols. 31-55), St. Louis: Concordia Pub. House (vols. 1-30); Philadelphia: Fortress Press (vols. 31-55), 1955, v.22:23 , v.22:214-15 / Sermons on John, chaps. 1-4 (1539)

No obstante, pienso amigo Maranatha16 que incluir a Lutero en una lista de santos no es apropiado porque los frutos de su obra no reflejan la unidad de la iglesia ni de los cristianos. Lutero por sus excesos ha sido excomulgado. El protestantismo, que si bien ha provocado un fuerte giro de timón en la iglesia no puede ser obra de unb santo. Piensa en San Francisco de Asís que viendo fallas en la Iglesia consiguió su transformación por medio del amor y una vida ejemplar.

Tampoco es cierto que la iglesia católica fuera la única en ese momento. También existían las iglesias Ortodoxa y Copta por nombrar sólo unas.

Que Jesús nos acompañe siempre y no permita que sigamos destrozando su iglesia ni confundiendo a los "pequeños" en la fe.
avatar
Oscar Antezana

Cantidad de envíos : 429
Edad : 46
Localización : Oruro - Bolivia
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Martín Lutero

Mensaje  Damián el Vie Mayo 04, 2012 6:02 pm

Bueno, hace falta algunos datos y otros no son exactos:

Realmente, desde pequeño dio indicios de estar en contra de cualquier AUTORIDAD.

En 1501, a los 17 años, Lutero ingresó en la Universidad de Érfurt, donde tocaba el laúd y recibió el apodo de El filósofo. El joven estudiante recibió el grado de bachiller en 1502 y una maestría en 1505, como el segundo de 17 candidatos.2 Siguiendo los deseos de su padre, se inscribió en la Facultad de Derecho de esta universidad. Pero todo cambió durante una tormenta eléctrica en 1505. Un rayo cayó cerca de él mientras se encontraba de regreso de una visita a la casa de sus padres. Aterrorizado, gritó: «¡Ayuda Santa Ana! ¡Me haré monje!». Salió con vida y abandonó la carrera de Derecho, vendió sus libros con excepción de los de Virgilio y entró en el monasterio agustino de Erfurt el 17 de julio de 1505. Varios críticos indican que esta leyenda la inventó Lutero porque no deseaba seguir la carrera de Derecho.

Es interesante que se le atribuye la "traducción al Aleman" de la biblia; sin embargo, La primera traducción completa al alemán, inclusive el Antiguo Testamento, se publicó en 1534 en seis tomos y fue producto del esfuerzo común de Lutero, Johannes Bugenhagen, Justus Jonas, Caspar Creuziger, Philipp Melanchthon, Matthäus Aurogallus y George Rörer. Lutero continuó refinando su traducción durante el resto de su vida, trabajo que fue tomado como referencia para la edición de 1546, el año de su muerte.

Es interesante que pocos conocen los pensamientos de Lutero sobre algunos libros de la Biblia: Lutero tenía una mala percepción de los libros de Ester, Hebreos, Santiago, Judas y del Apocalipsis. Llamaba a la epístola de Santiago una "epístola de paja", encontrando que era muy poco lo que apuntaba a Cristo y su obra salvadora. También tenía duras palabras para el Apocalipsis, del que decía que no podía "de ninguna forma detectar que el Espíritu Santo lo haya producido".

También es interesante que la "doctrina" de "sola scriptura" que se le atribuye, no fue tal doctrina, y no fue "invento" de él; fue un slogan realizado por Ulrico Zuinglio.

Es interesante que son muy pocas las personas conocen su verdadera biografía, por ejemplo, el propio fundador de la "Reforma", Martín Lutero, fue el que "más se lamentó," a medida que él revisaba los daños que había causado su rebelión contra la autoridad. Sus escritos muestran que él lamentaba su acción, cuando escribió las siguientes observaciones: "Este no quiere oír de Bautismo, y aquel niega el sacramento, otro pone un mundo entre este y el último día. Algunos enseñan que Cristo no es Dios, algunos dicen esto, otros dicen eso; hay tantas sectas y credos como hay cabezas. Nunca un campesino es tan grosero como cuando tiene sueños y fantasías, él se considera inspirado por el Espíritu Santo y que debe ser un profeta." De Wette III, 51 citado en el libro de O´Hare [Los Hechos sobre Lutero], p. 208.

“Los nobles, los citadinos, los campesinos, todos entienden el Evangelio mejor que San Pablo y yo; ellos ahora son sabios y se consideran más conocedores que todos los ministros." Walch XIV, 1360 citado en el libro de O´Hare, ibid, p. 209. "Nosotros aceptamos, tal y como debemos, que mucho de lo que ellos (la Iglesia Católica) dicen es verdad: que el papado tiene la palabra de Dios y la autoridad de los apóstoles, y que hemos recibido las Santas Escrituras, el Bautismo, los Sacramentos y el púlpito de ellos.

¿ Qué sabríamos de esto si no fuera por ellos?. El Sermón sobre el Evangelio de San Juan, Caps. 14 - 16 (1537), en el vol. 24 de el libro [Los Trabajos de Lutero], San Luis, Misuri: Concordia, 1961, p. 304.

¿Y que decir de la última obra de su vida?... una obra tan nefasta que muchos creen que Adolfo Hitler se basó en ella para alimentar su odio a los Judios; Las opiniones de Lutero sobre los judíos han sido descritas como antisemitismo racial o religioso o como antijudaísmo. En los inicios de su carrera pensaba que los judíos no habían creído en Jesús a causa de los errores de los cristianos y de la proclamación de lo que para él era un evangelio impuro. Sugería que responderían favorablemente al mensaje evangélico si se les presentaba de la forma adecuada. Cuando descubrió que no era así, atacó con furia a los judíos.
En su Von den Juden und ihren Lügen (Sobre los judíos y sus mentiras), publicado en 1543, escribió que debían realizarse contra los judíos acciones como quemar las sinagogas, destruir sus libros de oración, prohibir predicar a los rabinos, «aplastar y destruir» sus casas, incautarse de sus propiedades, confiscar su dinero y obligar a esos «gusanos venenosos» a realizar trabajos forzados o expulsarlos «para siempre». Según la opinión del Dr. Robert Michael, parece que Lutero también aprobaba el asesinato de judíos.
Para el historiador británico Paul Johnson, Sobre los judíos y sus mentiras es el «primer trabajo del antisemitismo moderno y un paso de gigante en el camino hacia el holocausto». Cuatro siglos después de haber sido escritos, los nazis citaron los ensayos de Lutero para justificar la Solución Final. Algunos estudiosos han atribuido la Solución Final nazi directamente a Martín Lutero. Sin embargo, otros refutan este punto de vista.
Desde la década de 1980, los grupos y organizaciones de la Iglesia luterana han condenado estos escritos, aunque no consideran que Lutero fuese antisemita.

Interesante, muy interesante la informacion de la Vida del Padre de la Reforma. ¿Será cierto que quiso regresar a la Iglesia Católica?...

Saludos,
avatar
Damián

Cantidad de envíos : 700
Edad : 53
Localización : Guatemala
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Martín Lutero

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.